La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Efesios 2:2-3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, conforme a la corriente de este mundo y al príncipe de la potestad del aire [Satanás], que es el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia. [Hasta que usted sea obedientemente guiado por el Espíritu de Cristo en todos sus pensamientos, palabras, y acciones, usted es un hijo de la desobediencia: un descendiente de Adán, el hombre caído y desobediente; y a menos que usted haya crucificado ese espíritu satánico y egoísta dentro de usted, usted está caminando de acuerdo a la dirección de Satanás, lo cual es caminar en lujuria, satisfaciendo los deseos de su carne y los pensamientos de su mente carnal.]

 3 En tiempos pasados todos nosotros tuvimos nuestra conducta entre ellos en la lujuria de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y los pensamientos de nuestra mente; y por naturaleza éramos hijos de ira y el objeto de su indignación, como el resto de la humanidad.1 [¡Tome nota! Toda la humanidad camina en deseos pecaminosos, de acuerdo a los deseos de su carne y los pensamientos de su mente, la cual está bajo la guía de Satanás. Sin embargo, Pablo le está hablando a los creyentes crucificados, quienes ya no están controlados por los deseos de su carne; quienes ya no piensan sus propios pensamientos, cuya naturaleza pecaminosa ha sido destruída, incluyendo su mente carnal, remplazada por la mente de Cristo.]

Lucas 9:23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 23 Decía entonces a todos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. [Seguir es ser guiado por el Espíritu. Para ser guiado, usted debe sentarse persistente y pacientemente en humilde silencio para esperar al Señor, a medida que oye esperando que sus palabras dentro de su corazón le hablen a usted; entonces usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a los comandos hablados del Señor que usted oye, (la voluntad de Dios, no tu voluntad); esta es la cruz interna de la negación propia. Primero, Él lo guiará para sacarlo de la oscuridad a un estado sin pecado; para entonces guiar sus pensamientos, palabras, y obras; y estas obras muestran su gloria y amor al mundo.]

Gálatas 5:17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 17 Porque la carne desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu lo que es contrario a la carne. Ambos se oponen mutuamente, así usted no puede hacer las cosas que desea hacer. [La carne, con sus deseos y orgullo, combate contra su alma, el Espíritu de Dios, y la ley interna de Dios en su corazón. Esta guerra debe ser ganada por usted para obtener victoria, para vencer el pecado, el mundo, y el diablo — para que usted alcance libertad del pecado y salvación. Esto sólo puede ocurrir si usted no hace las cosas que desea hacer; usted debe crucificar su lujuria y deseos carnales para después ser guiado por Dios en pensamientos, palabras, y acciones. Usted debe ser guiado por el Espíritu, siguiéndolo a Él, lo cual es hacer Su voluntad, no la de usted; el hombre de la carne, su mente carnal y su voluntad, deben morir en la cruz interna de la negación propia.]

Tito 2:11-12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 [La gracia, (el Espíritu, la Luz), es dada a todo hombre para que pueda hacer caso a su aparición suave y anónima y el llamado al arrepentimiento de sus malos caminos, porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos.]

     Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres,[Para obener acceso a la gracia, uno debe esperar a Dios, escuchar, velar, y obedecer lo que uno oye. Por gracia por medio de la fe interna el Espíritu nos encarga que neguemos la impiedad y los deseos, enseñándonos cómo vivir justa y piadosamente en este mundo. A medida que oímos, la gracia entonces quita los pecados de nuestro corazón. La salvación es llevada a aquellos que le hacen caso y le obedecen a medida que le esperan persistente y obedientemente. Heb 5:9, 9:28.]

 12 enseñándonos a negar la impiedad y los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa y piadosamente en este mundo presente, [La gracia está en el corazón de cada hombre, esperando a que él vaya hacia su interior para ser enseñado y cambiado, para que llegue a ser justo, puro, y santo. Un "creyente" que muere mientras todavía está pecando está contaminado y es expulsado del cielo; la gracia no es una exucsa para pasar por alto el juicio o el infierno; todo hombre es juzgado por sus palabras y sus obras.]

1 Pedro 4:2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino [vivir] a la voluntad de Dios.1

Mateo 7:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 "No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.9 [Para hacer la voluntad de Dios, usted debe dejar de satisfacer sus propios deseos; usted no puede hacer las cosas que usted desea. Para conocer la voluntad del Padre, usted debe oírle a medida que él le enseña con mandamientos adaptados a las circunstancias de su vida. Para oírle a Él usted debe esperar en humilde silencio mientras escucha y vela; entonces usted debe obedecer lo que Él le mande a hacer. Obedecer los primeros mandatos que usted oiga requerirá su arrepentimiento. Ese es el comienzo de hacer su voluntad. Usted debe progresar hasta que sea totalmente guiado por Él: sólo pensar los pensamientos que Él provee, sólo hablar las palabras que Él le dice que hable, y sólo hacer lo que Él manda; entonces sus palabras y acciones muestran el amor de Dios al mundo y le dan gloria a Dios.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.