La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Juan 5:1,8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 [En este capítulo Juan cuidadosamente define cuáles son las experiencias que califican a un creyente que ha nacido de Dios, las cuales están resumidas aquí:

  1. un creyente nacido de Dios guarda los mandamientos de Dios, y éstos no son una carga; versículos 2,3
  2. el creyente nacido de Dios ha vencido al mundo al crucificar su naturaleza pecaminosa, (los antojos prohibidos, los deseos apasionados, y la lujuria de ella), versículos 4,5
  3. el creyente nacido de Dios ha visto en su corazón por la luz que manifiesta todas las cosas los tres testigos en la tierra: (Vea el versículo 8 y la nota número 3 que se encuentra aquí para más descripción de los tres testimonios que se deben experimentar antes de que uno nazca otra vez.)
  4. el creyente nacido otra vez tiene vida eterna en él, la cual es ser restaurados a la imagen espiritual de Dios en verdadera justicia y santidad. versículo 12
  5. el creyente nacido otra vez no peca y no puede pecar porque está protegido por su Padre para no caer en ninguna tentación. versículo 18
  6. Jesús está presente dentro del creyente, y el creyente está en Cristo; el creyente está en unión con Cristo y el Padre. versículo 20

Aquellos que dicen que son cristianos nacidos otra vez que todavía están viviendo en los deseos carnales y placeres del mundo, y por lo tanto todavía son esclavos del pecado, están difamando la verdad y crean confusión; de la Palabra del Señor en el interior: "Por su evidente despliegue de pecado, los cristianos causan que mi nombre sea blasfemado entre el pueblo. Saber que has nacido otra vez es ver tu salvación aparecer en tu corazón."

 1 Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios, y todo aquel que ama al padre ama también al que es nacido de él.1

 8 Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan en uno.3 [Los tres testigos son: Primero, el espíritu que da testimonio en la tierra, que los hace morir, que los circuncida, que los lleva a toda verdad; Segundo, ellos llegan a conocer el agua que es un testigo en la tierra; por la cual ellos son lavados, sus mentes, sus almas, sus espíritus, y en sus cuerpos, con esta agua pura. El tercer testigo es su sangre, con la cual los corazones de las personas son rociados, y sus conciencias son rociadas con la sangre de Jesús, y por medio de esta sangre ellos son santificados, ellos son limpiados de todas sus obras muertas, para servir al Dios viviente. (Las obras muertas son realizadas por decisión de la mente carnal y la voluntad del hombre. Las obras de fe obediente a las órdenes de Dios no son obras muertas.)]

Hebreos 9:28

Mostrar el Capítulo y las notas   

 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos. Y Él aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente.3[Aquellos que están persistente y pacientemente esperando a Dios, ven a Jesús aparecer en sus corazones, y ven a Jesús traer sus salvación, lo cual es ser liberado de todo pecado. Esperar a Dios es sentarse persistentemente en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle; sólo aquellos que le hacen caso y le obedecen reciben salvación eterna. Heb 5:9. Pero si esperamos lo que no aun vemos, entonces lo aguardamos [la salvación] con paciente perseverancia, Rom 8:25; esperamos a la salvación. De la Palabra del Señor en el interior: "Usted debe esperar en el Señor para recibir la salvación."]

Judas 1:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.6 [Usted debe experimentar a Jesús trayéndole vida eterna, así como Jesús le trae su salvación. Ni la salvación ni la vida eterna ocurren sin ocurrir primero la destrucción de la naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia, por medio de persistente y paciente espera en Dios en humilde silencio, escuchando, velando, y obedeciéndole, y esa obediencia es evidencia de la creencia. Pero si esperamos lo que no vemos, con perseverancia lo aguardamos. Rom 8:25. La vida y la salvación vienen a aquellos que prestan atención y obedecen los mandatos de Dios y le esperan persistente y pacientemente, Heb 5:9, 9:28]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.