La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 12:36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 36 Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Estas cosas habló Jesús, y al apartarse, se escondió de ellos.4 [La Luz (Cristo) es dada a todo hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al morar en la Luz y obedecer la Luz, reciban salvación para llegar a ser hijos de la luz, hijos de Dios. Creer en la luz es aceptar lo que ésta le muestra por medio de la revelación como verdad, y entonces guardar y obedecer sus enseñanzas; esto es creer en Jesús porque Jesús es esa luz. Si usted no guarda ni obedece las palabras que usted le oye a Cristo decirle, aquellas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. La Luz (Cristo) es dada a cada hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al permanecer en la Luz y obedecer la Luz, el hombre recibe salvación para llegar a ser un hijo de la luz, un hijo de Dios. Porque Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas. 1 Juan 1:5. Por lo tanto al hombre se le da una pequeña medida de luz para que él pueda creer lo que ella le muestra, aquello de lo cual lo convence — mientras el hombre está vivo en la tierra. Si el hombre es totalmente obediente a la luz, él llega a ser un hijo de Dios, un hijo de la luz. Pero si él odia la luz porque lo reprende de su estilo de vida y comportamiento egoísta, entonces él muere en sus pecados; y cuando el hombre muere mientras todavía está pecando, Cristo, la luz, sale de él, dejando al hombre en completa oscuridad, lo cual es el infierno. Entonces la medida de la luz que el hombre tiene es dada a otro que mejoró su talento mientras todavía estaba vivo. El resultado: eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder. 2 Tes 1:9; el hombre es separado de la vida, el poder, y la gloria de Dios, y mora en completa oscuridad.

Por lo tanto, oh hombre, cree (acepta la reprensión y las convicciones) en la luz, mientras tienes la luz porque perder la luz es ser echado hacia la oscuridad donde será el lloro y el crujir de dientes. En la vida del hombre, la luz razona con nosotros anónimamente para que nos separemos del mal y hagamos el bien. En nuestro egoísmo, la ignoramos; pero cuando morimos, veremos cada intento que nos es mostrado otra vez ante nuestra vista, y reconoceremos que escogimos voluntariamente ignorar el consejo de Dios.

Estas cosas habló Jesús, y al apartarse, se escondió de ellos. Él se escondió de ellos como una alegoría de cómo él se esconderá de nosotros si morimos pecando, para mostrarnos cómo será cuando no tengamos la luz, la cual no creímos.

Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán temprano y diligentemente y no me hallarán,
por cuanto aborrecieron el conocimiento y no escogieron el temor de Jehovah.
No quisieron mi consejo y menospreciaron toda reprensión mía.
Entonces comerán del fruto de su camino y se saciarán de sus propios deseos.
Porque el descarrío [de mi consejo] de los ignorantes los matará, y la dejadez descuidada de los necios los destruirá. Prov 1:28-32

De la Palabra del Señor en el interior: "Cuando la luz se vaya, tú tendrás pánico; todos los impíos tendrán pánico." La gran mayoría de las personas ni siquiera saben que tienen la luz en su interior, y no aprecian hasta qué punto la luz es un consuelo para ellos en su vida; pero cuando ellos la pierdan, se darán cuenta qué tan parte tan esencial de su bienestar era la luz en su vida.

De la Palabra del Señor en el interior: "Hagan caso a la luz para que puedan ser hijos de la luz."

Note la infinita diferencia entre: creer que hay una luz, comparado con hacer caso (notar, creer, y obedecer) lo que la luz le muestre.

De la misma manera, hay una infinita diferencia entre creer que Jesús es el Hijo de Dios, comparado con creer y obedecer lo que usted le oye a Jesús, el Hijo de Dios, decirle o mostrarle. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú eres un hijo cuando Jesús aparece en tu corazón para guiarte."

Y por lo tanto nosotros podemos ver cómo un cambio sutil en la interpretación creó un infinito abismo de apostasía entre el camino ancho la cristiandad comparado con el camino angosto del verdadero cristianismo. Pero los hombres se apresuran a aceptar este error doctrinal, ignorando los muchos versículos que les requieren que tomen la cruz, abandonen todo, pierdan su vida, se arrepientan, sean limpiados, sean puros como Él es puro, sean santos como Él es santo, sean perfectos como el Padre es perfecto, sean justos como Jesús fue justo, sean misericordiosos como Él es misericordioso, caminen en el mismo camino que Él caminó, estén en este mundo presente como Él estuvo, y sean liberados de todo pecado; porque ellos amaron su vida y no quisieron dejar sus caminos egoístas e impíos de la carne.

_______________________________________