La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Corintios 7

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno es para el hombre no tocar mujer.

 2 Pero a causa de la inmoralidad sexual, cada hombre tenga su esposa, y cada mujer tenga su esposo. [En este versículo, que cada hombre "tenga su propia esposa" significa "tenga relaciones con su propia esposa," y significa "que toda mujer "tenga relaciones con su propio esposo," (para obtener prueba de esto vea las notas 1 y 2 de la Net Bible para este versículo). Este versículo no significa "que todo hombres se case y que toda mujer se case;" esa interpretación, que es muy común, está en conflicto con las súplicas en el resto de este capítulo para quedarse sin casarse si fuera posible. Parafraseado, este versículo significa: si estás casado(a), ten relaciones con tu cónyuge para evitar la inmoralidad sexual. En los siguientes versículos Pablo dice que sólo nos abstengamos de tener relaciones con nuestro cónyuge si hay consentimiento mutuo, y que las reanudemos después de un período de oración y ayuno si aun no tiene dominio propio, (versículo 5), lo cual es una concesión, no un mandato (versículo 6); porque él desea que todos los hombres sean capaces de no tocar a una mujer, como él, versículos 1 y 7. Vea otros versículos que apoyan el mismo concepto.]

 3 El esposo cumpla con su esposa el deber conyugal; asimismo la esposa con su esposo.

 4 La esposa no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposo; asimismo el esposo tampoco tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino su esposa.

 5 No os neguéis el uno al otro, a menos que sea de acuerdo mutuo por algún tiempo, para que os dediquéis a la oración y volváis a uniros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra falta de autocontrol. [Manuscritos más últimos agregaron las palabras "y ayunando" a este verso según lo explicado por la Biblia neta.]

 6 Esto digo a modo de concesión, no como mandamiento.

 7 Más bien, quisiera que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don procedente de Dios: uno de cierta manera, y otro de otra manera.

 8 Digo, pues, a los no casados y a las viudas que les sería bueno si se quedasen como yo.

 9 Pero si no se pueden controlar a sí mismos, que se casen; porque mejor es casarse que quemarse [en sus deseos].1 [No asuma que el matrionio va a curar sus deseos de tener sexo con otros en general. Vea la nota más abajo para estos dos versículos.]

 10 Pero a los que se han casado mando, no yo, sino el Señor: que la esposa no se separe de su esposo

 11 (pero si ella se separa, que quede sin casarse o que se reconcilie con su esposo), y que el esposo no abandone a su esposa.

 12 A los demás digo yo, no el Señor: que si algún hermano tiene esposa no creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.

 13 Y si alguna esposa tiene esposo no creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.

 14 Porque el esposo no creyente es santificado en la esposa, y la esposa no creyente en el creyente. De otra manera vuestros hijos serían impuros, pero ahora son santos.

 15 Pero si el no creyente se separa, que se separe. En tal caso, el hermano o la hermana no han sido puestos bajo servidumbre, pues Dios os ha llamado a vivir en paz.

 16 Porque, ¿cómo sabes, oh esposa, si quizás harás salvo a tu esposo? ¿O cómo sabes, oh esposo, si quizás harás salva a tu esposa?

 17 Solamente que viva cada uno como el Señor le asignó, y tal como era cuando Dios le llamó; así ordeno en todas las iglesias.

 18 ¿Fue llamado alguien ya circuncidado? No disimule su circuncisión. ¿Ha sido llamado alguien incircunciso? No se circuncide.

 19 La circuncisión no es nada, y la incircuncisión no es nada; más bien, lo que vale es guardar los mandamientos [oídos desde el interior del corazón] de Dios.

 20 Cada uno permanezca en la condición en que fue llamado.

 21 ¿Fuiste llamado siendo esclavo? No te preocupes; pero si puedes hacerte libre, por supuesto procúralo.

 22 Porque el que en el Señor es llamado siendo esclavo, es hombre libre del Señor. De igual manera, también el que es llamado siendo libre, es esclavo del Señor.

 23 Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.

 24 Hermanos, que cada uno se quede para con Dios en la condición en que fue llamado.2

 25 Pero con respecto a los que son solteros, no tengo mandamiento del Señor, aunque les doy mi parecer como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel.

 26 Pues, a causa de la presente dificultad, bien me parece que al hombre le sea bueno quedarse como está.

 27 ¿Estás ligado a esposa? No procures desligarte. ¿Estás libre de esposa? No busques esposa.

 28 Pero también, si te casas, no pecas; y si la soltera se casa, no peca; aunque aquellos que se casan tendrán aflicción en la carne, y yo quisiera evitárosla. [La aflicción en la carne es la distracción de tratar de agradar a su pareja, lo cual puede estar en conflicto con su búsqueda del Reino como la prioridad más importante de su vida; o cuando hemos alcanzado el reino, no poder poner nuestra atención en el Señor sin ser distraídos, (versículo 25 más abajo). El que está casado se preocupa de las cosas de la vida, cómo agradar a su esposa, (versículo 33 más abajo). ]

 29 Pero os digo esto, hermanos, que el tiempo se ha acortado.3 En cuanto al tiempo que queda, los que tienen esposas sean como si no las tuvieran; [Ser como si uno no tuviera esposa significa estar aparte de la esposa, sin envolverse en sus asuntos o sus deseos.]

 30 los que lloran, como si no lloraran; los que se alegran, como si no se alegraran; los que compran, como si no poseyeran;

 31 y los que disfrutan de este mundo, aunque no son absorbidos por él ni por la indiferencia. Porque el orden presente de este mundo está pasando.4 [Usted debe estar en el mundo pero no ser del mundo. De la Palabra del Señor en el interior: "Permanece separado de este mundo apresurado; tú no puedes estar en él." La amistad con el mundo (y la gente del mundo) es enemistad con Dios. Santiago 4:4. Cuando usted entra en el reino, el mundo pasa ante su vista y conciencia.]

 32 Quisiera, pues, que estuvieseis libres de ansiedad. El no casado se preocupa de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor;

 33 pero el casado se preocupa de las cosas de la vida, de cómo ha de agradar a su esposa,

 34 y su atención está dividida. La mujer no casada, o soltera, se preocupa de las cosas del Señor, a fin de ser consagrada tanto en cuerpo como en espíritu. En cambio, la casada tiene cuidado de las cosas de la vida, de cómo ha de agradar a su esposo.

 35 Esto digo para vuestro provecho; no para poneros restricción, sino para que viváis honestamente, atendiendo al Señor sin impedimento.

 36 Si alguien considera que su comportamiento es inadecuado hacia su virgen y si está en la flor de la edad y por eso siente obligación de casarse, puede hacer lo que quiere; no comete pecado. Cásense.

 37 Pero el que está firme en su corazón, no teniendo necesidad, sino que tiene dominio sobre su propia voluntad y así ha determinado en su corazón conservársela virgen, hará bien.5

 38 De modo que el que se casa con su virgen hace bien; y de igual manera, el que no se casa hace mejor.

 39 La esposa está ligada mientras viva su esposo. Pero si su esposo muere, está libre para casarse con quien quiera, con tal que sea [una persona] en el Señor.5

 40 Pero según mi opinión, más feliz será si permanece así. Y pienso que yo también tengo el Espíritu de Dios.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Digo, pues, a los no casados y a las viudas que les sería bueno si se quedasen como yo. Pero si no se pueden controlar a sí mismos, que se casen; porque mejor es casarse que quemarse [en sus deseos]. Muchas personas leen esto y asumen que si ellos se casan, sus deseos ardientes de otros cuerpos desaparecerán. Si usted le pregunta a cualquiera de los millones de hombres casados que están adictos a la pornografía, ellos le dirán que tienen una seria falta de control y una inmensa lujuria hacia las mujeres en general. Incluso hombres casados que no tienen nada que ver con la pornografía le dirán que no pueden controlar su comportamiento.

Si usted tiene actividad sexual sin estar casado, no asuma que el matrimonio eliminará sus hábitos, que resultan de una falta de temor a Dios, y este temor debería por lo menos ser el temor de desilusionarl seriamente a Dios — si no incluso un temor de atravesar a Aquel que está dentro de usted con su comportamiento decontrolado; cada vez que usted peca, usted está atravesando a Cristo dentro de usted. Si usted tiene pena y remordimiento, y una resolución de no repetir el mismo error otra vez, usted tiene un dolor piadoso. De la Palabra del Señor en el interior: "tu dolor piadoso es un bálsamo suave para las heridas que me has causado;" si su dolor es un dolor verdaderamente piadoso, eso resulta en el arrepentimiento de su comportamiento pecaminoso, pero el dolor del mundo produce muerte y no arrepentimiento.

Y si usted ha estado casado previamente, usted no está libre de casarse con otros mientras su pareja anterior esté viva, (de acuerdo con el versículo 39 de este capítulo). Si previamente ha cometido el error de volverse a casar, no intente disolver su matrimonio actual, lo cual haría el problema más caótico y dehonraría la verdad aun más.

