La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Isaías 59:10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Como ciegos palpamos la pared; andamos a tientas, como si no tuviésemos ojos. Tropezamos tanto al mediodía como al anochecer; estamos como muertos entre los robustos.1 [El corazón de todo hombre es maligno hasta que es purificado cuando la luz surge en su corazón para que él vea por la luz de Dios, viendo lo que Dios quiere que haga y diga con respecto a todas sus palabras para hablar y acciones para hacer. Hasta que la luz se levanta, el hombre camina como un hombre ciego, o como un hombre en la oscuridad; él rebota de las paredes, tratando esto o lo otro; siempre fallando, siempre golpeando las paredes, siempre tropezando, cayendo en hoyos. Sin Dios, somos incapaces de hacer las decisiones correctas; lo mejor que podemos hacer es escoger la alternativa menos maligna, que aun así es maligna. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo pecado es oscuridad. Aquel que busca no escuchar mi voz tantea en la oscuridad. Caminar en la luz es ser guiados a través de la vida por Dios; caminar en la oscuridad es hacer nuestras propias decisiones con respecto a qué hacer y decir. A menos que el Señor te guie, no tienes ninguna posibilidad."]

Salmos 82:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 "Ellos no saben ni entienden; andan en tinieblas. ¡Todos los cimientos de la tierra son conmovidos! [Caminar en oscuridad es caminar en pecado de acuerdo a su mente carnal y su imaginación impía. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo pecado es oscuridad. Aquel que no busca oír mi voz tantea en la oscuridad." La oscuridad o pecado desvía la culminación de la creación.]

Lucas 11:34-36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 La luz de tu cuerpo es tu ojo [el ojo espiritual, el ojo del corazón]. Cuando tu ojo está sano [claro, sin vigas ni pajas], también todo tu cuerpo está lleno de luz. Pero cuando es malo, también tu cuerpo está en tinieblas. [Jesús dijo que él vino para hacer ciegos a aquellos que decían que podían ver (quienes pensaban que entendían la justicia) y a hacer a los ciegos (aquellos que sabían que no eran justos) ver. Los judíos tenían gran conocimiento de las escrituras, pero eran ciegos espiritualmente porque no tenían luz; no habían estado oyendo la Palabra de Dios en sus corazones, y por lo tanto pensaron que Jesús era impío. Sus oídos espirituales estaban tapados y sus ojos espirituales estaban cerrados; no habían sido enseñados y cambiados por el Espíritu de Dios y no tenían luz para ver por medio de ella. A menos que fueran enseñados por el Espíritu Santo, como todos los hombres, los judíos estaban en oscuridad. Ninguna cantidad de estudio de las escrituras puede producir luz para disipar la oscuridad. De la Palabra del Señor en el interior: "La luz no viene desde afuera del corazón. La luz viene de la fe en la voz."]

 35 Mira, pues, no sea que la luz que hay en ti sea tinieblas.

 36 Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz y no tiene ninguna parte oscura, estará todo lleno de luz como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor."

Juan 1:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron.3 [La luz de la Palabra, Cristo, brilla en la oscuridad de los corazones de los hombres, pero los hombres no entienden que es Cristo, razonando con ellos de manera amable y anónima, intentando reprenderlos por sus caminos impíos. Efe 5:13. Si los hombres creen lo que Cristo les dice, ellos creen y aman la verdad, pero si niegan el razonamiento, amando sus caminos egoístas e impíos, ellos odian la verdad y la luz, quien es Cristo. Pedro le dijo a los creyentes: "tenemos la palabra profética [la palabra en su corazón] que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta el día esclarezca y el lucero de la mañana [Jesús] se levante en vuestros corazones." 2 Ped 1:19.]

Juan 12:35

Mostrar el Capítulo y las notas   

 35 Entonces Jesús les dijo: --Aún por un poco de tiempo está la luz entre vosotros. Andad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas. Porque el que anda en tinieblas no sabe a dónde va. [Cuando Adán cayó, los seres humanos perdieron la vida y la luz de Dios; perdimos su luz guiadora, y por lo tanto todos caminamos en oscuridad, lo cual significa ser espiritualmente ciegos. Jesús vino para que "El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida." Juan 8:12. Tenemos que ser restaurados a la vida de Dios para que podamos ver espiritualmente hacia dónde vamos.]

Lucas 1:79

Mostrar el Capítulo y las notas   

 79 para alumbrar a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte, para encaminar nuestros pies por caminos de paz.5 [Todos los hombres se sientan en tinieblas y caminan en tinieblas hasta que sus corazones han sido limpiados del mal que los contamina. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo pecado es tinieblas. El mundo entero está en impiedad; la impiedad no conoce vergüenza. La oscuridad se burla de la tierra; la oscuridad cubre la tierra. Yo soy la luz del mundo; el que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré su corona para liderarlos y guiarlos."]

Juan 11:10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Pero si uno camina de noche, tropieza porque no hay luz en él.1 [Caminar en la noche es caminar en oscuridad, todavía pecando , todavía tropezando; pero si el hombre estuviera lleno de la luz de Dios, él vería por medio de la luz qué hacer y qué decir, caminando en la luz de Dios con fe obediente. De la Palabra del Señor en el interior: "Caminar en la luz es ser guiado a través de la vida por Dios; caminar en oscuridad es hacer sus propias decisiones con respecto a qué hacer y qué decir. Todo pecado es tinieblas. El mundo entero está en impiedad; la impiedad no conoce vergüenza. La oscuridad se burla de la tierra; la oscuridad cubre la tierra. La luz viene de la fe en la voz."]

Mateo 6:23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 23 Pero si tu ojo es malo, todo tu cuerpo estará en tinieblas. De modo que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande es esa oscuridad![Los judíos tenían gran conocimiento de las escrituras, pero eran ciegos espiritualmente porque no tenían luz; no habían estado oyendo la Palabra de Dios en sus corazones, y por lo tanto pensaron que Jesús era impío. Sus oídos espirituales estaban tapados y sus ojos espirituales estaban cerrados; no habían sido enseñados y cambiados por el Espíritu de Dios y no tenían luz para ver por medio de ella. A menos que fueran enseñados por el Espíritu Santo, como todos los hombres, los judíos estaban en oscuridad. Ninguna cantidad de estudio de las escrituras puede producir luz para disipar la oscuridad.]

Isaías 50:10

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 ¿Quién entre vosotros teme a Señor y escucha la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Señor y apóyese en su Dios.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.