La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Juan 3:7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Hijitos, nadie os engañe. El que practica justicia es justo, como él es justo.3 [Jesús sólo habló, juzgó, e hizo lo que Dios le había ordenado hacer; para practicar la justicia nosotros también debemos poder sólo hablar lo que le oímos que nos ordena a decir y sólo hacer lo que Dios nos ordena hacer. Esta habilidad sólo viene después que hemos crucificado nuestro espíritu egoísta y el pecado ha sido destruído por el Espíritu al llevar la cruz interna de la negación propia; entonces nosotros estamos caminando el mismo camino que Él caminó y estamos en el mundo como Él estaba con perfección, pureza, y santidad.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 Hijitos, nadie os engañe. El que practica justicia es justo, como él es justo. Jesús sólo habló, juzgó, e hizo lo que Dios le había ordenado hacer; para practicar la justicia nosotros también debemos poder sólo hablar lo que le oímos que nos ordena a decir y sólo hacer lo que Dios nos ordena hacer. Esta habilidad sólo viene después que hemos crucificado nuestro espíritu egoísta y el pecado ha sido destruído por el Espíritu al llevar la cruz interna de la negación propia; entonces nosotros estamos caminando el mismo camino que Él caminó y estamos en el mundo como Él estaba con perfección, pureza, y santidad.

Juan nos está dando una advertencia. No sea engañado ni crea que usted es justo de alguna manera; porque usted no lo es, a menos que practique la justicia así como Jesús la practica. El que practica el pecado es del diablo, 1 Juan 3:8. No crea las mentiras que los ministros de las sectas deficientes le dicen a sus miembros, diciéndoles que son justos porque creen, aún cuando todavía están pecando, y el pecado es maldad. Al que dice al impío: "Eres justo", los pueblos lo maldecirán; las naciones lo detestarán. Prov 24:24. Todos los pastores y ministros serán maldecidos, que mintieron diciendo que al creer en Jesús, usted es justo mientras todavía está encadenado por el pecado. El apóstol Pablo instruye a sus apóstoles verdaderos de la siguiente manera: A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor. 1 Tim 5:20. Juan también nos escribió en el capítulo 2 acerca de aquellos que estaban tratando de seducir a los creyentes, y nos dijo que no necesitamos que nadie nos enseñe, porque la unción del espíritu de Cristo nos enseña todas las cosas y es verdad, y no es mentira. 1 Juan 2:26-27. Él nos advierte otra vez, que no dejemos que ningún hombre nos engañe. Hay una justicia imputada que viene con la medida de la fe recibida con el fruto del Espíritu, el cual es dado a aquellos que han crucificado su espíritu egoísta e impío en la cruz interna de la negación propia, pero no antes. Creer en Jesús no es la fe que imputa la justicia; vea la nota 2 de Romanos 3 para detalles acerca la justicia imputada. 

Entonces Juan aclara quiénes son los que quieren seducir y engañar: cualquiera que trate de decirle que usted es justo, mientras usted todavía está caminando en su propia imaginación, por su propio cerebro, (la mente carnal), por lo tanto todavía está pecando, todavía es sujeto a la ira, la lujuria, el lenguaje profano, mentir, engañar, codiciar, la avaricia, la envida, etc. Han engañado a mi pueblo diciendo: '¡Paz!', cuando no hay paz, .. con mentiras habéis causado dolor al corazón del justo, al cual yo no causé dolor, y habéis fortalecido las manos del pecador para no apartarlo de su mal camino, al prometerle [falsamente] la vida. Eze 13:2,10,22. Como Pedro también advirtió: seducen con las pasiones sensuales de la carne a los que a duras penas se habían escapado de los que viven en el error.  Les prometen libertad, cuando ellos mismos son esclavos de la corrupción; puesto que cada cual es hecho esclavo de lo que le ha vencido. 2 Pedro 2:18-19. ¿Suena muy contemporáneo, no es así?

Hoy en día los así llamados cristianos piensan que son justos porque "creen en Jesús" o porque han sido bautizados; al hacerlo, el cristianismo ha hecho una burla de mando de el mayor prioridad del Señor en el Nuevo Testamento. Al contemplar a aquellos que piensan que tienen la justicia de Cristo porque creen que Jesús es el hijo de Dios, la Palabra del Señor en el interior dijo: "Ellos lanzan la palabra 'justicia' sin ningún entendimiento de lo que significa. Ellos son soñadores sucios.Ellos están sucios porque sus corazones están contaminados con toda clase de pecados que todavía cometen mientras desprecian las muchas advertencias y requisitos del Señor, y ellos están soñando que son justos.

¿Qué es la justicia? (la definición de la justicia [rectitud])

Es interesante que justicia [rectitud] es definida como algo justo tanto en francés como en español. Ser justo en este contexto significa hacer decisiones que son razonables y moralmente correctas. Ciertamente sabemos que las decisiones de Dios son moralmente correctas, incluso que son siempre perfectas. ¿Por qué?—porque Él recuerda cada pensamiento, cada palabra, y todo lo que alguna vez le sucedió a cualquiera que esté en frente de Él en el juicio. Si tratamos de juzgar a alguien, nosotros no tenemos un registro completo para calcular si hubieron circunstancias que lo llevaron, presionaron, o aún lo forzaron a cometer las violaciones que estamos tratando de juzgar. Por ejemplo, hubo un estudio hecho con personas dedicadas a la prostitución (tanto mujeres como hombres), en las calles de San Francisco, y la gran mayoría de ellos habían sido violados por un miembro de su familia a una edad temprana. Un niño o niña que es violado a menudo siente que de alguna manera tuvo la culpa por lo que sucedió; entonces ellos comienzan a pensar que no son buenos y que sólo son capaces de repetir el error con otros. Dios sabría todas esas circunstancias con detalles exactos, incluyendo todos los pensamientos que ellos tuvieron alguna vez. Él también tiene un registro de cada ruego anónimo que Él alguna vez nos hizo a cada uno de nosotros para aparatarnos del mal. Por lo tanto Él puede hacer una decisión correcta con respecto a tal persona, pero es imposible que nosotros hagamos lo mismo. Hay un antiguo dicho indio que dice: "nunca juzgues a un hombre hasta que hayas caminado una milla en sus mocasines." Dios ha estado con nosotros en cada paso a través de la vida de todos, pero nosotros no hemos tomado ni un paso con ellos. Por lo tanto, ser justo es dejar de hacer decisiones según nuestra mente carnal (que es enemiga de Dios), y sólo hacer lo que Dios nos dice que hagamos, sólo decir lo que Dios nos dice que digamos, y sólo juzgar como Dios nos dice que juzguemos; entonces, y sólo entonces somos justos porque hacemos lo que nos ha dicho el Dios justo y recto. Cuando hacemos decisiones con nuestra mente carnal, lo mejor que podemos hacer es una decisión menos mala o menos impía; sólo Dios es el que siempre sabe lo mejor que hacer y las mejores palabras que decir. Jesús sólo habló, juzgó, e hizo lo que Dios le inspiró y ordenó; para practicar justicia también debemos ser capaces de sólo hablar lo que le oímos a Él ordenarnos a que digamos y sólo hacer lo que Dios nos ordene hacer. Esta habilidad sólo viene después de que hemos crucificado nuestro espíritu egoísta y el pecado ha sido destruído por el Espíritu por medio de llevar la cruz interna de la negación propia; entonces estamos caminando por el mismo camino que Él caminó y estamos en el mundo como Él estuvo con perfección, pureza, y santidad. Debemos ser restaurados a la imagen de Dios que Adán perdió en el jardín del Edén; para ponernos la naturaleza recién creada [de Cristo], quien es creado a la imagen de justicia y santidad verdaderas de Dios. Cuando somos justos, todo lo que decimos y hacemos es justo, moralmente correcto, perfecto, verdadero, santo, virtuoso, bueno, y puro. Cuando somos justos, todo lo que decimos y todo lo que hacemos es correcto — justicia [rectitud].

Decir y hacer todo lo que es correcto, es ser justo, es ser guiado por Cristo la luz, dentro de nosotros, guiándonos con palabras para hablar y obras para realizar, y estas obras honran y glorifican a Dios y completarlas es nuestro gozo supremo. Ser justo es ser libre de pecado, ya no caminando en la oscuridad de nuestra mente carnal e imaginaciones impías, ya no satisfaciendo la lujuria y los deseos de nuestra carne, sino estar caminando en la luz, sirviendo y agradando al Espíritu.

Presentéis.. vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Rom 6:13

De la Palabra del Señor en el interior: "Vamos a él, y él hace llover ayuda sobre nosotros; este ejercicio de Dios purifica bien a aquellos que lo hacen. Ven a mí con la esperanza de hablar y actuar con rectitud." Dios nos hace un instrumento apto en sus manos para dirigir en obras de amor, para mostrarle al mundo el amor de Dios, para sacudir a las naciones, y para extender la palabra de vida. Las obras de Dios son realizadas por su pueblo con gran gozo porque ellos saben que todas sus palabras y acciones son perfectas y virtuosas, que le agradan a Dios y avanzan la creación; así ellos están obrando verdadera justicia [rectitud].

Ahora usted conoce el verdadero significado de las palabras de Jesús: "No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos." Juan 7:21. La voluntad del Padre es que usted sólo piense los pensamientos que él le proporciona, sólo hable las palabras que él le diga que hable, y haga sólo lo que Él le mande; y William Penn escribió en No Cruz No Corona que "la verdadera adoración a Dios es haciendo su voluntad."

La referencia a "hijitos" en griego de este versículo no significa hijos de Dios sino más bien es un término de saludo amable de los maestros a sus discípulos: tecknia <5040>.

_______________________________________