La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 6:33,35

Mostrar el Capítulo y las notas   

 33 Porque el pan de Dios es aquel que desciende del cielo y da vida al mundo.

 35 Jesús les dijo: --Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás. [Jesús es el pan de vida: la vida de Dios, el Espíritu Santo, la unción. Su palabra que usted le oye hablar a usted, imparte la vida de Dios: Para adquirir más del Espíritu Santo, más verdad, más vida, más de Jesús, usted debe estar en silencio, esperarlo a Él, oír, escuchar, y obedecer. El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida. Juan 6:63. Venid — no a los servicios de las sectas, no a las reuniones de oración, no a los llamados al altar, no a un estudio bíblico; Jesús inclujso nos dijo que estudiar la Biblia no era nir a Él. Juan 5:39-40. Debemos venir a Él directamente, al sentarnos en humilde silencio a medida que lo esperamos, escuchando para oír sus mandados y enseńanzas. Creer en Jesús es creer lo que usted le oye decirle a usted y después obecederlo.]

Juan 1:4,11:25

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.2 [La palabra, que es Jesús, es la vida de Dios y la luz de los hombres. La vida de Dios en medida para controlar a los hombres se perdió para todos los hombres cuando Adán desobedeció a Dios y cayó. Cuando usted ha crucificado su vida pecaminosa y egoísta y es restaurado a la justicia y la santidad de la imagen de Dios, Cristo — usted vive en Cristo, Cristo vive en usted, controlando todas sus palabras y hechos; y esta vida es entonces eterna. La vida eterna es ser una nueva criatura en Cristo sobre la tierra y para siempre.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 25 Jesús le dijo: --Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá.

Juan 14:6,5:40

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Jesús le dijo: --Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. [El único camino a la reconciliación con Dios es por medio de la obediencia a la gracia de Jesús que purifica el corazón y el alma. Él revela toda la verdad, acerca de sí mismo y de los misterios de Dios. Él es la luz de los hombres y la vida de Dios, a la cual ustedes deben ser restaurados en la justicia y santidad de la imagen de Dios, Jesucristo.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 40 Pero vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida.6 [Jesús nos acaba de decir en este versículo y el anterior que estudiar la Biblia no es venir a Él para que usted pueda tener vida eternaVenid — no a los servicios de las sectas, no a las reuniones de oración, no a los llamados al altar — sino venid directamente a él, al sentarse y esperarlo a él en humilde silencio, para velar, para oír, para escuchar sus palabras que él le habla las cuales le imparten la vida de Dios a usted a medida que sus palabras son implantadas en su corazón. Juan 6:63, Santiago 1:21. Cada palabra que usted le oye a Él hablarle a usted aumenta la vida de Dios en usted; cada palabra que usted le oye hablarle a usted lo purifica un poco más. Con una medida suficiente de sus palabras habladas, oídas desde el interior de su corazón, Él es formado en usted de modo que usted lo ve a Él y lo experimenta trayéndole su salvación y vida eterna. De la palabra del Seńor en el interior: "La obediencia lleva a la restauración de la vida."]

Juan 10:10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengáis vida y para que la tengáis en abundancia [en una forma superior].1 [La vida, de la cual él habló, es la vida de Dios, el Espíritu de Cristo, que es la luz. Cada hombre que viene al mundo tiene una medida pequeńa de la luz en su interior, encadenada por la oscuridad. Cristo vino a mostrarle al hombre cómo aumentar la vida o luz hasta la abundancia, para que el hombre ya no camine en la ciega oscuridad de su propia voluntad, sino que camine en la luz para llegar a ser hijo de la luz, realizando obras dirigidas por Dios para la gloria de Dios. De la palabra del Seńor en el interior: "La obediencia lleva a la restauración de la vida. He venido para que tengáis vida, la vida superior de Dios."]

Juan 6:63,12:25

Mostrar el Capítulo y las notas   

 63 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida.6 [Jesús es el pan de vida: la vida de Dios. De la Palabra del Seńor en el interior: "Las palabras que yo les hablo imparten vida; el Espíritu da la vida con cada palabra que es oída." Para adquirir más de Jesús, (la vida), usted debe estar en silencio, esperarlo a Él, oír, escuchar las palabras que él le habla a usted, y obedecer lo que él le manda. Sus palabras que él nos habla nos imparten la vida de Dios y están implantadas en nuestros corazones; y debido a que Jesús es la vida de Dios, sus palabras habladas forman a Jesús dentro de nosotros, hasta que finalmente él es resucitado en nosotros para llegar a ser nuestro verdadero Seńor, que gobierna nuestros corazones.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 25 El que ama su vida, la pierde; pero el que odia su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.2 [De la Palabra del Seńor en el interior: "Pocos serán salvos debido a su amor por la vida."]

Juan 8:12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 Jesús les habló otra vez a los fariseos diciendo: --Yo soy la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.2 [La Luz (Cristo) es dada a cada hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al permanecer en la Luz y obedecer la Luz, recibir la salvación para llegar a ser un hijo de la luz, un hijo de Dios. Seguir a Jesús es obedecer lo que Él le muestra y le dice a usted por medio de la revelación. Si usted no guarda ni obedece las palabras que le oye a Cristo hablarle a usted, esas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48. De la palabra del Seńor en el interior: "La obediencia lleva a la restauración de la vida."]

2 Corintios 3:6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Él mismo nos capacitó como ministros del nuevo pacto, no de la letra [la Biblia], sino del Espíritu. Porque la letra mata, pero el Espíritu vivifica.1 [La letra es la Biblia y la ley. Poco a poco cada palabra hablada de Él que usted oye está implantada en su corazón y le imparte la vida de Dios haciéndolo un poco más puro.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.