La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 14:12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 ¡Aquí está la perseverancia de los santos, quienes guardan los mandatos de Dios y la fe de Jesús!"3

Mateo 28:20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 20 y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo."2 Amén. [De modo que sus verdaderos discípulos deben enseñarnos a todos a observar todos sus mandatos; pero la cristiandad ignora todos sus mandatos. Los discípulos ya no están vivos sobre la tierra esperando el fin del mundo; esta declaración no tiene sentido, a menos que usted se de cuenta que el fin del mundo es una experiencia personal — como lo fue para los discípulos — porque ellos vieron el fin del mundo. Cuando usted ha sido crucificado, y el mundo ha crucificado a usted, Gál 6:14, el mundo termina a medida que usted entra en una dimensión diferente y paralela, el reino de Dios que está dentro y alrededor de nosotros. El mundo pasa de nuestra vista cuando entramos en el reino.]

Juan 14:15,14:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 Si me amáis, obedece mis mandatos. [Obedecer los mandatos que usted le oye hablar desde el interior de su corazón; las palabras que él le habla a usted desde el interior de su corazón imparten la vida de Dios. Juan 6:63. Para oírle, usted debe esperar, escuchar, y velar; entonces obedecer lo que él le mande hacer — si usted le ama.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 El que tiene mis mandatos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.4 [Obedecer los mandatos que usted le oye hablarle desde el interior de su corazón, y las palabras que él le habla a usted desde el interior de su corazón imparten la vida de Dios, Juan 6:63; esa vida de Dios, Cristo, crece dentro de usted, a medida que sus palabras son implantadas en su corazón, hasta que usted llega a ser puro y ve a Dios en el rostro de Cristo Jesús. Mat 5:8, 2 Cor 4:6.]

Juan 15:10,8:55,8:51

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Si guardáis mis mandatos [los mandatos que usted le oye a él hablarle desde el interior de su corazón], , permaneceréis en mi amor;3 como yo también he guardado los mandatos de mi Padre [que Jesús oyó que se le hablaron a él], y permanezco en su amor.

Mostrar el Capítulo y las notas   

 55 Y vosotros no le conocéis. Pero yo sí le conozco. Si digo que no le conozco, seré mentiroso como vosotros. Pero le conozco y guardo [obedezco] su palabra [y mandatos].

Mostrar el Capítulo y las notas   

 51 De cierto, de cierto os digo que si alguno guarda [recuerda y obedece] mi palabra [y mandatos], nunca verá la muerte para siempre.

1 Juan 2:3-4,3:22,24,5:2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 En esto sabemos que nosotros le hemos conocido: en que guardamos [obedecemos] sus mandatos. [Los mandamientos que oímos a medida que Él nos habla a nosotros desde el interior de nuestro corazón; esa es la palabra de fe que los apóstoles predicaron.]

 4 El que dice: "Yo le conozco" y no guarda sus mandatos es mentiroso, y la verdad no está en él.

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 y cualquier cosa que pidamos, la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de él.

 24 Y el que guarda sus mandamientos permanece en Dios, y Dios en él. Y por esto sabemos que él permanece en nosotros: por el Espíritu que nos ha dado.

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 En esto sabemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios y guardamos sus mandatos.

Romanos 7:9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 Por yo estaba vivo aparte de la ley una vez; pero cuando el mandamiento vino, el pecado revivió; y yo morí.4 [Pablo (cuando todavía es judío) había estado observando estrictamente la ley de Moisés; pero entonces Pablo comenzó a oír más mandatos de parte del Espíritu que estaban adaptados a las circunstancias de su vida. Estos nuevos mandamientos hicieron que él se diera cuenta que el pecado todavía estaba vivo en su cuerpo; el pecado había revivido. Entonces la persona muere y llega a estar muerta a la ley al oír los muchos mandatos del Espíritu que restringe la mente, las palabras y las acciones carnales; y si esos mandatos hablados son escuchados y obedecidos, uno gradualmente pierde su vida carnal, muriendo diariamente, hasta que su voluntad y mente carnal sean crucificadas, (muertas). Cristo entonces es revelado en el cuerpo. El Señor condena el pecado en su corazón al revelárselo a usted y mandándole a arrepentirse, (vino el mandamiento); el pecado de lo cual usted ni siquiera está consciente (el pecado revivió); cuando usted reconoce que las revelaciones de Él son verdad, usted obedece sus mandatos; por gracia Él entonces quita de su corazón incluso el deseo por ese pecado. Este proceso es repetido, primero con sus acciones, después con sus palabras, y después sus pensamientos; hasta que usted ha crucificado su mente carnal y su naturaleza pecaminosa, (morí). Ahora usted está libre de la ley, caminando bajo el dominio total del Señor sobre sus pensamientos, palabras, y acciones. (A través de la ley, morí a la ley.)]

De la Palabra del Señor en el interior: "No hay leyes cuando se está bajo el control completo del espíritu; uno camina en amor en obediencia de la manera que el Señor se lo ordena — uno no camina en la carne restringida."

1 Corintios 7:19,14:37

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 La circuncisión no es nada, y la incircuncisión no es nada; más bien, lo que vale es guardar los mandamientos [oídos desde el interior del corazón] de Dios.

Mostrar el Capítulo y las notas   

 37 Si alguien cree ser profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo es mandamiento.5

1 Tesalonicenses 4:2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 Ya sabéis cuáles son las instrucciones que os dimos de parte del Señor Jesús.

Hechos 1:2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandatos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.