La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Corintios 13

Capítulo Anterior

 1 Ésta es la tercera vez que voy a vosotros. Por la boca de dos o tres testigos se decidirá todo asunto.

 2 Lo he dicho antes, cuando estaba presente en mi segundo viaje; y ahora que estoy ausente, también lo repito a los que antes han pecado y a todos los demás: que si voy otra vez, no seré indulgente,

 3 puesto que buscáis una prueba de que Cristo habla en mí.1 Y él no es débil para con vosotros, sino que es poderoso en vosotros.

 4 Porque fue crucificado en debilidad, pero vive por el poder de Dios. Pues nosotros también somos débiles en él, pero viviremos con él por el poder de Dios para con vosotros.

 5 Examinaos a vosotros mismos para ver si estáis firmes en la fe; probaos a vosotros mismos. żO no conocéis en cuanto a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que ya estéis reprobados [probados, rechazados, abandonados al pecado]?2

 6 Pero espero que reconozcáis que nosotros no estamos reprobados.

 7 Y oramos a Dios que no hagáis nada malo; no para que nosotros luzcamos como aprobados, sino para que vosotros hagáis lo que es bueno, aunque nosotros quedemos como reprobados.

 8 Porque no podemos nada contra la verdad, sino a favor de la verdad.

 9 Por eso nos gozamos en que nosotros seamos débiles y que vosotros seáis fuertes. Y aun oramos por vuestra perfección.3

 10 Por tanto, os escribo esto estando ausente, para que estando presente no use de dureza conforme a la autoridad que el Seńor me ha dado para edificación y no para destrucción.

 11 Por último, hermanos, adiós. Ser perfecto,4 de buen ánimo, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios del amor y de la paz estará con vosotros.

 12 Saludaos unos a otros con un beso santo.

 13 Todos los santos os saludan.

 14 La gracia del Seńor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.


Capítulo Anterior

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Pablo dice: Cristo habla en mí. Por lo tanto las palabras de Pablo eran proporcionadas por Cristo. Pablo dijo: Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Gal 2:20; y él recibió el evengelio por medio de la revelación de Jesucristo, y le agradó a Dios revelar a su hijo en mí. Así como Jesús dijo que él nunca dijo ninguna cosa por su propia cuenta, sólo lo que oyó al Padre decir: lo que yo hablo, así como el Padre me ha dicho, eso hablo. Juan 12:49-50. El tener a Cristo en control de nuestros pensamientos, palabras y acciones, es hacerlo nuestro verdadero Señor; y este es el requisito y el fin de la salvación — ser nacidos otra vez como una criatura completamente nueva, con Jesús resucitado en nosotros, como nuestro Rey, Maestro y Señor.

2 Cuando usted busca escuchar en silencio y obedecer al Señor, usted eventualmente será probado, para ver si usted está realmente comprometido a obedecer la verdad, o usted ama más sus deseos. Si usted pasa la prueba, si usted recibe más de su Espíritu; éste es el sello del Espíritu Santo, o lo que es discutido en el sitio web como la Recompensa Provisional. Si usted cae, no progresa; y necesitará buscar persistentemente con obediencia conciente para ser probado otra vez. Si usted pasa, sabrá por seguro que ha recibido más del Espíritu de Dios, y éste reside en usted.

3 El ministerio de Pablo es llevar a los creyentes a la perfección; como es el propósito del don del Espíritu Santo de un ministerio para cada uno: la perfección de los santos es la obra del ministerio, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; Efe 4:12-13.

4 Ser perfecto. Pablo y Jesús están predicando el mismo mensaje. Ningún hombre se puede hacerse perfecto a sí mismo. Pero Dios puede hacer cualquier cosa, incluyendo hacer al hombre perfecto — pero antes que él perfeccione al hombre por la gracia de su poder, el hombre debe aprender a odiar su naturaleza egoísta; y él debe sufrir con la afflicción sobrenatural, para deshacerse del pecado. Entonces el hombre puede ser perfeccionado por la gracia de Dios. Porque si Dios hubiera hecho al hombre perfecto antes de que aprendiera a odiar el mal, ellos volverían otra vez a servir su naturaleza egoísta por sus deseos.

A quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre. Col 1:28.

_______________________________________

Capítulo Anterior