La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Corintios 6:14

Mostrar el Capítulo y las notas   

 14 No os unáis en yugo desigual con los no creyentes. Porque ¿qué comunión tiene la justicia con la injusticia? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas?1

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 No os unáis en yugo desigual con los no creyentes. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? Obviamente este y los versículos restantes se refieren a estar en una secta que se llaman a sí mismos cristianos pero no creen en el evangelio verdadero — el evangelio verdadero es todos los hombres en el mundo por medio de la obediencia a la luz y la palabra dentro de ellos pueden recibir el poder de Dios que limpia por medio de la gracia ministradora del Espíritu para: llegar a ser (no ser) un hijo de Dios, para ser liberados de la esclavitud del pecado, para tener a Cristo resucitado en su interior, para estar en unión con Cristo y con Dios, y entrar en el reino mientras están en la tierra; además, el estado sin pecado es una perfección del pecado para siempre, estando protegido por Dios para siempre para no caer en el pecado otra vez.

Aún peor es para una persona que busca sinceramente la gracia de Cristo estar atado en una comunión con gente que no cree en Cristo o en Dios (por ejemplo, los cuáqueros de hoy en día, cuya membrecía está abierta libremente para los ateos, budistas, hindúes, brujos, paganos, etc.).

Pero también, no inicie acuerdos comerciales, matrimonios, o cualquier otra empresa con una persona que no comparte su fe y su esperanza, (si todavía no sea ha realizado). Pero si usted ya está casado o casada con un no-creyente, usted debe mantenerse con esa persona por el tiempo que esa persona continúe viviendo con usted:

A los demás digo yo, no el Señor: que si algún hermano tiene esposa no creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.
Y si alguna esposa tiene esposo no creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.
Pero si el no creyente se separa, que se separe. En tal caso, el hermano o la hermana no han sido puestos bajo servidumbre, pues Dios os ha llamado a vivir en paz. 1 Cor 7:12-13,15

_______________________________________