La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 14:33

Mostrar el Capítulo y las notas   

 33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo.6 [Todo aquel que deja casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o campos por causa de mi nombre, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna, Mat 19:29. Cuando usted se niega a sí mismo continuamente y obedece los mandatos del Señor, eventualmente perderá su vida orgullosa, y salvará así su alma para vivir la Vida en unión con Dios.]

Lucas 14:27

Mostrar el Capítulo y las notas   

 27 Y cualquiera que no lleva su propia cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.4 [Los guías ciegos del cristianismo ignoran la cruz y le dicen a sus seguidores que ya son salvos con sólo creer en Jesús; pero a menos que usted cargue la cruz interna de la negación propia para crucificar su lujuria, sus pasiones y deseos, usted será excluido del cielo en el momento de la muerte. Para seguir a Cristo usted debe humildemente estar en silencio y escuchar su palabra dentro de su corazón, entonces usted debe esperar para oírle, y después usted debe obedecerle. La negación propia ocurre por la obediencia a la voz del Señor en vez de su propia voluntad, (la voluntad de Él, no la suya); esto es llevar la cruz -la cruz interna de la negación propia.]

Juan 13:35

Mostrar el Capítulo y las notas   

 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.3

Juan 15:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Si vosotros producís mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado, y ustedes muestran que son verdaderamente mis discípulos [verdaderos seguidores].2 [El fruto que este versículo menciona es el fruto del Espíritu Santo: amor, gozo, paz (quietud y confianza segura para siempre), paciencia (incluyendo longanimidad, constancia y perseverancia), amabilidad, bondad, fe, benignidad, (incluyendo mansedumbre y humildad), y dominio propio (dominio de los apetitos sensuales, deseos y pasiones). Gal 5:22-23. Todo aquel que no produce el fruto del Espíritu Santo en esta vida es echado en el fuego, así como las ramas de un árbol son podadas y echadas en el fuego. Esta es la prueba de un verdadero discípulo o seguidor de Jesús: producir fruto; y cuando un verdadero seguidor produce fruto, ¡el Padre es honorado y glorificado! Yo le pregunto: "¿alguna vez a oído de una meta más digna que traer honor y gloria a su creador?"]

Lucas 14:26

Mostrar el Capítulo y las notas   

 26 "Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y aun su propia vida, no puede ser mi discípulo.3 [Usted debe valorar la aprobación del Señor mucho más que la aprobación de su familia que seguramente se opondrán fuertemente a su obediencia a algunos de los mandatos del Señor para usted. Usted debe lamentarse por su enojo compulsivo, su lujuria, emociones, y egoísmo lo suficiente como para tener hambre de ser diferente: en paz, capaz de amar verdaderamente, virtuoso, sin enojo, sin lujuria, y agradable para el creador; si usted no odia su vida, no tiene la motivación de llevar la cruz interna de la negación propia.]

Gálatas 5:24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 24 porque los que pertenecen a Cristo Jesús han crucificado la carne [la naturaleza pecaminosa] con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos].6 [Después que su naturaleza pecaminosa ha muerto en la cruz interna de la negación propia, entonces usted pertenece a Cristo a medida que camina en amor, siguiendo el Espíritu, cumpliendo la ley; y entonces usted recibe una justicia imputada. Habiendo sufrido en la cruz, usted ya no vive el resto de su tiempo en los deseos de los hombres, sino que usted vive para la voluntad de Dios, 1 Ped 4:1-2; lo cual es ser obedientemente liderado y guiado por el Espíritu en pensamientos, palabras, y acciones.]

Juan 8:31

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Por tanto, Jesús decía a los judíos que habían creído en él: --Si vosotros permanecéis en mi palabra [enseñanzas y mandamientos que han sido oídos de Jesús cuando le habla a usted], seréis verdaderamente mis discípulos; [Si usted continúa esperando, velando, y escuchando a Jesús, quien es la palabra y la luz dentro de su corazón, usted es un verdadero discípulo, que producirá el fruto del Espíritu, que será guiado a toda verdad, y entonces habrá llegado a ser libre de todo pecado.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.