La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Timoteo 5

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 No reprendas con dureza al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos;

 2 a las ancianas, como a madres; y a las jóvenes, como a hermanas, con toda pureza.

 3 Honra a las viudas que realmente sean viudas.

 4 Pero si alguna viuda tiene hijos o nietos, que aprendan primero a ser piadosos con los de su propia casa y a recompensar a sus padres [por el cuidado que les dieron], porque esto es aceptable delante de Dios.

 5 Ahora bien, la que es realmente viuda, y que ha quedado sola, ha puesto su esperanza en Dios y persevera en súplica y oraciones de noche y de día;

 6 pero la que se entrega a los placeres, viviendo está muerta.

 7 Manda también estas cosas para que sean irreprensibles.

 8 Si alguien no tiene cuidado de los suyos, y especialmente de los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. [Jorge Fox escribió con respecto a este versículo: Si alguien no tiene cuidado de los suyos, y especialmente de los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. (¡Tome nota que es peor que el mundo!) Porque la fe lleva a cada hombre y cada viuda a ser diligente, y a proveer para los suyos; esto es, a sus hijos o sus parientes y padres, como antes. Pero el apóstol dice, especialmente aquellos de su propia casa. Y por lo tanto esta es la piedad que debe ser mostrada todavía de dos maneras: 1)'los suyos, especialmente los de su casa;' y 2) aquí están los sobrinos y padres, como se mencionó antes. De la palabra del Señor en el interior: "Se diligente en obra y comercio."]

 9 La viuda sea incluida en la lista después de haber cumplido por lo menos sesenta años [para recibir mantenimiento de la iglesia], que haya sido esposa de un solo marido,

 10 que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos, si ha practicado la hospitalidad, si ha lavado los pies de los santos, si ha socorrido a los afligidos y si se ha dedicado a toda buena obra.

 11 Pero no admitas a las viudas más jóvenes, porque cuando sus pasiones las apartan de Cristo, quieren casarse,

 12 estando bajo juicio por haber abandonado su primer compromiso.

 13 Y a la vez aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa. No sólo aprenden a ser ociosas, sino también chismosas y entremetidas, hablando lo que no conviene.

 14 Por eso quiero que las más jóvenes se casen, críen hijos, gobiernen su casa y no den al adversario ninguna ocasión de reproche;

 15 porque ya algunas se han extraviado en pos [de los engaños] de Satanás.

 16 Si algún creyente o alguna creyente tiene viudas, cuídelas. No sea carga para la iglesia, a fin de que haya lo suficiente para las que realmente son viudas [que tienen una necesidad verdadera].

 17 Los ancianos que dirigen bien sean tenidos por dignos de doble honor, especialmente los que trabajan arduamente en la palabra y en la enseñanza.

 18 Porque la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla. Además: "El obrero es digno de su salario."

 19 No admitas acusación contra un anciano a no ser que haya dos o tres testigos.1

 20 A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor.2 [¡Tome nota! En la iglesia primitiva el pecado no era tolerado; aquellos que estaban pecando debían ser expuestos y reprendidos públicamente, para que otros en la asamblea tuvieran temor de pecar y también de sufrir una reprensión pública. ¿Se parece esto siquiera vagamente al así llamado cristianismo de hoy en día? NO, porque el cristianismo de hoy en día ha pisoteado la gracia, convirtiéndola en un permiso para la inmoralidad, en vez de el proceso de enseñanza para dejar de pecar y vivir una vida piadosa. Y, por lo tanto, no hay temor de Dios dentro del cristianismo; sin embargo el temor de Dios es el punto de partida absoluto de la religión; sin temor para motivarlo a alejarse del mal, usted está perdido sin esperanza.]

 21 Requiero solemnemente delante de Dios y de Cristo Jesús y de sus ángeles escogidos, que guardes estas cosas sin prejuicio, no haciendo nada con parcialidad. [De la palabra del Señor en el interior: "Estamos en la presencia de Dios pronunciando sus palabras de la manera que Él las ordenó. Estamos ante Él para que podamos glorificarle.]

 22 No se apresuren a imponer las manos a ninguno, para que no seas identificado con alguien que fallan en su objetivo;3 consérvate puro.

 23 De aquí en adelante no tomes agua; usa, más bien, un poquito de vino a causa de tu estómago y de tus frecuentes enfermedades.