El hecho que el divorcio y volver a casarse no está permitido hasta la muerte del cónyuge anterior, hace que su selección de una pareja apropiada sea muy importante para su futura paz y felicidad. Por lo tanto, antes de asumir que usted necesita casarse, sería mejor que esperara al Señor para que lo guiara — no sólo guiarlo para saber si debe casarse o no, sino también guiarlo con respecto a con quién se debe casar y cuándo. Sólo el Señor sabe si su matrimonio le ayudará con su lujuria hacia los cuerpos en general; y debido a que su lujuria por el sexo opuesto lo ciega con respecto a sus verdaderas cualidades, sólo el Señor sabe quién es verdaderamente un candidato(a) verdaderamente compatible para usted. Además, el Señor nos prohíbe casarnos con alguien que esté fuera de nuestra fe, fuera de la creeencia en el verdadero evangelio, fuera de la veradadera esperanza. Dios destruyó la tierra, parcialmente porque los hijos de Dios se mezclaron con carne pagana: Génesis 6: los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran bellas, y tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Vea la nota 6 a continuación.

También, si usted ya está casado(a), no lea esto y luego por alguna razón asuma que usted debe divorciarse. Aún si usted está casado(a) con un no creyente, usted debe quedarse casado mientras su pareja escoja vivir con usted, versículos 12 - 15más arriba.

De la Palabra del Señor en el interior: "hay muy poco amor en el mundo hoy en día, y yo veo positivamente cualquier amor entre hombres y mujeres. ¿Recuerda la mujer en el pozo? Ella había tenido cinco maridos antes, y estaba viviendo con otro hombre sin estar casada. Pero Cristo la selecciónó a ella, le enseñó, y después la envió a testificar y a predicar al resto de la ciudad. Juan 4:5-30. Por lo tanto, obviamente él no estaba preocupado. Ella obviamente estaba en una relación seria. La fidelidad es lo importante, no un anillo; y no una ceremonia de un "predicador" o un magistrado civil — ninguno de los cuales tienen la autoridad de Él. Usted no le puede ser infiel a una persona y fiel a Dios. Por lo tanto los adultos que están viviendo juntos en una relación seria, o personas que se han divorciado y casado otra vez, no están viviendo en la inmoralidad sexual, por lo menos ante los ojos de Dios. Usted puede ser su discípulo si está viviendo junto con otra persona en una relación seria, pero asegúrese que el compromiso sea no sólo de parte de usted, sino también de su pareja, (una relación seria requiere que ambas personas estén comprometidas con la relación, no sólo una). Entienda que cuando usted ha madurado espiritualmente suficientemente como para hablar actuar de acuerdo a sus mandatos, su falta de un matrimonio públicamente reconocido podría ser una piedra de tropiezo para muchas personas, y por esa razón usted probablemente querrá eventualmente quitar esa piedra de tropiezo por amor a su prójimo. Usted probablemente puede casarse formalmente en cualquier momento que usted desee, o puede esperar hasta oírle a Él decirle que formalice su relación con un matrimonio legal ante los ojos del mundo. Los matrimonios de los primeros cuáqueros se realizaban durante sus reuniones, sin anillos y sin un hombre que los casara, lo cual usted puede leer en la carta de Jorge Fox #264. Cuando las reuniones de la verdadera fe sean establecidas otra vez, los matrimonios se realizarán de manera similar; hasta entonces, tal vez un juez de paz, o un empleado del condado, (no un sacerdote o predicador), es la mejor alternativa para formalizar una relación como matrimonio legal. "

2 Obviamente la excepción es: si usted fue llamado mientras estaba en una ocupación deshonesta, usted debe encontrar otro trabajo donde no engañe ni dañe a nadie.

3 El tiempo es corto hasta que el día del Señor ocurra para este grupo de creyentes. Pablo no estaba loco, como tampoco lo estaba Jesús, Pedro, Juan, ni Santiago —todos dijeron, pronto, el tiempo está cerca, en poco tiempo, él está a las puertas. Porque el regreso del Señor ocurrió a aquellos se habían purificado a sí mismos en la esperanza y la fe de su venida en ellos. Los apóstoles no exageraron, ellos no mintieron, no fueron engañados; todos eran uno en el Espíritu Santo, en quien no hay mentira ni engaño. De modo que ellos hablaron con la verdad. La venida del Señor es una experiencia personal de aquellos que purifcan sus corazones con la fe y sus almas con la obediencia a la verdad; este es el fin de la crucificción del espíritu egoísta del creyente.

4 y los que disfrutan de este mundo, aunque no son absorbidos por él ni por la indiferencia.

Usted debe estar en el mundo pero no ser del mundo. De la Palabra del Señor en el interior: "Permanece separado de este mundo apresurado; tú no puedes estar en él." La amistad con el mundo (y la gente del mundo) es enemistad con Dios. Santiago 4:4. Usted debe ser amable con todos, estar en paz con todos, pero usted no debería socializar con ellos; su conducta y conversación lo corromperán. Aún en el trabajo, donde obviamente usted está asociado con la gente del mundo, usted no debería unirse a sus conversaciones inútiles. Las cosas del mundo que nosotros usamos incluyen las herramientas de nuestro oficio, nuestras computadoras, nuestros automóviles, nuestra casa, etc.; usamos estas cosas, pero no estamos enamorados de ellas, y estamos listos para separarnos de cualquier cosa que el Señor nos mande claramente, reconociendo que él solo nos manda a separarnos de aquellas cosas que extrañaríamos muchísimo si no las tuviéramos. Si su profesión requiere que usted use las cosas que no son ordinarias, que son incluso lujusas, de la Palabra del Señor en el interior: "No es pecado disfrutar las comodidades de la vida necesarias para tu ocupación."

Porque el orden presente de este mundo está pasando.

El mundo, visto a través de sus ojos, por la luz natural, desaparece cuando usted entra en el reino de los cielos, donde usted camina por la luz de Dios, viendo sólo a través de los ojos de Dios, los ojos de su corazón; y lo que usted ve es sólo lo que Dios le muestra que haga. Y el mundo está pasando, y sus deseos; 1 Juan 2:17.

5 En la traducción bíblica de los versículos 36-38, la cual usted puede ver paralelamente en esta página, hay mucha confusión entre los traductores en cuanto a si la virgen que se menciona es una hija virgen, una virgen (muchacha amiga), o a veces incluso un hombre virgen (37). Ninguna de estas traducciones tiene sentido; de modo aquí se presenta el significado original más probable. Si un creyente está comprometido con una mujer, si esa mujer ha pasado la edad de la belleza de la juventud, y si ella está preocupada de convertirse en una anciana sin tener la seguridad de un marido, entonces ellos se pueden casar sin cometer ningún pecado. Pero sería mejor que se quedaran sin casarse porque es más fácil dedicarse al Señor cuando se es soltero.

6 si el esposo está muerto, ella tiene la libertad de casarse con quien quiera; pero sólo [una persona] en el Señor. El Señor nos prohíbe casarnos con personas que esté fuera de la verdadera fe, fuera de la creencia en el evangelio verdadero, fuera de la verdadera esperanza. Dios destruyó la tierra, en parte porque los hijos de Dios se mezclaron con la carne pagana: Genesis 6: Y viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran bellas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. De la carta #246 de Jorge Fox:

El matrimonio es una figura de Cristo y su Iglesia, como el apóstol dio como ejemplo en Efesios. Y por lo tanto no debían unirse en yugo desigual, los creyentes con los infieles. La ley de Dios lo prohibió; no debían dar a sus hijos ni hijas a los paganos, ni casarse con ellos, porque afligió al Señor en el mundo antiguo, y acarreó la destrucción de esos malos matrimonios. Cuando los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres de todas los que eligieron, que corrompieron la tierra, y la llenaron con violencia. Pero los que se mezclaban con los paganos e incrédulos, y seguieron la carne extraña, se alejaron del espíritu, perdieron la adopción; a través de quienes la tierra se corrompió y se llenó de violencia; y los tales no pudieron conocer la unión de Dios, quienes se alejaron del espíritu, y de la ley y el evangelio; y los tales se mezclan entre los paganos e infieles, y siguen la carne extraña, y corrompen a los suyos propios, que se alejan del espíritu, por el cual han sido santificados y conducidos a la adopción.

Y los que se casan con incrédulos y paganos, van en contra de la ley de Dios, y lo afliguen a él y a sus justos padres.

Sin embargo, si usted ya está casado(a), no lea esto y luego por alguna razón asuma que usted debe divorciarse. Aún si usted está casado(a) con un no creyente, usted debe quedarse casado mientras su pareja escoja vivir con usted, versículos 12 - 15 más arriba.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo