La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Juan 3:2-3

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 Amados, ahora debemos ser hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que seremos. Pero sabemos que cuando él sea revelado, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. [Un hijo de Dios es como Jesús, quien es santo, inocente, puro, separado de los pecadores, y sin pecado en Él; y cuando lo vemaos a Él, seremos como Él. Jesús aparece en los corazones de los creyentes purificados. Jesús es visto. Jesús es revelado. Aquel que ha estado escondido es revelado, Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú eres un hijo cuando Jesús aparece en tu corazón para guiarte." Usted sea como Él: santo, inocente, puro, sin ningún pecado.]

 3 Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro.2 [¿Cuál esperanza? La esperanza de ver a Jesús venir a su corazón, es la esperanza que lo salva y lo purifica. Usted debe tener la esperanza de que el poder de Dios será liberado en usted para que pueda ser purificado. Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Efe 5:5. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8. — Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.]

Hebreos 9:28

Mostrar el Capítulo y las notas   

 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos. Y Él aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente.3[Aquellos que están persistente y pacientemente esperando a Dios, ven a Jesús aparecer en sus corazones, y ven a Jesús traer sus salvación, lo cual es ser liberado de todo pecado. Esperar a Dios es sentarse persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle; sólo aquellos que le hacen caso y le obedecen reciben salvación eterna. Heb 5:9. Pero si esperamos lo que no aun vemos, entonces lo aguardamos [la salvación] con paciente perseverancia, Rom 8:25; esperamos a la salvación. De la Palabra del Señor en el interior: "Usted debe esperar en el Señor para recibir la salvación."]

Mateo 16:27-28

Mostrar el Capítulo y las notas   

 27 Porque el Hijo del Hombre ha de venir en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces recompensará a cada uno conforme a sus obras. [De la palabra del Señor en el interior: "Todo el mundo está esperando que Jesús sea su excusa. ¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Ningún hombre es promovido o excusado cuando repite el pecado. No tienes excusa, Oh hombre. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos, y les he predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión. El camino es claro: escuchen y obedezcan. Hay dos cosas que odio: el orgullo y una excusa para fallar."]

 28 De cierto os digo que hay algunos que están aquí, que no probarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.5

Lucas 9:26-27

Mostrar el Capítulo y las notas   

 26 Pues el que se avergüence de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria y la del Padre y la de los santos ángeles.

 27 Y os digo, en verdad, que hay algunos de los que están aquí presentes que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios.2

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.