La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 6:63

Mostrar el Capítulo y las notas   

 63 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida.6 [Jesús es el pan de vida: la vida de Dios. De la Palabra del Seńor en el interior: "Las palabras que yo les hablo imparten vida; el Espíritu da la vida con cada palabra que es oída." Para adquirir más de Jesús, (la vida), usted debe estar en silencio, esperarlo a Él, oír, escuchar las palabras que él le habla a usted, y obedecer lo que él le manda. Sus palabras que él nos habla nos imparten la vida de Dios y están implantadas en nuestros corazones; y debido a que Jesús es la vida de Dios, sus palabras habladas forman a Jesús dentro de nosotros, hasta que finalmente él es resucitado en nosotros para llegar a ser nuestro verdadero Seńor, que gobierna nuestros corazones.]

Gálatas 4:19

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros,3 [Toda palabra que el oímos hablar a nosotros nos imparte la vida de Dios, quien es Cristo, a nuestros corazones; cada palabra es implantada en nuestros corazones formando a Cristo en nosotros.]

2 Corintios 4:10-11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Siempre llevamos en el cuerpo [nuestro] la misma muerte [de la cruz interna] del Seńor Jesús, para que también la vida de Jesús sea revelada en nuestra cuerpo. 2

 11 Porque nosotros que vivimos constantemente progresando hacia la muerte [crucificando al viejo hombre] por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús sea revelada en nuestra carne mortal. [A medida que nuestro espíritu egoísta, el viejo hombre, muere sobre la cruz interna de la negación propia, Jesús aumenta en nosotros, como el pan que es leudado.]

Efesios 4:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.5 [Si usted es un hombre perfecto y posee la plenitud de Cristo, usted tiene todo lo posible: elevado al cielo, sentado con Cristo en el reino, en unión con Cristo y con Dios, libre de pecado, puro, santo, permanentemente perfeccionado, y protegido de pecar otra vez.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.