 24 Los pecados de algunos hombres se hacen patentes antes de comparecer en juicio, pero a otros les alcanzan después.

 25 De la misma manera, las buenas obras se hacen patentes de antemano; y aunque sean de otra manera, no es posible mantenerlas ocultas.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 El obrero es digno de su salario — honor, incluso doble honor. Este versículo es usado por los predicadores codiciosos para justificar sus salarios. Si usted ve la amonestación completa, queda claro que él está hablando del honor y no del dinero. Los ancianos se merecen su recompensa: amor, honor, y el respeto de su rebaño para quienes el anciano trabaja. Incluso él dice que se merecen honor doble. Incluso él se asegura de que no se culpe al anciano de ninguna cosa sin dos otres testigos presentes. Él está tratando de asegurarse de que sean respetados apropiadamente, honrados, y amados por su rebaño.

En Lucas 10:7-8 Jesús dijo: Posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. De modo que aquí Jesús dice: coman y beban lo que les den, porque el obrero es digno de su salario. Este es el salario que Cristo permite: los regalos.

Él además dice: En cualquier ciudad donde entréis y os reciban, comed lo que os pongan delante. Él no dice: ordénenles que les sirvan lo que ustedes quieran, o díganles que le den dinero para que ustedes puedan ir y comprar lo que ustedes quieran. Él dice: coman lo que les pongan adelante — cualquier cosa que les den.

Cuando usted pide, y alguien accede, no es un regalo, es un pedido. Recaudar fondos es pedir. Pasar el plato es pedir. Este versículo no es justificación para pedir o aceptar un salario de 'ganancias deshonestas' de parte del rebaño.

2 A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor. ¿Alguna vez usted ha oído a un predicador reprender a alguien en la congregación por algún pecado? Este versículo debería ser una clara evidencia de que las 41,000 sectas deficientes están todas alejadas de la iglesia a la que Pablo se estaba dirigiendo. ¿Por qué? Porque ellos prometen libertad del pecado sin culpa, usando la gracia como un permiso para la inmoralidad. Las sectas deficientes en realidad promueven el pecado, al excusarlo como si no tuviera consecuencias. Un promotor del pecado no tiene parte con Dios, pero Satanás está feliz de poder engañarlo.

Para que los otros tengan temor. Las sectas de hoy no tienen temor de Dios; pero lo tendrán cuando encuentren los juicios de Dios. El temor de Dios es el punto de comiezo absoluto de la religión; sin temor para motivarlo a alejarse de la maldad, usted está perdido sin esperanza. Con temor usted puede buscar la aprobación de Dios al alejarse del mal, y buscar su ayuda para llegar a ser puro; y así ser apto para disfrutar su gloria y poder en su presencia.

3 No se apresuren a imponer las manos a ninguno, para que no seas identificado con alguien que fallan en su objetivo; Cuando usted haya sido completado y camine en el reino de Dios, usted podría tener el poder para transmitir la introducción de la medida del Espíritu Santo a otros individuos al imponerles las manos. La advertencia aquí es esperar para estar seguro de que usted está siendo guiado por el Espíritu antes de hacerlo; de otra manera la persona sobre quien usted impone sus manos puede regresar al pecado, lo cual deshonraría el camino y la verdad. Y esa persona estaría mejor si nunca hubiera nacido que haber sido convencida con la veradera esperanza, puesta en evidencia por el poder de Dios transmitido por medio de sus manos, y después regresar al pecado. Una persona tal es como Judas, del cual se dice que ha muerto dos veces — muerto en sus pecados, despertado a la vida, y después muerto en sus pecados otra vez.

Si a alguien se le ha dado la verdadera creencia y esperanza, que ese poder de Dios puede liberarlo de todos los pecados, y: 1) la persona entonces no ejercita su fe para edificarla más, y 2) peca repetidamente hasta que ha cauterizado su conciencia, y ya no siente remordimiento por el pecado, ha muerto dos veces y sería mejor que nunca hubiera nacido. Éstos son aquellos de los cuales el Señor dijo: Porque aquel siervo que entendió la voluntad de su señor y no se preparó ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Lucas 12:47. Debido a que Cristo es el autor de la fe, y la fe es el don de Dios, la cual no todos los hombres reciben, entonces el no seguir adelante para alcanzar la verdadera salvación es algo que merece un gran castigo.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo