La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 62:1,25:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 (Al músico principal. A Jedutún. Salmo de David) De cierto en Dios espera en silencio mi alma; de él proviene mi salvación.1 [David esperó a Dios en silencio, y así deberíamos hacer nosotros. El silencio es humilde; el silencio nos permite oír su suave voz. Nosotros esperamos a Dios para alcanzar la salvación. “¡Esperé tu salvación, oh Jehovah!” Gen 49:18. “Pero yo miraré a Jehovah; esperaré en el Dios de mi salvación. ¡Mi Dios me escuchará!” Miq 7:7. “¡He aquí, éste es nuestro Dios! En él hemos esperado, y él nos salvará: ¡Éste es Jehovah! En él hemos esperado. ¡Gocémonos y alegrémonos en su salvación!” Isa 25:9]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Encamíname en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación. En ti he esperado todo el día.

Lucas 21:19

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Por vuestra firme y paciente perseverancia ganaréis la Vida verdadera de vuestras almas.2 [Para salvación, (para salvar su alma), usted debe pacientemente soportar en espera, tribulaciones, sufrimientos, y obediencia para poder hacer morir y crucificar su naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia. De la Palabra del Señor en el interior: "Soportar en la cruz es morir."]

Hebreos 9:28

Mostrar el Capítulo y las notas   

 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos. Y Él aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente.3[Aquellos que están persistente y pacientemente esperando a Dios, ven a Jesús aparecer en sus corazones, y ven a Jesús traer sus salvación, lo cual es ser liberado de todo pecado. Esperar a Dios es sentarse persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle; sólo aquellos que le hacen caso y le obedecen reciben salvación eterna. Heb 5:9. Pero si esperamos lo que no aun vemos, entonces lo aguardamos [la salvación] con paciente perseverancia, Rom 8:25; esperamos a la salvación. De la Palabra del Señor en el interior: "Usted debe esperar en el Señor para recibir la salvación."]

Romanos 8:25

Mostrar el Capítulo y las notas   

 25 Pero si esperamos lo que no aun vemos, entonces lo aguardamos [la salvación] con paciente perseverancia. [Note, Pablo les dice que si ellos no han visto su salvación, ellos deben esperarla con paciente perseverancia. Esta es otra prueba de que la salvación viene a aquellos que prestan atención y obedecen los mandatos de Dios y le esperan persistente y pacientemente, Heb 5:9, 9:28. Leer acerca de ser salvo, o que los predicadores nos digan que somos salvos, o decir que somos salvos, no es ver o experimentar la salvación; por lo tanto, ¿cómo vemos la salvación? — cuando vemos a Jesús traer nuestra salvación en la vida presente. Así como nosotros, a través del Espíritu Santo, por fe, pacientemente aguardamos la esperanza de justicia, Gal 5:5, también esperamos la salvación. De la Palabra del Señor en el interior: "Usted debe esperar en el Señor para recibir la salvación."]

Hebreos 6:15

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 Y así, después de que Abraham había soportado pacientemente, [al esperar a Dios y obedecer su voz] obtuvo la promesa.4 [Abraham, el padre de la fe cristiana, no recibió salvación instantánea; ni tampoco la recibe nadie sin soportar pecientemente en la cruz interna de la negación propia soportar hasta la muerte de su naturaleza pecaminosa, mente carnal, pasiones, placeres, lujuria, orgullo, y espíritu satánico que tienen todos los hombres no crucificados. ¡He aquí, éste es nuestro Dios! En él hemos esperado, y él nos salvará: ¡Éste es Jehovah! En él hemos esperado. ¡Gocémonos y alegrémonos en su salvación! Isa 25:9]

Lamentaciones 3:25-26

Mostrar el Capítulo y las notas   

 25 Bueno es Jehovah para los que en él esperan, para el alma que le busca. [Esperar a Dios es buscar. Esperar a Dios es sentarse persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar para ver sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle; sólo aquellos que hacen caso y le obedecen reciben salvación eterna. Heb 5:9. Él es galardonador de los que le buscan diligentemente. Heb 11:6]

 26 Bueno es que el hombre espere en silencio la salvación de Jehovah. [De la Palabra del Señor en el interior: "Usted debe esperar en el Señor para recibir la salvación."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.