La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Samuel 5

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Entonces vinieron todas las tribus de Israel a David, en Hebrón, y le hablaron diciendo: "He aquí nosotros somos hueso tuyo y carne tuya.

 2 En tiempos pasados, cuando Saúl aún reinaba sobre nosotros, tú eras quien sacaba y hacía volver a Israel. Y Jehovah te dijo: 'Tú pastorearás a mi pueblo Israel, y tú serás el soberano de Israel.'"

 3 Fueron, pues, todos los ancianos de Israel al rey, en Hebrón. Y el rey David hizo un pacto con ellos en Hebrón, delante de Jehovah. Entonces ungieron a David como rey sobre Israel.

 4 David tenía 30 años cuando comenzó a reinar, y reinó 40 años.

 5 En Hebrón reinó sobre Judá siete años y seis meses, y en Jerusalén reinó 33 años sobre todo Israel y Judá.

 6 Entonces el rey, con sus hombres, fue a Jerusalén, contra los jebuseos que habitaban en aquella tierra. Y ellos hablaron a David diciendo: "Tú no entrarás acá; pues incluso los ciegos y los cojos te rechazarán, diciendo: 'David no podrá entrar acá.'"1

 7 Sin embargo, David tomó la fortaleza de Sion, que es la Ciudad de David.

 8 Aquel día dijo David: "Todo el que ataque a los jebuseos, use el conducto para alcanzar a los cojos y a los ciegos, a los cuales aborrece el alma de David."2 Por eso se dice: "Ni el ciego ni el cojo entrará en la casa."

 9 David habitó en la fortaleza, y la llamó Ciudad de David. Luego David la edificó alrededor, desde Milo3 hacia adentro.

 10 David iba engrandeciéndose más y más, y Jehovah Dios de los Ejércitos estaba con él.

 11 Entonces Hiram, rey de Tiro, envió mensajeros a David; también madera de cedro, carpinteros y canteros para los muros; y edificaron una casa para David.

 12 Entonces David comprendió que Jehovah le había confirmado como rey sobre Israel y que había enaltecido su reino por amor a su pueblo Israel.

 13 Después que vino de Hebrón, David tomó más concubinas y mujeres de Jerusalén; y le nacieron a David más hijos e hijas.

 14 Éstos son los nombres de los que le nacieron en Jerusalén: Samúa, Sobab, Natán, Salomón,

 15 Ibjar, Elisúa, Néfeg, Jafía,

 16 Elisama, Eliada y Elifelet.

 17 Cuando los filisteos oyeron que habían ungido a David rey sobre Israel, subieron todos los filisteos en busca de David. Cuando David oyó esto, descendió a la fortaleza.

 18 Los filisteos llegaron y se extendieron por el valle de Refaím.

 19 Entonces David consultó a Jehovah diciendo: --¿Subiré contra los filisteos? ¿Los entregarás en mi mano? Y Jehovah respondió a David: --Sube, porque ciertamente entregaré a los filisteos en tu mano.

 20 David llegó a Baal-perazim, y allí los derrotó David. Entonces dijo: --¡Jehovah ha irrumpido contra mis enemigos delante de mí, como irrumpen las aguas [que vienen de un dique o represa rota]! Por eso llamó el nombre de aquel lugar Baal-perazim.

 21 Los filisteos abandonaron allí sus ídolos, y David y sus hombres se los llevaron.

 22 Los filisteos volvieron a subir y se extendieron por el valle de Refaím.

 23 David consultó a Jehovah, y él le respondió: --No subas, sino rodéalos por detrás, y alcánzalos frente a los árboles de bálsamo.

 24 Y sucederá que cuando escuches el sonido de una marcha en las copas de los árboles, entonces actuarás con decisión, porque entonces Jehovah saldrá delante de ti para derrotar al ejército de los filisteos.

 25 David lo hizo conforme Jehovah le había mandado y derrotó a los filisteos desde Geba hasta la entrada de Gezer.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Tú no entrarás acá; pues incluso los ciegos y los cojos te rechazarán. Una extraña declaración, que necesita ser explicada.

La Biblia describe a los jebuseos que moran en las montañas, a un lado de Jerusalén. De acuerdo con el libro de Josué, Adonisedec guió una confederación de jebuseos, y las tribus de las ciudades de Jarmut, Laquis, Eglón y Hebrón en contra de Josué, pero fue derrotado completamente, y murió. Sin embargo, Josué 15:63 declara que Judá no pudo sacar a los jebuseos, que estaban viviendo en Jerusalén; hasta este día los jebuseos viven allí con el pueblo de Judá. El libro de Jueces también dice que los jebuseos moraban en Jerusalén, dentro del territorio que de otra manera estaba ocupado por la tribu de Judá y la tribu de Benjamín.

