La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
1 Pedro 4:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Antes bien, gozaos a medida que participáis de las aflicciones de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con regocijo.4

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 No os sorprendáis por el fuego que arde entre vosotros para poneros a prueba, como si os aconteciera cosa extraña. Antes bien, gozaos a medida que participáis de las aflicciones de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con regocijo.

No os sorprendáis por el fuego que arde entre vosotros para poneros a prueba, como si os aconteciera cosa extraña. Antes bien, gozaos a medida que participáis de las aflicciones de Cristo,

El sufrimiento sobrenatural es doloroso. Esta es la tribulación: Es preciso que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Hechos 14:22. Como Juan confirma: Yo Juan, vuestro hermano y copartícipe en la tribulación y en el reino y en la perseverancia en Jesús. Apoc 1:9.

William Dewsbury tiene una escritura excepcional a la todos los afligidos y los heridos en espíritu.

Querido hijo, que lloras sobre todo el mundo, y más allá de todo placer, pompa, y vanidad que hay en él, para disfrutar de la luz y el semblante de Dios;—no temas, ni te desanimes, por causa de los violentos asaltos del enemigo, quien busca alejarte hacia los razonamientos carnales de tu espíritu, y en él encender un fuego para tí mismo, y causa que tú camines en la luz de las antorchas que tú has encendido;—y esto tú recibes de la mano del Señor, al alejarte de su consejo, te acuestas en pesar. Pocos conocen tu gran angustia; pero para el Señor es conocida, y para aquellos que han caminado en los mismos caminos. Oh, querida alma afligida, que vives en el sentido profundo de la obra del maligno en tu mente, y muchas veces estás listo para decir: — Nunca fue uno así para mí, ni tampoco ningún pesar como mi pesar:—y en este duelo lánguido y desesperado de tu alma, todas las cosas son hechas amargas para tí como las aguas de Mara. Así tú eres alejado de todo consuelo, como un niño sin padre, una viuda desolada sin esposo o un forastero de quien ningún ojo tiene lástima, en tu aprehensión; a veces dices en tu corazón, en el calor de la tentación, y el fuego que tú has encendido: ¡Oh, que yo hubiera sido cualquier criatura en vez de la que soy! O, ¡si fuera la voluntad de Dios, que él pueda acortar mis días, para que yo no esté ya más en la tierra para pecar contra él! Porque en tu propio sentido y sentimiento, tú, caminando en las antorchas que tú has encendido, en razonamientos carnales, no disciernes nada sino ira, en cada lado, horror, miseria, y angustia, y gran languidez; clamando secretamente en tu corazón: —Oh, que yo estuviera solo en el desierto, o en una cueva, o en una guarida de la tierra, de manera que yo no pueda ver ni oír a ninguno de los hijos de los hombres ya más, sino en un retiro secreto, aún rugir y llorar todos mis días hasta que muera. Oh, tú hijo de la mañana del día puro y eterno del Dios de Israel, ya no prestes atención al enemigo, quien dijo que nadie ha viajado hacia donde tú estás [viajando,] ni ha bebido de la copa de la que tú estás bebiendo. Él es un mentiroso, quien sale para destruir tu alma preciosa. En la palabra del Señor Dios, yo te declaro, yo bebí de la misma copa, con mis fieles amigos, quienes han nacido de la simiente real, cada uno en su medida han viajado por el mismo camino, y han soportado las mismas tentaciones, y caminado en la luz de las mismas antorchas, y se han acostado en pesar, en el sentido de la misma miseria como tú lloras hasta este día. Ya no le des oído al enemigo, ni a los pensamientos de tu corazón. Levántate, levántate, en la luz del pacto, y quédate en tu corazón; y el Señor Dios, él derribará el enemigo de tu paz, destruirá los razonamientos carnales de tu mente, y apagará el fuego que tú has encendido. Él te liberará de la horrible fosa, y pondrá tus pies sobre la Roca Eterna. Tú pisotearás al enemigo de tu alma, en el sentimiento sensible del seno del amor del Padre, quien se manifestará a sí mismo como un padre para lo huérfano en tí, y un esposo para la viuda en luto, y un consuelo para el bebé inmortal que lloró en tí, en la rectitud de tu corazón, para hacer la voluntad del Dios viviente. Por lo tanto, en el poder de su fuerza, mantiene tu corazón; y pisotea todas las dudas, temores, pensamientos desesperados, cuestionamientos, razonamientos, contemplaciones, imaginaciones, y consultas. Levántate sobre todas ellas en la luz de Cristo. Él te guiará hacia el banquete del placer de nuestro Dios, donde tú te sentarás conmigo y todos los redimidos de mi Padre, quienes han nacido de la simiente inmortal, y han pasado por grandes tribulaciones, y han lavado sus ropas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Por lo tanto ahora estamos de pie ante el trono de Dios, alabándolo día y noche en su santo templo. Y esta será la porción de tu copa, si tú diligentemente oyes el consejo del Señor, que te llama a confiar en él. Él te abrazará en los brazos de su amor, ¡y tú alabarás su nombre para siempre! Dios Todopoderoso, en su luz y vida, levantará tu alma, y establecerá tu corazón el su consejo, firmemente para esperar que su poder los guíe, en la cruz, fuera de toda incredulidad, y haga que te acuestes en reposo en la obediencia a su voluntad: donde tú beberás de la copa de la salvación de Dios para siempre.

William Dewsbury

para que también en la revelación de su gloria os gocéis con regocijo. Pedro está hablando acerca de Jesús revelado como un evento inminente, no miles de años más tarde. Porque la revelación de Jesucristo es una experiencia personal de los creyentes individuales purificados: En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo que algunos de los que estaban con él en ese entonces, hace 2000 años atrás, verían su gloriosa venida con el reino antes de morir. En Mateo, Marcos, y Lucas, se registra a Jesús diciendo todas las profesías de los últimos tiempos se cumplirían antes que la generación de 2000 años atrás muriera, (ha click aquí para verlas todas).

_______________________________________