La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 3:16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo [cada hombre], que ha dado a su Hijo unigénito [a cada hombre], para que todo aquel que en él cree [depende, confía, obedece] no se pierda, mas tenga vida eterna.2 [No es suficiente creer que Jesús es el Hijo de Dios; aún los demonios creen que Jesús es el Hijo del Altísimo, y tiemblan. Usted debe creer lo que Jesús, la luz y la palabra dentro de su corazón, le muestra y le dice; creer lo que Él dice y lo que Él le muestra es creer en Jesús. Cristo es la luz dada a cada hombre para que pueda creer. Juan 1:1-4,7,9. Creer es creer lo que usted le oye a Él hablarle; creer lo suficiente como para hacer caso y obedecer a Jesús, quien es la Palabra de Dios y la luz de la Palabra en el corazón de cada hombre que lo reprende anónimamente (y a cada hombre) de pecado. Como los versículos acompañantes a continuación (19,20,21) dicen: "Y ésta es la condenación, que la luz ha venido al mundo (cada hombre), pero los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que practica lo malo [pecado] aborrece la luz [por lo tanto aborrece a Cristo, quien es la luz], y no viene a la luz, por temor de que sus obras sean expuestas y reprendidas. Pero el que hace la verdad viene a la luz para que se muestre que sus obras son producidas [efectuadas, formadas, provocadas, vigorizadas] por medio de Dios." Tener vida eterna es haber perdido su vida carnal, habiendo persistentemente creído y obedecido los mandatos que Jesús le ha hablado a usted, para que usted entre en unión con Él, para entonces obedecer las obras que él ordena para la gloria de él y para el gozo de usted.]

Juan 6:29

Mostrar el Capítulo y las notas   

 29 Respondió Jesús y les dijo: --Ésta es la obra de Dios: que creáis [dependan, confíen, obedezcan] en aquel que él ha enviado.1 [Los guías ciegos del cristianismo señalan estos versículos y dicen: "¿Ven? las obras no son necesarias para la salvación; todo lo que tienes que hacer es creer". Sin embargo, solo creer que Jesús es el hijo de Dios no es obrar, ni incluso hacer un pequeño esfuerzo. Jesús nos advirtió que debemos "esforzarnos" (que es trabajar duro), "Esforzaos a entrar por la puerta angosta, porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán". Lucas 13:24. Jesús quería que ellos y nosotros creamos y actuemos en obediencia a lo que él dijo: si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente, Lucas 13:3,5; no peques más, Juan 8:11,5:14; Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Mateo 16:24; Porque el que quiera salvar su vida la perderá, y el que pierda su vida por causa de mí la hallará. Mateo 16:25; Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:33; Sed misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. Lucas 6:36; Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Mateo 5:48, etc. Haga clic aquí para ver una lista completa de sus mandatos. De la Palabra del Señor en el interior: "Jesús no murió para que tú puedas continuar pecando. No es suficiente creer en Jesús; nosotros debemos creer lo que Él dice y después hacerlo. ¿Usted está de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Dios es justo más allá de cualquier medida. Escucha mi voz, y yo seré tu pastor".

Si lo único que alguien debe hacer para tener vida eterna y salvación es creer que Jesús es el hijo de Dios, entonces sus discípulos lo habrían dejado e se hubieran ido a sus casas mucho antes de los tres años que pasaron con él día y noche, durmiendo en el suelo; sabían que él era el Hijo de Dios, pero Pedro dijo que la vida eterna viene al escuchar sus palabras: "Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Santo de Dios". Juan 6:68. No tiene sentido pensar que todo lo que uno tiene que hacer es creer que Jesús es el hijo de Dios. Eso es ignorar que cada hombre debe diariamente negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguir (obedecer) a Jesús; eso es ignorar que uno debe perder su vida para salvarla; eso es ignorar todas las escrituras que especifican las exclusiones, requisitos y condiciones calificativas de la salvación; eso es ignorar que cada hombre será juzgado por sus obras y palabras. Aún los demonios creen que Jesús es el Hijo del Altísimo, y tiemblan por temor de su destino final.]

Juan 1:7,9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen en ella [la Luz, Cristo].4 [Juan vino a dar testimonio de la Luz (la Luz de la Palabra), para que todos los hombres pudieran creer lo que la luz revela que es verdad y así sean salvos — esto es creer en Jesús. De la Palabra del Señor en el interior: "Hagan caso a la luz, lo cual es consentir con la verdad." Jesús nos dice: "creed en la luz, para que seáis hijos de luz." Juan 12:36. Esta Luz había sido profetizada como el nuevo pacto de Dios con la salvación hasta los confines de la tierra, tanto a los judíos como a los gentiles. Isa 42:6,49:6. La luz de la vida, que Dios ha escondido en el corazón, es el nuevo pacto; aquel que quiere entrar en el nuevo pacto, hay que creer y obedecer la luz que es Cristo.]

 9 Aquél era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo.5 [Todos los hombres tienen una pequeña medida de la luz (Cristo) que les es dada para que puedan creer las convicciones anónimas de la luz de que nuestros malos caminos son verdaderos y eventualmente puedan ser salvos; porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos, y por lo tanto Él le da a todos los hombres una oportunidad igual de que sean salvos con suficiente luz para guiarlos. Si nosotros hacemos caso persistentemente a la luz y la palabra en nuestros corazones que nos reprende, entonces nosotros recibimos más de su Espíritu, eventualmente somos liberados de todo pecado y vemos a Jesús trayéndonos nuestra salvación y vida eterna. Con un hambre por justicia nosotros buscamos a Dios al exponernos a nosotros mismos a sus otros mandamientos y enseñanzas al esperarle a él en humilde silencio a medida que escuchamos y velamos.]

Juan 12:36,3:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 36 Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Estas cosas habló Jesús, y al apartarse, se escondió de ellos.4 [La Luz (Cristo) es dada a todo hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al morar en la Luz y obedecer la Luz, reciban salvación para llegar a ser hijos de la luz, hijos de Dios. Creer en la luz es aceptar lo que ésta le muestra por medio de la revelación como verdad, y entonces guardar y obedecer sus enseñanzas; esto es creer en Jesús porque Jesús es esa luz. Si usted no guarda ni obedece las palabras que usted le oye a Cristo decirle, aquellas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 Pero el que hace la verdad viene a la luz para que se muestre que sus obras son producidas [formadas y impulsadas] por medio de Dios. [Aquellos que han estado experimentando la eliminación del pecado de sus corazones realizada por el Espíritu, aman la luz y ansiosamente vienen a la luz para que el pecado sea destruído aún más. Aquellos que han sido liberados del pecado, vienen ansiosamente a la luz para ser dirigidos por Dios a realizar obras de amor, para obtener gozo y para la gloria de Dios: Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obras. Efe 2:10. El hombre viene a la luz al esperar a Dios en silencio, velando y escuchando con la esperanza de un cambio por medio de Jesús. Aquellos que vienen a la luz, aman a Cristo, como es puesto en evidencia por la obediencia a la verdad de lo que la Luz y la Palabra les revela; y ellos llegan a ver más luz, la cual los guía en todas sus palabras y acciones.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.