La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Juan 5:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan en uno.3 [Los tres testigos son: Primero, el espíritu que da testimonio en la tierra, que los hace morir, que los circuncida, que los lleva a toda verdad; Segundo, ellos llegan a conocer el agua que es un testigo en la tierra; por la cual ellos son lavados, sus mentes, sus almas, sus espíritus, y en sus cuerpos, con esta agua pura. El tercer testigo es su sangre, con la cual los corazones de las personas son rociados, y sus conciencias son rociadas con la sangre de Jesús, y por medio de esta sangre ellos son santificados, ellos son limpiados de todas sus obras muertas, para servir al Dios viviente. (Las obras muertas son realizadas por decisión de la mente carnal y la voluntad del hombre. Las obras de fe obediente a las órdenes de Dios no son obras muertas.)]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 El Espíritu, el agua y la sangre dan testimonio en la tierra. De la carta 265 de Jorge Fox.

"Por lo tanto Cristo, la luz, le enseńa a su pueblo a creer en la luz que manifiesta todas las cosas; y los que creen en la luz tienen el testimonio en sí mismos de Cristo, en quien ellos creen, tienen su testimonio en sí mismos, creen que es su redentor, y salvador, y su camino, su verdad, y su vida; porque con la luz ellos lo ven, ellos creen en la luz que se manifiesta; y después que ellos creen en la luz, llegan a ser hijos de la luz; ellos testifican de sí mismos, que están sellados, porque su creencia en al luz está en Cristo, quien es la luz, quien los ha comprado y adquirido; y después de que son sellados por el espíritu de la promesa, teniendo la marca o sello de Dios sobre ellos, pueden poner en su sello que Dios es fiel en todas sus promesas, en todos sus profetas con respecto a Cristo Jesús; quien les enseńó a creer en la luz. Con la luz ellos ven, y llegan a conocer a los "tres que dan testimonio en el cielo", y los "tres que dan testimonio en la tierra, el espíritu, el agua, y la sangre."

Y así todo creyente verdadero, cree como Cristo le ha enseńado, a creer en la luz, para que ellos lleguen a ser hijos de la luz. Ellos tienen estos tres testigos en la tierra, para dar testimonio en sí mismos; y ellos pueden poner en su sello, que Dios es fiel en todas sus obras, en los profetas y los apóstoles, y su hijo; y ellos llegarán a conocer, y llegan a conocer, a los tres testigos que dan testimonio en el cielo, y los tres que dan testimonio en la tierra."

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y aceptable para Dios, que es vuestro servicio espiritual y adoración. Rom 12:1. Al final de la muerte de nuestra naturaleza egoísta y pecaminosa, somos lavados en el interior con agua santa, somos quemados con el bautismo de fuego del Espíritu Santo, la sangre de Jesús es rociada en nuestras conciencias, (la puerta a nuestro corazón), y ofrecemos el incienso de la adoración devota, gozo y acción de gracias por ser liberados de la oscuridad de este mundo para entrar en el reino de los cielos.

De la Palabra del Seńor en el interior: "Los tres testigos: estos tres deben ser manifestados claramente; los ojos deben germinar." Usted debe ver claramente los tres testigos con los ojos de su corazón, y los ojos de su corazón primero deben ser desarrollados, lo cual viene con esperar persistente y pacientemente a Dios en humilde silencio para oír y ver sus revelaciones de la Palabra y luz dentro de su corazón.

_______________________________________