La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 11:4

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos a todos los que nos ofenden. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal." [A menos que usted deje el enojo, el odio, y el resentimiento, nunca será perdonado. Si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. Tentación: Dios nunca permitirá que nos venga una tentación más grande de lo que podamos soportar; pero él definitivamente permite que nos vengan tentaciones para que podamos ser más fuertes y resistirlas, o al caer en ellas sufrimos el dolor del pecado, lo cual motiva nuestra superación. El mal: El mal al que se refiere esta oración es el mal que está en el corazón de cada persona, su propio mal: egoísmo, orgullo, codicia, pensamientos y palabras profanas, lujuria, inmoralidad sexual, ira, avaricia, mentira, engaño, borrachera, robo, etc. Jesús es el salvador, el liberador, el redentor — quien lo libera del pecado y del mal que está en su corazón, que lo ha contaminado. Jesús, si usted persiste hasta el final, lo liberará del poder de las tinieblas, y lo trasladará al reino mientras usted está en la tierra todavía. Col 1:13, Juan 14:3,17;24, Efe 2:5-6.]

Mateo 6:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.2 Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria por todos los siglos. Amén. For yours is the kingdom, and the power, and the glory, forever. Amen. [Tentación: Dios nunca permitirá que nos venga una tentación más grande de lo que podamos soportar; pero él definitivamente permite que nos vengan tentaciones para que podamos ser más fuertes y resistirlas, o al caer en ellas sufrimos el dolor del pecado, lo cual motiva nuestra superación. El mal: El mal al que se refiere esta oración es el mal que está en el corazón de cada persona, su propio mal: egoísmo, orgullo, codicia, pensamientos y palabras profanas, lujuria, inmoralidad sexual, ira, avaricia, mentira, engaño, borrachera, robo, etc. Jesús es el salvador, el liberador, el redentor — quien lo libera del pecado y del mal que está en su corazón, que lo ha contaminado. Jesús, si usted persiste hasta el final, lo liberará del poder de las tinieblas, y lo trasladará al reino mientras usted está en la tierra todavía. Col 1:13, Juan 14:3,17;24, Efe 2:5-6. Cualquier cosa que el hombre pueda hacer es porque él fue creado con habilidades específicas; toda la gloria es para Dios, el creador. Es imposible que un ser creado reclame la gloria. Cualquier gloria que tenga un ser creado es sólo imaginada y reclamada como una mentira. Toda la gloria le pertenece a Dios, quien creó todo.]

Colosenses 1:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado,1 [donde usted es resucitado junto con Cristo para sentarse con él en el cielo. Vea la nota más abajo para leer el relato de Jorge Fox de su traslación hacia el reino con la justicia de Dios, la paz del silencio con una seguridad innegable, y gozo inexpresable. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

Lucas 4:18

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres [en Espíritu]; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón [que lloran por causa de su esclavitud al pecado], a proclamar libertad a los cautivos [del pecado] y restablecimiento de la vista a los ciegos [espirituales], para liberar aquellos que están oprimidos [esclavos del pecado]2 [El evangelio es el ministerio del Espíritu para liberarlo completamente del pecado, a medida que usted se arrepiente de sus viejos caminos de egoísmo en la cruz interna de la negación propia; para ser lavado, limpiado, y purificado; para entonces ser trasladado al reino de Cristo; y después vivir en unión con Cristo y con Dios, en la tierra y para siempre. ]

Romanos 11:26

Mostrar el Capítulo y las notas   

 26 Y así todo Israel será salvo1, como está escrito: Vendrá de Sion el libertador; quitará de Jacob la impiedad.

Lucas 1:74

Mostrar el Capítulo y las notas   

 74 para concedernos que, una vez rescatados de las manos de los enemigos, le sirvamos sin temor, [Nuestros enemigos son lujuria, orgullo, envidia, ira, odio, inmoralidad sexual, deshonestidad, obscenidad, insensatez, fiestas, pensamientos impíos, etc. El cristianismo incorrectamente quiere hacerle creer que Jesús vino a liberarlo de la culpa por sus pecados, lo cual hace que Jesús sea un promotor de pecados. Sus sentimientos de culpa por el pecado vienen del Espíritu de Dios dentro de cada hombre y debería ser un motivador de cambio, no de continuar pecando, lo cual es el camino ancho hacia la destrucción. La única manera en que usted puede estar en la presencia de Dios sin temor es ser totalmente cambiado para ser puro y santo, lo cual sólo ocurre cuando Dios destruye todo pecado dentro de usted al llevar la cruz interna de la negación propia; entonces usted estará caminando en el mismo camino que Jesús caminó y en el mundo como Jesús estuvo en el mundo con perfección, pureza, y santidad.]

Romanos 7:24,25

Mostrar el Capítulo y las notas   

 24 ¡Miserable hombre de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? [Pablo está reflejando en cuán desesperado él estaba antes que él fuera liberado del pecado por el Señor. Entonces, en la siguiente frase, él dice que iba a ser liberado por Dios por medio de Jesucristo; ser liberado es en realidad ser liberado de todo pecado, no ser liberado de la culpa del pecado.]

 25 ¡Doy gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor! Así que yo mismo con la mente servía a la ley de Dios; pero con la carne, a la ley del pecado. [¿Entonces nos quedamos sentados, cautivos del pecado; o vamos a aquel que me librará del cuerpo de muerte? Pablo no permaneció en esta condición por la cual él describe que pasó, por la cual todos debemos pasar para encontrar la salvación. Con esperanza en la promesa del evangelio, a medida que vamos a Dios para recibir su corazón y su gracia que purifica el alma, por medio de la cruz interna de la negación propia, para ser liberados del pecado, y después recibir a Jesús resucitado en nosotros para que sea nuestro Señor que gobierna nuestros pensamientos, palabras, y accioneslibres del pecado. Como dijo Pablo: Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis, Rom 8:13; por medio el arrepentimiento en la cruz, hacemos morir las obras del cuerpo que son de la vida terrenal: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos de la carne, y la codicia, que es idolatría. Col 3:5. Hasta que usted finalmente llega al estado final de Pablo: Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Gal 2:20.

De la Palabra del Señor en el interior: "Claramente las escrituras muestran que Pablo era un hombre perfecto."

El fin de esta dramática narrativa se encuentra en los siguientes dos versículos, (versículos 1 y 2 del capítulo 8), donde Pablo declara: "Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu, porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte." Rom 8:1-2. Pablo era libre del pecado, y ya no caminaba en la carne restringida; él estaba caminando en el Espíritu: obediencia a las indicaciones dadas por Dios con sus palabras para hablar y sus acciones para realizar. Cuando Jesús es su verdadero Señor y Maestro, realmente guiando sus pensamientos, palabras, y acciones, entonces el pecado es imposible.]

Romanos 8:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 de que aun la creación misma será librada de la esclavitud de la corrupción, para entrar a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.