La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 14:23-24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 23 Respondió Jesús y le dijo: -- El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada5 con él. [en su corazón; y ellos viven en un reino, al cual usted es trasladado. Cuando usted es trasladado al reino, (mientras todavía está vivo en la tierra), usted también le ve a Él. Jesús aparece en su corazón. Jesús es revelado. Oí una gran voz que procedía del trono diciendo: "He aquí el tabernáculo de Dios está con los hombres, y él habitará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios." Apoc 21:3.].

 24 El que no me ama no guarda [y obedece] mis enseñanzas. Y las enseñanzas que escucháis no son mías, sino del Padre que me envió.

Juan 8:51

Mostrar el Capítulo y las notas   

 51 De cierto, de cierto os digo que si alguno guarda [recuerda y obedece] mi palabra [y mandatos], nunca verá la muerte para siempre.

Proverbios 7:1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Hijo mío, guarda mis palabras y atesora mis mandatos dentro de ti.

Apocalipsis 3:3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído. Guárdalo y arrepiéntete.2 Si no despiertas y velas, vendré como ladrón; nunca sabrás a qué hora vendré a ti.

1 Juan 3:22

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 y cualquier cosa que pidamos, la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de él.

Juan 12:47-48

Mostrar el Capítulo y las notas   

 47 Si alguien oye mis palabras y no las guarda [practica, obedece], yo no le juzgo; porque yo no vine para juzgar al mundo [cada hombre], sino para salvar al mundo [cada hombre].

 48 El que me desecha y no recibe mis palabras tiene quien le juzgue: La palabra que he hablado [a Él] le juzgará en el día final.7 [Él llama a la puerta del corazón de cada hombre; él ruega silenciosa y anónimamente para que nosotros nos apartemos de los caminos impíos y egoístas. Si no guardamos [practicamos, obedecemos] sus palabras, cuando morimos (el último día), recordaremos sus palabras con las que nos rogaba que nos apartáramos del mal, y aquellas palabras nos juzgarán. De la Palabra del Señor en el interior: "Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.