La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Samuel 13

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Absalón hijo de David tenía una hermana hermosa que se llamaba Tamar. Y aconteció después de esto que Amnón hijo de David se enamoró de ella.1

 2 Amnón estaba angustiado hasta enfermarse por Tamar su hermana; porque siendo ella virgen, le parecía a Amnón difícil hacerle algo.

 3 Pero Amnón tenía un amigo que se llamaba Jonadab hijo de Simea, hermano de David. Jonadab era un hombre muy astuto.

 4 Y le preguntó: --Oh hijo del rey, ¿por qué vas enflaqueciendo así de día en día? ¿No me lo contarás a mí? Amnón le respondió: --Estoy enamorado de Tamar, hermana de Absalón, mi hermano.

 5 Y Jonadab le dijo: --Acuéstate en tu cama y finge estar enfermo. Cuando tu padre venga a verte, dile: "Te ruego que venga mi hermana Tamar para que me dé de comer. Que ella prepare delante de mí una comida, de modo que yo la vea y la coma de su mano."

 6 Amnón se acostó y fingió estar enfermo. Entonces el rey fue para verle, y Amnón le dijo: --Te ruego que venga mi hermana Tamar y haga delante de mí dos pasteles, para que yo los coma de su mano.

 7 Entonces David envió a Tamar a su casa, diciendo: --Ve, por favor, a la casa de tu hermano Amnón y prepárale una comida.

 8 Tamar fue a la casa de su hermano Amnón, quien se encontraba acostado. Tomó masa, la amasó, hizo los pasteles delante de él y los coció.

 9 Luego tomó la sartén y los sirvió delante de él. Pero Amnón no quiso comer. Y Amnón dijo: --¡Haced salir a todos de aquí! Y salieron todos de allí.

 10 Entonces Amnón dijo a Tamar: --Trae la comida al dormitorio para que yo la coma de tu mano. Tamar tomó los pasteles que había cocido y los llevó a su hermano Amnón, al dormitorio.

 11 Cuando ella se los puso delante para que él comiese, él asió de ella y le dijo: --Ven, acuéstate conmigo, hermana mía.

 12 Ella le respondió: --¡No, hermano mío! ¡No me fuerces, porque no se debe hacer esto en Israel! ¡No hagas tal vileza!

 13 Porque, ¿adónde iría yo con mi deshonra? Tú mismo serías considerado como uno de los hombres viles en Israel. Ahora pues, habla al rey, y él no rehusará darme a ti [en matrimonio].

 14 Pero él no la quiso escuchar; sino que, siendo más fuerte que ella, la forzó y se acostó con ella.

 15 Luego la odió Amnón con tal odio, que el odio con que la odió fue mayor que el amor con que la había amado.2 Y Amnón le dijo: --¡Levántate; vete!

 16 Ella respondió: --¡No! Porque este mal de echarme es mayor que el otro que me has hecho. Pero él no la quiso escuchar.

 17 Más bien, llamó a su criado que le servía y le dijo: --¡Echa a ésta fuera de aquí, y pon el cerrojo a la puerta tras ella!

 18 Ella estaba vestida con una túnica de diversos colores, porque así solían vestir las hijas vírgenes del rey. Y su criado la echó fuera y puso el cerrojo a la puerta tras ella.

 19 Entonces Tamar tomó ceniza y la esparció sobre su cabeza, rasgó su túnica de diversos colores que llevaba, puso las manos sobre su cabeza y se fue gritando.

 20 Su hermano Absalón le preguntó: --¿Ha estado contigo tu hermano Amnón? Calla, pues, ahora, hermana mía. Tu hermano es; no tomes tan a pecho este asunto. Entonces Tamar se quedó desolada en la casa de su hermano Absalón.

 21 Cuando el rey David oyó todo esto, se enojó mucho.

 22 Pero Absalón no habló con Amnón ni para mal ni para bien, pues Absalón odiaba [secretamente] a Amnón por haber violado a su hermana Tamar.

 23 Después de dos años acontenció que Absalón tenía esquiladores en Baal-hazor, que está junto a Efraín, e invitó Absalón a todos los hijos del rey.

 24 Y Absalón fue al rey y le dijo: --He aquí que tu siervo tiene esquiladores. Por favor, que el rey y sus servidores [hijos] vengan con tu siervo [para la fiesta de celebración].3

 25 El rey respondió a Absalón: --No, hijo mío. No iremos todos, para que no te seamos una carga pesada. Aunque le insistió, él no quiso ir, pero lo bendijo.

 26 Entonces dijo Absalón: --Si no, por favor, que venga con nosotros mi hermano Amnón. El rey le preguntó: --¿Para qué ha de ir contigo?

 27 Como Absalón le insistió, dejó ir con él a Amnón y a todos los hijos del rey.

 28 Absalón había dado órdenes a sus criados diciendo: "Mirad; cuando [en la fiesta] el corazón de Amnón esté eufórico por el vino y yo os diga: '¡Herid a Amnón!', entonces matadle. No temáis. ¿No os lo he mandado yo? Esforzaos, pues, y sed valientes."

 29 Los criados de Absalón hicieron con Amnón lo que Absalón les había mandado. Entonces se levantaron [de la fiesta] todos los hijos del rey, montó cada uno en su mulo, y huyeron.

 30 Estando ellos aún en el camino, llegó a David el rumor que decía: "Absalón ha matado a todos los hijos del rey, y no ha quedado ninguno de ellos."

 31 El rey se levantó, rasgó sus vestiduras y se echó en el suelo. Y todos sus servidores que estaban a su lado rasgaron sus vestiduras [con dolor].

 32 Entonces intervino Jonadab hijo de Simea, hermano de David, y dijo: --No crea mi señor que han matado a todos los jóvenes, hijos del rey. Sólo Amnón ha muerto, porque estaba decidido por orden de Absalón desde el día en que Amnón violó a su hermana Tamar.

 33 Por eso, no haga caso mi señor el rey del rumor que dice: "Todos los hijos del rey han sido asesinados." Porque sólo Amnón ha muerto.

 34 Y Absalón huyó. Entre tanto, el criado que hacía de centinela alzó sus ojos, y he aquí que mucha gente venía por el camino del oeste, por el lado de la colina.

 35 Entonces Jonadab dijo al rey: --¡He aquí que llegan los hijos del rey! Como tu siervo había dicho, así ha sucedido.

 36 Y sucedió que cuando él acabó de hablar, he aquí que los hijos del rey llegaron; y alzando la voz, lloraron. También el rey y todos sus servidores lloraron muy amargamente.

 37 Absalón huyó y se fue a Talmai hijo de Amijud, rey de Gesur. Y David lloraba por su hijo [Absalón] todos los días.

 38 Así Absalón huyó y se fue a Gesur, y estuvo allí tres años.

 39 Y el rey David se consumía por ver a Absalón, porque ya se había consolado de la muerte de Amnón.4


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Amnón hijo de David se enamoró de ella. No, él no la amaba. Él la deseó por su belleza. Quería usarla para satisfacer su propio placer; eso no es amor; eso es deseo. El amor es ser considerado con la otra persona; amor es dar sin esperar nada a cambio. El amor es mirar a alguien y querer saber cómo ayudar a esa persona. El deseo es mirar a alguen y pensar acerca de lo que esa persona puede hacer por usted: dinero, poder, placer, etc. El amor y el deseo son opuestos, pero el mundo los ha confundido. El amor nunca tendría sexo con una media hermana; pero el deseo sí lo haría. El amor nunca consideraría usar a otra persona para su propio placer sexual; pero el deseo sí lo haría. El amor nunca le mentiría a alguien pretendiendo tener un interés permanente acerca de su bienestar para poder seducir a esa persona sexualmente; pero el deseo sí lo haría.

2 Luego la odió Amnón con tal odio, que el odio con que la odió fue mayor que el amor con que la había amado. Esto prueba que él no tenía nada de amor por ella. Una vez que su deseo estuvo satisfecho, él odió el objeto de su propia debilidad, acusándola por su propia falta al odiarla. Como se dijo anteriormente, todos hemos sido engañados acerca de lo que es el amor; todos estamos confundidos acerca del deseo y el amor. El amor es paciente, el amor es bondadoso, el amor no insiste en su propio camino, el amor no busca lo suyo, el amor protege. 1 Cor 13.

3 ¿Por qué Absalón esperaba que el rey David o sus hijos fueran con él a esquilar? La esquila en el antiguo Israel era mucho más que un deber pastoral; era una celebración importante, caracterizada por fiestas, borracheras y el ajuste de cuentas. Como resultado de estas asociaciones de rebeldía y venganza la trasquila se convirtió en un fondo ideal — tanto literario como real — de los eventos del pasado de Israel que tenían que ver con el pago de deudas o el arreglo de cuentas. Debido a que tanto David como Absalón se aprovecharon de la esquila para este propósito — y, en el proceso, ayudaron a su propio ascenso al poder — la esquila llegó a estar íntimamente asocida con el establecimiento de la dinastía de David, aún proveyendo el fondo narrativo para la aparición del clan real.

4 Y el rey David se consumía por ver a Absalón, porque ya se había consolado de la muerte de Amnón. La mayoría de las traducciones asumen que David estaba llorando por Amnón. Pero David estaba muy enojado con lo que Amnón le había hecho a Tamar; y Absalón se había vengado de la manera que era característica de David. Yo pienso que David lloró por la ausencia de Absalón, y que la venganza de Absalón en contra de Amnón en realidad era un consuelo para David. El primer versículo del siguiente capítulo apoya esta traducción: Joab hijo de Sarvia se dio cuenta de que el rey extrañaba mucho a Absalón. 2 Sam 14:1

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo