La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Corintios 16

Capítulo Anterior

 1 En cuanto a la ofrenda1 para los santos, haced vosotros también de la misma manera que ordené a las iglesias de Galacia.

 2 El primer día de la semana,2 cada uno de vosotros guarde algo en su casa, atesorando en proporción a cómo esté prosperando, para que cuando yo llegue no haya entonces que levantar ofrendas. [El primer día de la semana era cuando la iglesia primitiva se reunía, lo cual es comprobado en este versículo y otros. Ellos no se reunían en el sábado, el séptimo día. Ellos se reunían en el día del Señor, el día en el que él resucitó.]

 3 Cuando yo esté allí, enviaré a los que vosotros aprobéis por cartas, para llevar vuestro donativo a Jerusalén.

 4 Y si conviene que yo también vaya, ellos irán conmigo.

 5 Iré a vosotros cuando haya pasado por Macedonia, porque por Macedonia he de pasar.

 6 Puede ser que me quede con vosotros o que hasta pase allí el invierno, para que luego vosotros me encaminéis a donde deba ir.

 7 Porque ahora no quiero veros de paso, sino que espero quedarme algún tiempo con vosotros, si el Señor lo permite.

 8 Pero me quedaré en Éfeso hasta Pentecostés;

 9 porque se me ha abierto una puerta grande y eficaz, y hay muchos adversarios.

 10 Si llega Timoteo, mirad que esté con vosotros sin temor; porque él trabaja en la obra del Señor, igual que yo.

 11 Por tanto, nadie le tenga en poco; más bien, encaminadlo en paz para que venga a mí, porque le espero con los hermanos.

 12 Acerca del hermano Apolos, le animé mucho a que fuera a vosotros con los hermanos; pero de ninguna manera había voluntad para ir ahora. Sin embargo, irá cuando tenga oportunidad.

 13 Velad; estad firmes en la fe; sed valientes y esforzaos.

 14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

 15 Hermanos, sabéis que la casa de Estéfanas es las primicias de Acaya y que se han dedicado al servicio de los santos; os ruego

 16 que vosotros os sujetéis a los tales y a todos los que colaboran y trabajan arduamente.

 17 Me alegro de la venida de Estéfanas, Fortunato y Acaico, porque éstos suplieron lo que me faltaba de vuestra parte;

 18 porque tranquilizaron mi espíritu y el vuestro. Reconoced, pues, a los tales.

 19 Os saludan las iglesias de Asia. Aquilas y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor.

 20 Os saludan todos los hermanos. Saludaos los unos a los otros con un beso santo.

 21 La salutación de mi mano: Pablo.

 22 Si alguno no ama al Señor, sea anatema. ¡Maranatha!

 23 La gracia del Señor Jesús sea con todos vosotros.

 24 Mi amor sea con todos vosotros en Cristo Jesús. Amén.


Capítulo Anterior

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Los falsos profetas de hoy señalan este versículo como su justificación para colectar dinero en las sectas deficientes, a lo cual ellos llaman ofrendas. Note que esta esta una colecta para los hermanos pobres de Jerusalén, no para Pablo, ni para los pastores, ni para los apóstoles, ni para un edificio de alguna secta — era para los hermanos pobres en Jerusalén. El evangelio fue particularmente bien recibido en Jerusalén por los pobres, lo cual resultó en que inmediatamente perdieran cualquier ayuda por parte del templo judío, que colectaba diezmos para ayudar a las viudas, los huérfanos, y los pobres. De modo que las iglesias estaban inundadas con personas necesitadas. Por esta razón, las colectas se hacían en todas las iglesias de Cristo para ayudarlos a ellos.

2 ¡Tome nota! En 1 Cor 16:1-2, la colecta se tomaba en el primer día la semana, no en el sábado judío. Esto prueba que la iglesia primitiva no se juntaba en el día séptimo o sábado judío, sino que se juntaban en el primer día de la semana. Juan se refirió al día del Señor en Apoc 1:10, "Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor," lo cual se piensa le da importancia al primer día de la semana al referirse al día de la semana en que Jesús resucitó.

_______________________________________

Capítulo Anterior