Los jebuseos todavía tenían control de Jerusalén en el tiempo del rey David, pero David deseaba tener control de la ciudad; comprensiblemente los jebuseos protestaron en contra de sus intentos de hacer esto, y debido a que Jebús era la fortaleza más sólida en Canaán, ellos se jactaron en que aún los ciegos y los cojos podían vencer al ejército de David; una traducción alternativa, igualmente válida, de la declaración de los jebuseos es que ellos dijeron que David tendría que vencer a los ciegos y cojos antes que todos los demás. La tercera explicación para esta declaración es mucho más probable: que habían dos estatuas llamadas ciego y cojo, y evidentemente se pensaba que tenían poderes mágicos, y que protegían a ls jebuseos de los judíos.

2 los cojos y a los ciegos, a los cuales aborrece el alma de David. Sabemos que David fue muy amable y bondadoso con el hijo de Jonatán, Mefiboset, que era cojo de ambos pies, 2 Sam 9. Por lo tanto esta es una declaración muy peculiar, que no tiene sentido sin la información histórica adicional de que los ciegos y los cojos eran en realidad dos estatuas de los jebuseos en Jerusalén: una llamada ciego, que los jebuseos decían que era Isaac; y la otra llamada cojo, que los jebuseos decían que era Jacob. Esto explica el odio de David por los "ciegos" y los "cojos" porque las estatuas mostraban una falta de respeto abominable por dos de los patriarcas más venerados del judaísmo.

La Biblia describe que los jebuseos vivían en las montañas, a un lado de Jerusalén. De acuerdo con el libro de Josué, Adonisedec lideró una confederación de jebuseos, y las tribus de las ciudades vecinas de Jarmut, Laquis, Englón y Hebrón, en contra de Josué, pero fueron completamente derrotados, y murieron. Sin embargo, Josué 15:63 declara que Judá no pudo sacar a los jebuseos que estaban viviendo en Jerusalén; hasta el día de hoy los jebuseos viven con el pueblo de Judá. El libro de Jueces también describe a los jebuseos vivendo todavía en Jerusalén, dentro del territorio ocupado por la tribu de Judá y la tribu de Benjamín.

Los jebuseos todavía tenían control de Jerusalén en el tiempo del rey David, pero David deseaba tener control de la ciudad; comprensiblemente los jebuseos protestaron en contra de sus intentos de hacer esto, y debido a que Jebús era la fortaleza más sólida en Canaán, ellos se jactaron en que aún los ciegos y los cojos podían vencer al ejército de David; una traducción alternativa, igualmente válida, de la declaración de los jebuseos es que ellos dijeron que David tendría que vencer a los ciegos y cojos antes que todos los demás.

De acuerdo con la literatura rabínica clásica, los jebuseos derivaron su nombre de la ciudad de Jebús, la antigua Jerusalén, la cual ellos habitaban. Estas fuentes rabínicas también sostienen que como parte del precio de la compra de la cueva de Macpela por parte de Abrahám, que estaba en el territorio de los jebuseos, ellos hicieron que Abraham les garantizara en un pacto que sus descendientes no tomarían control de Jebús en contra de la voluntad de los jebuseos, y después los jebuseos grabaron el pacto en bronce; las fuentes declaran que la presencia de las estatuas de bronce es la razón por la cual los israelitas no pudieron conquistar la ciudad durante la incursión de Josué.Los rabinos de la era clásica continúan diciendo que al rey David no se le permitió entrar en la ciudad de Jebús por la misma razón, y por lo tanto él prometió que recompensaría a la persona que destruyera los bronces con la posición de capitán — y Joab lo logró y recibió el premio. El pacto es descartado por los rabinos como inválido por causa de la guerra (defensiva) que los jebusitas pelearon en contra de Josué, pero sin embargo David (de acuerdo a los rabinos) le pagó a los jebuseos el valor completo de la ciudad, habiendo obtenido el dinero de las tribus israelitas, para que la ciudad llegara a ser propiedad común de ellos. Con respecto al pasaje en los libros de Samuel que se refieren al dicho acerca de los ciegos y cojos, Rashi cita un midrásh que sostiene que los jebuseos tenían dos estatuas en su ciudad, y sus bocas contenían las palabras del pacto entre Abraham y los Jebuseos; una figura, de una persona ciega, representaba a Isaac, y la otra, de una persona coja, representaba a Jacob.

3 edificó a Jerusalén alrededor, desde Milo hacia adentro. ¿Qué es Milo? Se piensa que Milo era un terraplén construído por los jebuseos antes de que Israel fuera conquistada por los israelitas. Existe algo de debate entre los eruditos acerca de la naturaleza específica de Milo. La suposición más común entre los arqueólogos e historiadores del antiguo Israel es que Milo era una estructura de piedra con gradas. En el libro de Samuel se menciona como límite de la construcción del rey David mientras estaban construyendo la ciudad de David, después que Jerusalén fue capturada de los jebuseos. La versión en inglés "The New King James" indica en las notas que Milo era literalmente "el vertedero," mientras que la Nueva Versión Internacional lo traduce como "terraplén." Sin embargo, tomando en cuenta el término potencialmente similar mulu, del asirio, significa fortificación hecha de tierra, se considera más que posible que fuera un muro de contención que allanaba la pendiente entre Ofel y el templo de la montaña. Por lo tanto era una tipo de estructura de piedra, que tanto apoyaba como también defendía la ciudad.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo