La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Corintios 14

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1  [Este capítulo más que nada habla acerca de las lenguas. La versión Reina Valera ha añadido las palabras "desconocida" y "extraña", para convertirse en "lengua desconocida" o "lengua extraña", en los versículos 4, 13, 14, 19 y 27; el original griego no contiene "desconocida" o "extraña", y por lo tanto estas palabras no se incluyen otras traducciones de la Biblia, haga clic aquí para ver (en inglés). Incluso las versionas más modernas hand dejado estas palabras fuera. Además la palabra en griego glossa significa tanto la lengua del cuerpo como lenguaje, haga clic para ver (en inglés). La mayoría de las incidencias de esta palabra en este capítulo debería haberse traducido como lenguaje, en lugar de lengua. De modo que la palabra desconocida ha sido eliminada, y la palabra lenguaje se ha sustituido por lengua donde sea apropiado. En todos los casos de este capítulo a continuación (2,4,5, etc.), la palabra griega para lenguas o idiomas, (glwssai <1100>) es la misma (glwssai) que la usada en Apocalípsis 17:15 donde está sentada la ramera, son pueblos y multitudes, naciones y lenguas. Claramente la ramera se sienta en el mundo de idiomas, no supuestas lenguas celestiales; claramente este capítulo también habla de los diferentes idiomas del mundo.

Marcos 16:17, dice "hablarán nuevas lenguas;" sin embargo la Nueva Versión Internacional dice "los manuscritos antiguos más confiables y otros testimonios de la antigüedad no incluyen Marcos 16:9-20," (vea la nota de explicación al centro del capítulo de la NVI). De modo que todo el concepto de "nuevas lenguas," (junto con domar serpientes y tomar veneno) carece de fundamento.

Ahora mire el Pentecostés, descrito en Hechos: Estaban atónitos y asombrados, y decían: --Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, oímos nosotros cada uno en nuestro idioma en que nacimos? Partos, medos, elamitas; habitantes de Mesopotamia, de Judea y de Capadocia, del Ponto y de Asia, de Frigia y de Panfilia, de Egipto y de las regiones de Libia más allá de Cirene; forasteros romanos, tanto judíos como prosélitos; cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestros propios idiomas los grandes hechos de Dios. Hechos 2:7-11.

El don del Espíritu Santo es un don de hablar diversidad de lenguas, no un discurso fabricado, sin sentido que nadie puede entender. Además, 1) el Espíritu Santo es dado solamente a aquellos que son obedientes, como la obediencia a la Palabra de Dios en su corazón que los dirige, y 2) los idiomas son dados como una señal para los incrédulos. Ahora bien, ¿qué persona no creyente se va a sentir impresionado por lo que no se entiende? Nadie, o tal vez unos pocos. Pablo incluso dice que, a menos que haya alguien para interpretar el lenguaje que se está hablando, ¿no dirán ellos que están locos? Sin embargo, las lenguas que se hablan en los movimientos pentecostales de hoy son exactamente lenguas ininteligibles habladas por personas que ni siquiera creen que la palabra está en su corazón o que les habla; y por lo tanto no son obedientes, por lo que el Espíritu no les ha dado un don. Observe el servicio pentecostal típico; ¿ve usted a alguien interpretando? Glosolalia (hablar en lenguas ininteligibles) ha existido durante miles de años antes de Cristo, aún utilizado en ritos sexuales en los templos paganos griegos. Durante el tiempo del Apóstol Pablo en Corinto, prostitutas del templo pagano se encontraban entre los charlatanes que hablan lenguas.

Ahora pregúntese: ¿Quiere el Espíritu Santo quiere darle un don personas con una expresión ininteligible para que hablen que nadie pueda entender, cuando Pablo nos ha dicho que los de afuera pensarán que estamos locos? (¡Ellos también menudo bailan con bandas de "rock and roll" que acompañan sus sermones!) 1 Corintios 12:29-30 revela que no era de esperar que todos los cristianos fieles en los tiempos de los apóstoles hablaran en lenguas. Sin embargo, muchos sienten hoy que la glosolalia es el distintivo de un cristiano lleno del Espíritu. Si alguien está lleno del Espíritu, sus pensamientos, palabras, y acciones son controladas por el Espíritu Santo; serían incapaces de cometer cualquier pecado. Sin embargo, si usted le pregunta a estas personas llenas del Espíritu si están purificadas y sin pecado, rápidamente lo niegan. Ellos piensan que han sido bautizados por el Espíritu Santo; sin embargo, el bautismo del Espíritu Santo es un bautismo de entierro y muerte que quema la paja (el pecado), con el fuego que nunca se apaga después de que el Señor ha purificado bien el terreno (el corazón) y ha juntado todo el trigo (los cambios realizados en su corazón, mente y espíritu) en el granero (un nuevo corazón de parte Dios). Aquellos que son engañados así entonces nunca están en silencio para escuchar y oír al Señor, porque están continuamente hablando de lo que creen que es agradable a Dios. Si alguno me ama, obedecerá mis palabras, mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él. Juan 14:23. A menos que ellos oigan, escuchen y obedezcan, no hay progreso espiritual. Las lenguas del movimiento pentecostal no son el don de lenguas del Espíritu Santo al que hace referencia a Pablo en este capítulo.

Pablo nos dijo que oráramos para obtener entendimiento del lenguaje en el que ora nuestro espíritu, de otra manera nuestro entendimiento es infructuoso; y Pablo dijo que él preferiría no orar ni cantar con su espíritu a menos que él también entendiera lo que dice (versículo 13-15 más abajo). Él además dijo que hablar en palabras que no se entienden fácilmente no era mejor que hablarle al aire, (versículo 9 más abajo). ¿Qué beneficio tiene decir palabras que no tienen significado para usted? ¡Ninguno! ¿Qué beneficio tiene hablar palabras que no tienen significado para las otras personas que están escuchando? ¡Ninguno! Pablo también dijo en el versículo 22-23 más abajo: "Así resulta que las lenguas son señal, no para los creyentes, sino para los no creyentes; en cambio, la profecía no es para los no creyentes, sino para los creyentes. De manera que, si toda la iglesia se reúne en un lugar y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o no creyentes, ¿no dirán que estáis locos?" Sólo las lenguas que pueden ser comprendidas por los incrédulos tienen algún valor. De otra manera si usted, la persona incrédula, o alguien más no puede interpretar, el incrédulo pensará que usted está loco.

Algunos podrían decir: "pero yo estoy adorando a Dios en el Espíritu." ¿Está seguro? ¿No será que está adorando más bien a Satanás? Usted no lo sabe a menos que usted pueda interpretar las palabras que está orando o cantando. Además, Dios debe ser adorado en Espíritu y en Verdad, (lea el enlace). Adorar en verdad es adorar en la verdad de la vida, que Él produce en su corazón, y esta vida es la luz, y esta luz es el ungimiento, que es verdad y no mentira — la verdad interior; y cuando usted tiene el ungimiento, usted es guiado por su luz en palabras para hablar y obras para realizar para su gloria. Cuando usted tiene el ungimiento, usted conoce todas las cosas. Además, asegúrese que sepa qué es lo que está adorando; un dios que acepta que la gente continúe pecando hasta la muerte para depués aceptarlos en el cielo no es el Jesús que yo conozco, quien insiste que la gente deje de pecar, que se arrepientan, que ellos pierdan su vida para salvar su vida, que ellos abandonen todo, que ellos se nieguen a sí mismos y tomen su cruz todos los días, que ellos odien su vida, y que ellos deben ser perfectos, santos, justos, puros, y misericordiosos.

Yo sé que se experimenta un poder increíble al hablar en lenguas, (al punto de ser arrebatado), pero como dijo Pablo, a menos que usted u otros sean edificados cuando usted hable, es tan inútil como hablarle al aire; y podría ser dañino si viene de otro que no sea el Espíritu de Dios. A menos que usted sepa lo que está diciendo, no lo diga. Tenemos muchos versículos que nos hablan de que hagamos que nuestras palabras sean pocas, particularmente en la presencia de Dios. Hablar palabras sin entendimiento de su parte es extremadamente riesgoso para usted. Incluso hay informes de personas que pensaban que estaban adorando a Dios, pero cuando llegó un visitante que entendía el lenguaje que se estaba hablando, ellos más bien estaban maldiciendo a Dios.

Ese increíble poder, (que arrebata a las personas), recientemente ha evolucionado de manera que ese mismo movimiento pentecostal ahora se ha degenerado en un circo de risas incontroladas, alaridos, gritos, sonidos de animales, ebriedad, desplomarse y no poder levantarse otra vez, gente que se mueve con espasmos nerviosos y jalones — todos despliegan una falta de dominio propio. Estar llenos del Espíritu es tener sus pensamientos, palabras, y acciones controladas por el Espíritu; no borracheras, fiestas, necedad o risa descontrolada — todos los cuales son frutos de la carne que violan el dominio propio, la paz, y la amabilidad, los cuales son frutos del Espíritu Santo. Con respecto a los falsos profetas, Jesús nos dijo: "por sus frutos los conoceréis;" no se deje engañar. Este movimiento, conocido como La Bendición de Toronto, tiene servicios que son alimentados por una fuerza de engaño que hace que la gente piense que están experimentando el poder de Dios, pero los deja estancados en sus pecados. Este mismo increíble poder, (que arrebata a la gente), se puede ver en el hinduísmo, conocido como Kundalini, (ser despertado por el poder de la serpiente).

Los líderes del movimiento pentecostal tratan de excusar la borrachera del movimiento pentecostal al decir que Pedro y los discípulos estaban todos borrachos en el Espíritu cuando el Espíritu Santo fue derramado sobre ellos en Hechos 2. Hay una diferencia radical entre estar en una borrachera incontrolable y un júbilo controlado de gozo. Pedro y los discípulos estaban en perfecto control, hablando en muchos de los lenguajes de los judíos dispersados quienes habían regresado a Jerusalén. Sus palabras en todos los lenguajes diferentes eran reconocibles. Pedro entonces predicó por medio del Espíritu Santo y convenció a 3000 hombres a que llegaran a ser creyentes en Cristo Jesús. Si Pedro y los otros discípulos hubieran estado tambaleándose, cayéndose al suelo de borrachos, y balbuceando como lo hacen los pentecostales, ellos hubieran sido completamente ignorados o apedreados. Tratar de justificar su comportamiento descontrolado y satánico al alegar que Pedro y los discípulos estaban borrachos en el Espíritu, no tiene sentido y es vergonzoso. Ellos se han unido con los que se burlaron de los discípulos, quienes dijeron burlonamente: "Están llenos de vino nuevo," Hechos 2:13.

Por lo tanto los líderes pentecostales se burlan del Pentecostés como también de Pedro y los discípulos; burlarse es hacer que alguien o algo parezca estúpido al reirse de ellos, copiarlos, o decir algo que no es amable; eso es lo que los burladores hicieron en el Pentecostés, llamando a Pedro y los discípulos borrachos con vino nuevo. Cualquiera sea la causa, la borrachera está completamente opuesta a dominio propio, el cuaul es un fruto del Espíritu Santo, Gal 5:22-23. La borrachera y las fiestas no son frutos del Espíritu Santo; son frutos de la carne y "los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios," Gal 5:19-21.

 1 Seguid el amor; y anhelad los dones espirituales, pero sobre todo, que profeticéis.

 2 Porque el que habla en una lengua no habla a los hombres sino a Dios; porque nadie le entiende, pues en espíritu habla misterios.

 3 En cambio, el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.

 4 El que habla en una lengua se edifica a sí mismo, mientras que el que profetiza edifica a la iglesia.

 5 Así que, yo quisiera que todos vosotros hablaseis en lenguas, pero más, que profetizaseis; porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a no ser que las interprete, para que la iglesia reciba edificación.

 6 Ahora pues, hermanos, si yo fuera a vosotros hablando en lenguas, ¿de qué provecho os sería, si no os hablara con revelación, o con conocimiento, o con profecía o con enseñanza?

 7 Aun las cosas inanimadas como la flauta o el arpa, cuando producen sonido, si no hacen clara distinción de tonos, ¿cómo se sabrá lo que se toca con la flauta o se tañe con el arpa?

 8 También, si la trompeta produce un sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla?

 9 Así también vosotros, si mediante la lengua no producís palabras comprensibles, ¿cómo se entenderá lo que se dice? Porque estaréis hablando al aire.

 10 Hay, por ejemplo, tanta diversidad de lenguas en el mundo; y ninguno carece de significado.1

 11 Por eso, si yo desconozco el significado del idioma, seré como extranjero al que habla, y el que habla será como extranjero para mí.

 12 Así también vosotros; puesto que anheláis los dones espirituales, procurad abundar en ellos para la edificación de la iglesia.

 13 Por eso, quien habla en una lengua, pida en oración poderla interpretar.

 14 Porque si yo oro en una lengua, mi espíritu ora; pero mi entendimiento queda sin fruto.

 15 ¿Qué pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento. Cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento.

 16 Pues de otro modo, si das gracias con el espíritu, ¿cómo dirá "amén" a tu acción de gracias el que ocupa el lugar de indocto, ya que no sabe lo que estás diciendo?

 17 Porque tú, a la verdad, expresas bien la acción de gracias, pero el otro no es edificado.

 18 Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros.

 19 Sin embargo, en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi sentido, para que enseñe también a los demás, que diez mil palabras en una lengua.

 20 Hermanos, no seáis niños en el entendimiento; más bien, sed bebés en la malicia, pero hombres maduros en el entendimiento.

 21 En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo, y ni aun así me harán caso, dice el Señor.

 22 Así resulta que las lenguas son señal, no para los creyentes, sino para los no creyentes; en cambio, la profecía no es para los no creyentes, sino para los creyentes. [Pablo escribió que las lenguas (languajes) son una señal para los no creyentes; así que a menos que hayan no creyentes presentes, nadie debería estar hablando en lenguas (languajes); y si ellos hablan en lenguas sin que estén presentes los no creyentes, las lenguas no son del Espíritu Santo porque eso sería una contradicción a la restricción en este versículo, la cual se originó en el Espíritu Santo. El Espíritu Santo no va a estar proveyendo las palabras, lo cual viola sus propio mandato y guía.]

 23 De manera que, si toda la iglesia se reúne en un lugar y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o no creyentes, ¿no dirán que estáis locos? [El Espíritu Santo no va a estar proveyendo las palabras que puedan resultar en que se piense que la iglesia está loca; por lo tanto, si hay muchas personas hablando en lenguas (lenguajes) juntas, esas lenguas no son del Espíritu Santo, porque como Pablo escribió en el versículo 33, "Dios no es Dios de confusión, sino de paz y orden." El hecho de que Pablo está reprendiendo a los corintios por hacer exactamente eso, indica que ellos estaban infectados con lenguas falsas, las cuales han sido comunes en las religiones paganas en todo el mundo (vea al nota 1 más abajo para ver dos enlaces).]

 24 Pero si todos profetizan, y entra algún no creyente o indocto, por todos será convencido, por todos será examinado,

 25 y lo oculto de su corazón será revelado. Y de esta manera, postrándose sobre su rostro, adorará a Dios y declarará: "¡De veras, Dios está entre vosotros!"

 26 ¿Qué significa esto, hermanos? Que cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene un salmo o una enseñanza o una revelación o una lengua o una interpretación. Todo se haga para la edificación.

 27 Si es que alguien habla en una lengua [idioma], hablen dos o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. [Si dos o más personas están hablando en lenguas simultáneamente, entonces las lenguas no son del Espíritu Santo, porque el Espíritu Santo no va a suplir palabras a múltiples personas simultáneamente; eso sería una contradicción a las instrucciones que Pablo ha dado de tomar turnos, y estas instrucciones se originaron en el Espíritu Santo. Como escribió Pablo en el versículo 33, "Dios no es Dios de confusión, sino de paz y orden."]

 28 Y si acaso no hay intérprete, que guarde silencio en la iglesia y hable a sí mismo y a Dios.

 29 Igualmente, que dos o tres profetas [aquellos que son inspirados por el Espíritu para enseñar o predicar - en ese momento] hablen, y que los demás juzguen lo que oyen.

 30 Si algo es revelado a otro que esté sentado, que calle el primero [para que la segunda persona pueda declarar su revelación].

 31 Porque de esta manera todos podéis profetizar uno por uno, para que todos puedan aprender y todos sean animados.2

 32 Porque los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas.

 33 Porque Dios no es Dios de desorden, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos,3

 34  las mujeres guarden silencio en las congregaciones; porque no se les permite hablar, sino que estén sujetas, como también lo dice la ley.4 [Note que esto se aplica a las mujeres que todavía no han sido guiadas por el Espíritu, y que que todavía están bajo la ley: Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Gal 5:18. Se esperaba que las mujeres en la iglesia que eran guiadas por el Espíritu de Dios profetizaran, (para edificación, y exhortación, y consuelo. 1 Cor 14:3), confirmado por Pablo quien les exigió que mantuvieran sus cabezas cubiertas cuando profetizaran u oraran, 1 Cor 11:13, y confirmado en Hechos: 'Sucederá después de esto que derramaré mi Espíritu sobre todo mortal. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán. Vuestros ancianos tendrán sueños; y vuestros jóvenes, visiones.]

 35 Si quieren aprender acerca de alguna cosa, pregunten en casa a sus propios maridos; porque a la mujer le es impropio hablar en la congregación. [Pablo está hablando acerca de mujeres recientemente iniciadas, que no están bajo el control del Espíritu. Una mujer madura en Cristo no necesita preguntarle nada a su esposo para aprender: Pero vosotros tenéis la unción de parte del Santo y conocéis todas las cosas. Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él. 1 Juan 2:20,27]

 36 ¿Salió de vosotros la palabra de Dios? ¿O llegó a vosotros solos?

 37 Si alguien cree ser profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo es mandamiento.5

 38 Pero si alguien lo ignora, él será ignorado.

 39 Así que, hermanos míos, anhelad profetizar; y no impidáis hablar en lenguas.

 40 Pero hágase todo decentemente y con orden.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Hay, por ejemplo, tanta diversidad de lenguas en el mundo; y ninguno carece de significado. Se supone que las lenguas son los lenguajes de otras naciones, usadas para comunicarse con otros lenguajes; de modo que si la gente habla en lenguas, ellos deberían hablar de manera comprensible para la gente, o debe haber un intérprete presente. Pero bailar dando vueltas, haciendo sonidos imcomprensibles, sin que nadie entienda, es un caos, no el Espíritu de Dios, que es un espíritu de orden. Porque Dios no es el autor de la confusión, sino de paz y orden, como en todas las iglesias de los santos. Hay muchos artículos de internet acerca de las lenguas falsas del movimiento Pentecostal.

2 Porque de esta manera todos podéis profetizar uno por uno, para que todos puedan aprender y todos sean animados. Note: no hay predicador que predique regularmente. Más bien, se supone que todos deben profetizar, si el Espíritu de Dios les revela algo para que lo compartan con todos. Una reunión así está bajo el control total del Espíritu Santo. Y si alguien quiere oír al Espíritu, debe estar en silencio para escuchar. Que la palabra de Cristo habite en ustedes abundantemente en toda sabiduría, enseñando y amonestándose los a los otros [con las palabras de Cristo en sus corazones] con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando con gracia en sus corazones al Señor. Col 3:16.

Pues bien, si yo, el Señor y el Maestro, lavé vuestros pies, también vosotros debéis lavaros los pies los unos a los otros. Juan 13:14. Este versículo se refiere al verdadero servicio de adoración, donde los creyentes maduros que pueden hablar palabras que han oído inmediatamente de parte del Espíritu ministran los unos a los otros, y allí no hay ningún ministro que sea el único maestro:

Igualmente, que dos o tres profetas [aquellos que son inspirados por el Espíritu para enseñar o predicar - en ese momento] hablen, y que los demás juzguen lo que oyen.
Si algo es revelado a otro que esté sentado, que calle el primero [para que la segunda persona pueda declarar su revelación].
Porque de esta manera todos podéis profetizar uno por uno, para que todos puedan aprender y todos sean animados. 1 Cor 14:29-31

La palabra de Cristo habite abundantemente en vosotros en toda sabiduría, enseñándoos y amonestándoos los unos a los otros [con palabras de Cristo en sus corazones] en salmos, himnos y canciones espirituales, cantando con gracia a Dios en vuestros corazones. Col 3:16


Cada uno ponga al servicio [ministerio] de los demás el don que ha recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. 1 Ped 4:10

Cuando un grupo se reune, que incluye creyentes maduros que pueden hablar palabras que han oído inmediatamente de parte del Espíritu, las palabras habladas de esos creyentes maduros lavan los pies de aquellos que vienen con la contaminación del mundo afectando sus espíritus y mentes. Sus palabras, que provienen del Espíritu de Dios, lavan la suciedad, ayudando a los creyentes a olvidar el mundo que está pereciendo y enfocarse más bien en su futuro hogar en el reino, fortaleciéndoles, animándoles, y enseñándoles.

Como dijo Jesús: Ahora vosotros estaréis limpios por la palabra que os he hablado. Juan 15:3. De la Palabra del Señor en el interior: "Como los apóstoles, ustedes también deben ser limpiados." Las palabras habladas que son oídas del Espíritu antes de hablar son equivalentes a las palabras oídas directamente del Espíritu; todas las palabras del Espíritu, habladas por alguien cuya manera de hablar es controlada por el Espíritu, imparten la vida de Dios a los oyentes. Las palabras oídas del Espíritu inmediatamente antes de ser habladas son las únicas palabras que limpian e imparten vida al oyente. Leer o citar la Biblia no limpia ni imparte vida al oyente porque la letra mata, pero el Espíritu da vida. 2 Cor 3:6.

De la Palabra del Señor en el interior: "Oh cristianos, no estén muy cómodos en Babilonia! En su servicio de adoración miren alrededor de ustedes; ¿ven el Espíritu Santo? La adoración apropiada es que dos o tres hablen como los inspire el Espíritu."

3 Dios no es Dios de desorden, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos. Dios es Espíritu: y aquellos que lo adoran lo deben adorar en espíritu y en verdad.  Juan 4:24. De modo que la adoración con la mente carnal, hablando de la voluntad de su mente, orando con su mente, recitando enseñanzas previas, cantando con su mente, leyendo la Biblia — todas estas cosas están fuera de la adoración que es en el espíritu y verdad y es una abominación para el Señor. El apóstol Pablo y los primeros cuáqueros le llamaron a esta adoración el culto voluntario. De modo que ninguna adoración es en el Espíritu, a menos que el Espíritu Santo esté controlando la secuencia de eventos y las palabras, ya sea al hablar, cantar u orar.

Con respecto a 1 Cor 14:26-33. Piénselo. ¿Como puede el Espíritu Santo guiar un servicio a menos que todos los presentes estén sujetos a la guía del Espíritu, estando todos en silencio simultáneamente para oír las enseñanzas e inspiración del Espíritu? A menos que una persona sea inspirada (en ese momento) por el Espíritu Santo para predicar, orar, o profetizar, el servicio está sin el control del Espíritu. Si alguien está predicando, cantando, leyendo, u orando a partir de una agenda planeada, y por lo tanto de su mente carnal, etc., el Espíritu no puede ser oído ni puede liderar — “Calle todo mortal delante de Jehovah” Zac 2:13. Pablo dijo: porque todos podéis profetizar uno por uno. Note: no hay un solo predicador. Cada hombre debe hablar como sea inspirado por el Espíritu; y no habrá muchas personas hablando, porque el espíritu está en control. Si un hombre está hablando, y otro hombre tiene algo que decir; el primero debe ceder la palabra al segundo. Este es el servicio ordenado descrito en la Biblia, pero que casi nadie practica, debido a las nociones preconcebidas de lo que debe ser una reunión de adoración.

Incluso Jesús no juzgó, habló, o actuó sin la inspiración específica del Espíritu:
Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Como oigo, juzgo, Juan 5:30
lo que yo hablo, lo hablo tal y como el Padre me ha hablado.  Juan 12:49-50

el Hijo no puede hacer nada de sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre, Juan 5:19

4 las mujeres guarden silencio en las congregaciones; porque no se les permite hablar, sino que estén sujetas, como también lo dice la ley. Note, esto se aplica a mujeres que todavía no han sido guiadas por el Espíritu, y todavía están bajo la ley:  Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Gal 5:18. Una mujer guiada por el Espíritu, que guarda los mandamientos que ella oye que se le dicen, está libre de la ley del pecado y la muerte, liberada por la ley del Espíritu de la Vida en Cristo Jesús. Rom 8:2. Nadie debe hablar en una reunión de adoración, a menos que sea inspirado por el Espíritu Santo. Y si las mujeres o los hombres son inspirados a profetizar, entonces deben hacerlo. De acuerdo a Gal: 3:28 Ya no hay judío ni griego, no hay esclavo ni libre, no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Hay cientos de registros en la Biblia de mujeres que profetizaron. Pablo estaba hablando de las mujeres griegas rebeldes, que todavía no estaban bajo el control del Espíritu Santo. Para una discusión extensa acerca de este punto, vea los escritos de Margaret Fell y la carta de Jorge Fox. Debo añadir que he recibido enérgicos mandamientos personales del Señor para aceptar inequívocamente mujeres que han sido guiadas por él, como iguales.

En 1 Cor 11:13, Pablo dice: Pero toda mujer que ora o profetiza. Profetizar no es sólo predecir el futuro; es hablar para edificación, y exhortación, y consuelo. 1 Cor 14:3. Aquí Pablo muestra que las mujeres que profetizan, es decir que hablan con la inspiración y las enseñanzas del Espíritu Santo, están hablando en la Iglesia. Profetizar es hablar en la presencia de oyentes que están interesados en lo que se está diciendo - mujeres que hablan en la iglesia, pero que están hablando bajo el control del Espíritu. Esto prueba que la restricción de Pablo es que las mujeres que le preguntan a sus maridos, no deben hablar - aquellas mujeres que están recién iniciadas en la Iglesia, cuyas lenguas no estaban todavía bajo el control del Espíritu de Dios, el cual fue derramado a todos los hombres y mujeres en el Pentecostés: 'Sucederá después de esto que derramaré mi Espíritu sobre todo mortal. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán. Vuestros ancianos tendrán sueños; y vuestros jóvenes, visiones.

5 En todas las edades el Señor dará mandamientos para el orden evengélico dentro de las asambleas de creyentes que se reunen en la verdadera esperanza, el verdadero evangelio, y la verdadera fe. Estos mandamientos pueden diferir entre las diferentes edades. Por ejemplo, a los primeros cuáqueros se les dio varios mandamientos, incluyendo: 1) que les hablaran a todos las personas de ti o , y no de usted; ya que en esa época, el usted era exigido por las personas importantes que se ofendían si les hablaba de o , que era la manera como se hablaban entre los plebeyos, y 2) nunca referirse a nadie como señor, porque era una palabra derivada de la palabra amo, que también sólo se usaba con gente importante. Ambos eran términos que se usaban para dar honra a los hombres. Estos mandamientos tenían sentido durante ese tiempo, pero hoy claramente no es así, porque estas palabras no demuestran respeto sólo a la gente importante; de modo que el Señor ya no desea que se observen estos mandamientos. Lo mismo se puede decir acerca de algunos de los mandamientos de Pablo en su tiempo, particularmente los que se relacionan con la cubierta sobre la cabeza de la mujer. El retener automáticamente todos los elementos del orden evangélico de los siglos pasados, resulta en la creación de una apariencia; y la apariencia es observancias externas, rituales, o prácticas que supuestamente otorgan piedad, pero en realidad traicionan la fe, la gracia y la obediencia a la palabra que se oye en el interior.

Estos mandamientos eran diferentes a la ley externa y la ley moral que está escrita en el corazón de cada hombre: no robar, no mentir, no matar, no cometer adulterio, no codiciar, etc.; esos mandamientos nunca cambiaron con el tiempo, y se extienden por todo el Nuevo y el Antiguo Testamento.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo