La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Corintios 5

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Porque sabemos que si nuestra casa terrenal, esta tienda temporal, se deshace, tenemos un edificio de parte de Dios, una casa no hecha de manos, eterna en los cielos.

 2 Pues en esta tienda gemimos deseando ser sobrevestidos de nuestra habitación celestial;

 3 y aunque habremos de ser desvestidos, no seremos hallados desnudos.

 4 Porque los que estamos en esta tienda gemimos agobiados, porque no quisiéramos ser desvestidos, sino sobrevestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida.

 5 Pues el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado la garantía1 [pago inicial] del Espíritu.

 6 Así vivimos, confiando siempre y comprendiendo que durante nuestra estancia en el cuerpo peregrinamos ausentes del Señor.

 7 Porque andamos por fe, no por vista.2

 8 Pues confiamos y consideramos mejor estar ausentes del cuerpo, y estar presentes delante del Señor.

 9 Por lo tanto, estemos presentes o ausentes, nuestro anhelo es serle agradables.

 10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho por medio del cuerpo, sea bueno o malo.3 [De la Palabra del Señor en el interior: "Todo el mundo está esperando que Jesús sea su excusa. Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa. Ningún hombre es promovido o excusado cuando repite el pecado. No tienes excusa, Oh hombre. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. El camino es claro: escuchen y obedezcan. ¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Hay dos cosas que odio: el orgullo y una excusa para fallar."]

 11 Conociendo, entonces, el temor del Señor, persuadimos a los hombres; pues a Dios le es manifiesto lo que somos, y espero que también lo sea a vuestras conciencias.

 12 No nos recomendamos otra vez ante vosotros, sino que os damos ocasión de gloriaros por nosotros, con el fin de que tengáis respuesta frente a los que se glorían en las apariencias y no en el corazón.

 13 Porque si estamos fuera de nosotros, es para Dios; o si estamos en nuestro juicio, es para vosotros.

 14 Porque el amor de Cristo nos impulsa, considerando esto: que uno murió por todos; por consiguiente, todos murieron.

 15 Y él murió por todos para que los que viven ya no vivan más para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.4

 16 De manera que nosotros, de aquí en adelante, a nadie conocemos según la carne; y aun si hemos conocido a Cristo según la carne, ahora ya no le conocemos así.

 17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.5 [Estar en Cristo es ser una criatura completamente nueva; el mundo y todas sus cosas han pasado de su vista. De la Palabra del Señor en el interior: "Si alguno tiene con un nuevo corazón, es una nueva criatura. Estar en Jesús es estar en la verdad. Aquel que está en mi nombre es parte de mi cuerpo." Cuando usted está en Jesús, o en verdad, o en su nombre, usted ha sido liberado incluso del deseo de pecar, trasladado al reino, en unión con Él, y está sentado con Jesús en el cielo mientras él controla completamente sus palabras y acciones. Cualquier persona que diga estar en Cristo cuando no está crucificada está tomando su nombre en vano; o hacer cualquier cosa mientras declara hacerlo en su nombre o en el nombre de Jesús también es tomar su nombre en vano.]

 18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo y nos ha dado el ministerio de la reconciliación:

 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándoles en cuenta sus transgresiones y encomendándonos a nosotros la palabra de la reconciliación.

 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo; y como Dios os exhorta por medio nuestro, rogamos en nombre de Cristo: ¡Reconciliaos con Dios!

 21 Al que no conoció pecado, por nosotros Dios le hizo pecado, para que nosotros fuéramos hechos justicia de Dios en él.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 El sello del Espíritu santo es la garantía (el pago inicial) de la promesa final — la unión que está por venir. Vea la Recompensa Provisional para más información. Cuando usted ha sufrido por un tiempo en la crucifixión y pasa la prueba(s), Cristo le dará más de su Espíritu. ¡Oh! ¡Día gozoso! Para que nosotros, que primero hemos esperado en Cristo, seamos para la alabanza de su gloria. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, [la palabra de verdad no es un libro], el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo que había sido prometido. Efe 1:12-13. Así es como oímos las buenas nuevas de nuestra salvación por venir y recibimos la porción del Espíritu Santo de la promesa.

2 Pablo dijo: Ya no caminamos por vista, sino por fe,(7). Cuando usted es trasladado hacia el reino del cielo, como Pablo y otros lo fueron, su vista y consciencia ya no están en la dimensión de este mundo físico. El apóstol Pablo nos ayuda a entender el reino de Dios dentro y entre nosotros, escribiendo en el libro de Hechos: Dios .. no está lejos de ninguno de nosotros; porque "en él vivimos, nos movemos y somos". (Hechos 17:27-28) — pero nosotros no tenemos conocimiento de esto, porque estamos en una dimensión física más baja. La dimensión física comparte el mismo espacio que las dimensiones espirituales más altas; un solo Dios y Padre de todos, quien es sobre todos, a través de todos y en todos. Efe 4:6. Entrar en el reino de Dios dentro de nosotros y alrededor de nosotros, significa ser trasladado dramáticamente hacia la dimensión de consciencia y vista espiritual, en unión con Cristo y con Dios, pero mientras caminamos en la tierra por medio de la luz de Dios. El mundo pasa de nuestra vista cuando entramos en el reino de los cielos. Pablo dijo: Ya no caminamos por vista, sino por la fe obediente,(7), a medida que el Espíritu de Dios nos inspira y nos guía.

3 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho por medio del cuerpo, sea bueno o malo. ¡Note! Sólo porque usted dice que cree en Jesús, esto no lo libra de ser juzgado de acuerdo a sus acciones y sus palabras. Al sacerdote le sucederá como a la gente del pueblo, al esclavo como a su señor, a la criada como a su señora, al que compra como al que vende, al que presta como al que toma prestado, al acreedor como al deudor. Todo hombre debe pasar por el fuego: obra de cada uno será evidente, pues el día la dejará manifiesta. Porque por el fuego será revelada; y a la obra de cada uno, sea la que sea, el fuego la probará. 1 Cor 3:13. El cristianismo falso enseña que el que cree en Jesús no será juzgado, no tendrá que pasar por el fuego — lo cual es una de las muchas mentiras y severas contradicciones en las escrituras, que ellos profesan que son su regla y juez.

4 vivir para Cristo. ¿Qué significa esto? Tito 2:13-14, nos ayuda a entender mejor por qué él quiere que vivamos para Cristo, quien se dio a sí mismo por nosotros, para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente para buenas obras. Tito 2:11-14. Este celo de buenas obras puede cambiar al mundo; considere los logros del pequeño brote de la iglesia verdadera en el siglo 17 por los primeros cuáqueros. Del "Resumen de la vida de Jorge Fox y la historia de los primeros cuáqueros":

Bajo el liderazgo de Fox, los primeros cuáqueros iniciaron reformas sociales que todavía nos son de beneficio hoy en día. Obligaron a que se redujeran los precios en las tiendas, en vez de que todos los precios fueran negociables, aún los de la comida y la ropa. Reformaron el tratamiento de los enfermos mentales, quienes estaban usualmente encadenados en calabozos. Iniciaron la educación de las mujeres en los diferentes comercios. Proveyeron casas de reposo para los ancianos que no podían trabajar. En 1688, los cuáqueros de Pensilvania pasaron una resolución en contra de la esclavitud en su gobierno colonial, iniciando la caída eventual de la esclavitud en Norteamérica. Su sufrimiento y pacientes pedidos a los diferentes gobiernos resultaron en tolerancia religiosa y libertad de pensamiento en toda Europa. Sus ideales aún influenciaron la Constitución de los Estados Unidos en cuanto a la separación de poderes, la separación entre la iglesia y el estado, y la Carta de Derechos de los Estados Unidos, (el Marco de Gobierno de Pensilvania por William Penn implementó un sistema democrático con plena libertad de religión, libertad del encarcelamiento injusto, con juicios justos, representantes del gobiernos elegidos por el pueblo, y una separación de poderes. Adelantado para su tiempo, Penn también presentó un plan para los Estados Unidos de Europa.)
.....
La colonia cuáquera de Pensilvania algo que Jorge Fox buscó realizar primero, veinte años antes de que William Penn lo hiciera una realidad. En Francia y en el continente Europeo, los grandes hombres y escritores consideraron el Santo Experimento de Pensilvania como uno de los acontecimientos más notables de su época. Voltaire estaba encantado, y desde ese tiempo comenzó a querer a los cuáqueros; incluso consideró ir a Pensilvania a vivir entre ellos. Para estos hombres, criados bajo la versión romana del cristianismo y acostumbrados a las atrocidades y horrores perpetrados por Cortés y Pizarro sobre los indígenas de Sudamérica, el pensar que hubieran cristianos que se mantuvieran sin violar sus promesas a los indios paganos, era un idealismo hecho realidad. Era como algo refrescante en el desierto grande y cansado de los fracasos cristianos anteriores.

5 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Cuando usted llega a ser una nueva criatura, usted entra en una nueva dimensión. De la Palabra del Señor en el interior: "La nueva vida es tan radicalmente diferente como un hombre que ha vivido en un subterráneo toda su vida, que de repente sale a la superficie para ver el sol, el cielo, las plantas, los animales, el viento, las estrellas" — todas son hechas nuevas, y él ya no ve el subterráneo — las cosas viejas pasaron. Usted ve desde una dimensión completamente diferente, que comparte el mismo espacio físico; pero ve con los ojos de Dios. Usted camina por fe, no por la luz del sol o de la luna; usted camina a medida que Dios le dirige con su vista y sus palabras, y con fe usted obedece.

Juan explica quién está en Cristo: el que guarda su palabra [obedece los mandatos que el Señor le habla a él], verdaderamente el amor de Dios ha sido perfeccionado en él. Por esto sabemos que estamos en él. 1 Juan 2:5. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros. 1 Juan 4:12. Note, esto es estar "en Cristo" — tener el amor de Dios perfeccionado en usted. Estar en Cristo también es explicado por Pablo: Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Rom 8:1. ¡Note! Si usted está caminando tras los impulsos de la carne, caminando de acuerdo a su propia mente carnal, usted no está en Cristo Jesús. Usted no puede agradar a Dios si vive de acuerdo a los impulsos de la carne. Rom 8:8. Caminar por la vida de acuerdo a su propia mente es peor que adorar ídolos porque usted se hace a sí mismo un dios. Caminar de acuerdo a su propia mente es exactamente lo que Satanás le prometió a Adán y Eva — que ellos llegarían a ser como Dios y conocer el bien y el mal; que ellos podrían decidir por sí mismos lo que era bueno y lo que era malo. Su primera decisión fue que ellos estaban desnudos y eso era malo. Cuando camina de acuerdo a su propia mente, usted está haciendo sus propias decisiones, basadas en sus racionalizaciones egoístas — en el mejor de los casos, usted sólo es capaz de hacer la decisión menos mala; sin la dirección de Dios, usted no tiene idea de cual es su voluntad y lo que es verdaderamente bueno. Usted no puede estar todavía en la carne, todavía pecando, caminando según la carne, y estar en Cristo; estas condiciones son mutuamente excluyentes. El creer otra cosa supone que Cristo acepta el pecado dentro de los miembros de su cuerpo, supone que él se uniría en matrimonio con una persona pecadora, supone que la luz tiene compañerismo con las tinieblas y la rectitud con el desorden. Porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos]. Gal 5:24

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo