La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Timoteo 2

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Tú pues, hijo mío, fortalécete en la gracia que es en Cristo Jesús.

 2 Lo que oíste de parte mía mediante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

 3 Tú, pues, sé partícipe de los sufrimientos como buen soldado de Cristo Jesús.

 4 Ninguno en campaña militar se enreda en los negocios de la vida,1 a fin de agradar a aquel que lo alistó como soldado.

 5 Además, si algún atleta compite, no es coronado a menos que compita según las reglas.

 6 El labrador que trabaja esforzadamente es quien debe recibir primero su parte de los frutos.

 7 Considera bien lo que digo, pues el Señor te dará entendimiento en todo.

 8 Acuérdate de Jesucristo, resucitado de entre los muertos, de la descendencia de David, conforme a mi evangelio.

 9 Por él soporto sufrimientos hasta prisiones, como si fuera malhechor. ¡Pero la palabra de Dios no está presa!

 10 Por tanto, todo lo sufro a favor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús, con gloria eterna.

 11 Fiel es esta palabra: Si morimos con él, también viviremos con él. [Haber muerto con el Señor es haber hecho morir su naturaleza pecaminosa y haberla crucificado en la cruz interna de la negación propia, y haber pasado por el bautismo de la muerte: Pues, por el bautismo fuimos sepultados juntamente con él en la muerte, Rom 6:4; y al ser sepultado con él en el verdadero bautismo, usted también es resucitado con él. Col 2:12. Esto no se debe suponer; se debe experimentar. Suponer es cristianismo falso.]

 12 Si sufrimos, también reinaremos con él. Si le negamos, él también nos negará. [Usted debe tener comunión con Cristo en su sufrimiento, 1 Ped 4:12-13. También todos los que estén decididos a vivir piadosamente en Cristo Jesús serán perseguidos. 2 Tim 3:12.]

 13 Si somos infieles, él permanece fiel, porque no puede negarse a sí mismo.

 14 Recuérdales esto, requiriéndoles delante de Dios que no contiendan sobre palabras, que para nada aprovecha, sino que lleva a la ruina a los que oyen.

 15 Procura con diligencia estar de pie cerca de Dios, como un obrero agradable que no tiene de qué avergonzarse, para enderezar y emparejar los dichos de Dios verdaderamente.2 [Pablo está aconsejando a Timoteo a quedarse cerca de Dios para que pueda hablar los dichos de Dios verdaderamente. Todos los predicadores verdaderos hablan sólo las palabras que ellos oyen que Dios les dice que hablen, y hablan de manera derecha (precisa) y pareja (uniforme, reverente) sin emociones ni drama.]

 16 Pero evita las profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad.

 17 Y la palabra de ellos [enseñanzas falsas] carcomerá como gangrena. Entre ellos se cuentan Himeneo y Fileto,

 18 quienes se extraviaron con respecto a la verdad, sosteniendo que la resurrección ya ha ocurrido,3 y trastornaron la fe de algunos.

 19 A pesar de todo, el sólido fundamento de Dios queda firme, teniendo este sello: "Conoce el Señor a los que son suyos" y "Apártese de iniquidad [maldad, pecado] todo aquel que invoca el nombre del Señor [que se llama a sí mismo cristiano]." [Despertad a la justicia, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo. 1 Cor 15:34. De la Palabra del Señor en el interior: "No puedes ignorar los mandamientos morales y ser cristiano."]

 20 Pero en una casa grande, no solamente hay vasos de oro y de plata, sino también de madera y de barro. Además, hay unos para uso honroso y otros para uso común.

 21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas [iniquidad, maldad, pecado], será un vaso para honra, consagrado y útil para el Señor, preparado para toda buena obra. [Por la palabra de la verdad, la misericordia de la gracia, y el sufrimiento en la tribulación, la iniquidad es purgada de su corazón y su alma para que usted esté listo para obedecer las obras de justicia que Él ordena para el gozo de usted y la gloria de Él.]

 22 Huye, pues, de las pasiones juveniles y aspira y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz con los que de corazón puro invocan al Señor. [La justicia debe ser buscada, seguida y aspirada. Nosotros debemos buscar su justicia como la prioridad más importante de nuestra vida. Mat 6:33. Nosotros debemos esperar pacientemente, por fe, mediante el Espíritu, la esperanza de justicia, Gal 5:5. Nuestra obediencia a lo que oímos que el Señor nos habla nos lleva a la justicia. Rom 6:16. Pablo habla de una comunión con otros quienes tienen un corazón puro. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios, Mat 5:8; Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6.]

 23 Pero evita las discusiones necias e ignorantes, sabiendo que engendran contiendas.4

 24 Pues el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar y sufrido;

 25 corrigiendo con mansedumbre a los que se oponen, por si quizás Dios les conceda que se arrepientan para comprender la verdad,

 26 y se escapen de la trampa del diablo, quien los tiene cautivos a su voluntad.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 La acción social es otra forma de religión. Usted se enorgullece en estar en el "lado correcto" de las cosas. Usted se siente justo, pero lo que usted siente en realidad es sólo un aumento de su orgullo, un aumento en la carne. Las actividades mundanas no cuentan para nada. Lo que usted haga en la carne no agrada a Dios.

La Biblia nos llama a estar fuera del mundo. Estén en el mundo, pero no sean del mundo. Su enfoque debería ser en el interior, no en el exterior. Usted puede pasar sus días en esta tierra corrigiendo el "mal" o puede buscar la voluntad de Dios; hasta que usted esté bajo su control y con la capacidad de entender sus instrucciones y llevarlas acabo con su poder. Como a los discípulos Jesús les dijo que "permanecieran en Jerusalén esperando el poder de lo alto", usted ha sido llamado a ir al interior y buscar la Jerusalén celestial, buscando la luz para cambiarlo hasta llegar la vasija equipada con su poder y apto para su servicio. (De los 650,000 cuáqueros, un pequeño porcentaje eran predicadores; la mayoría de ellos eran dueños de tienda de clase media, obreros, soldados, campesinos, etc.; pero todos tenían un oficio en el cuerpo de Cristo, con sus vidas como ejemplos relucientes de la virtud cristiana.)

Si usted deja de estar envuelto en el mundo, esto no sería una traición a su "bondad," es un compromiso de buscar la voluntad de Dios sin competencia externa. No estamos inactivos cuando todavía estamos buscando; somos llamados a expresar nuestra fe en actos de amor; dándole a aquellos que están en necesidad, visitando a las viudas, asistiendo a los huérfanos, haciendo obras de caridad para otros, animando a otros en actos de amor, y evitando la conducta y las conversaciones impías en nosotros mismos. (Las obras de amor no incluyen protestas, activdades políticas, campañas, provomer una institución, etc.) Un buen soldado no se envuelve en asuntos civiles. Cualquier acción en su carne para corregir los males del mundo, no importa lo santo que los motivos le parezcan; a menos que se le haya dirigido específicamente como se mencionó, sólo retrasará o detendrá su progreso espiritual — cualquiera sea el propósito: esclavitud, derechos de las mujeres, proteger el ambiente, prevención de la crueldad hacia los animales, campañas anti-drogas, abuso del alcohol, abuso infantil, globalización, aborto, guerra, etc.

Somos llamados a enfocarnos en los tesoros celestiales, a ir hacia el interior en busca de la luz, a enfocarnos en lo que es hermoso, puro, noble, digno de respeto, verdadero, y bueno. Si gastamos nuestras energías y tiempo en corregir el mal, perdemos la oportunidad para ser cambiados en el interior. Después que somos cambiados, podemos trabajar duramente con Dios en las causas que él escoja; y habrá muchas causas, pero él será el que ordene nuestras actividades — Su voluntad, no la nuestra.

Si usted piensa que es "llamado" a hacer algo, yo le pregunto: ¿Dónde en la Biblia habla de ser "llamado," como usted dice? Ser llamado significa ser convocado o nombrado. La Biblia no tiene ni una sola referencia a ser "llamado" como algo que Dios le exige que haga, excepto ir hacia Él. Cuando él quiere que usted haga algo, él le da mandamientos y órdenes; no un sentimiento, un deseo, una carga, una puerta que se abre, una atracción, o un "llamado." Esta palabra es usada por algunas sectas para justificar cualquier cosa que alguien sienta una inclinación a hacer, como ser "llamado." Cuando usted es dirigido por Dios a hacer algo, él le dice exactamente qué hacer y exactamente cuándo hacerlo.

2 Procura con diligencia estar de pie cerca de Dios, como un obrero agradable que no tiene de qué avergonzarse, para enderezar y emparejar los dichos de Dios verdaderamente. Esto típicamente ha sido traducido como Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad; y entonces se piensa comúnmente que la palabra de verdad es la Biblia, como el cristianismo cree erróneamente. Sin embargo el original griego de este versículo es logon <3056>, del cual la definición principal es el discurso de una voz viva, y también puede ser los dichos de Dios. Este versículo es otro ejemplo de cómo los predicadores verdaderos hablan palabras del Espíritu a medida que ellos las oyen. Por lo tanto Pablo está aconsejando a Timoteo para que sea diligente estando de pie cerca de Dios. ¿Por qué?—para que pueda oír claramente a Dios hablar. Estar de pie cerca de Dios es similar a morar en su palabra o su luz. Entonces Timoteo debía transmitir las palabras que había oído de Dios en una manera derecha y pareja y verdadera. Las palabras que oímos de Dios deberían ser habladas sin drama añadido por el hombre ni emociones, es decir de manera derecha y pareja (precisa, uniforme, reverente). Las palabras de Dios tienen poder en sí mismas sin la necesidad de emoción de parte del orador.

Es el diablo quien le ha enseñado al hombre a hablar con drama y emoción, y el mundo valora tales oradores públicos. Pero si las palabras fueran realmente verdaderas, no habría necesidad de mover las manos, golpear el púlpito, hacer caras, levantar y bajar la voz, variar el ritmo, ni mover el cuerpo: todas estas cosas son ilustradas por Adolfo Hitler, quien desafortunadamente era un orador cautivador. En contraste, cierre sus ojos e imagínense cómo Jesús predicó el Sermón del Monte: con uniformidad, con dominio propio, con suavidad, con reverencia, con respeto al hablar palabras proporcionadas por Dios; las palabras en sí mismas eran el poder.

Pablo dijo: "Ni mi mensaje ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de sabiduría, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios;" 1 Cor 2:4-5, y él nos advierte de los predicadore y maestros quienes "con suaves palabras y lisonjas engañan a los corazones de los simples." Rom 6:18.

En el libro ¿Cristianismo pagano?,* los autores describen cómo el cristianismo fue dominado por los oradores greigos, quienes comenzaron la práctica de predicar sermones entre los años 100 y 150 d.C., (haciedo discursos), en todos los servicios; y estos oradores eran tan refinados en sus discursos emocionales, que ellos a menudo recibían ovaciones de pie. Al describir por qué la gente escoje una secta particular a la cual asistir, la Palabra del Señor en el interior dijo: "La razón por la cual la gente va a los servicios de las sectas deficientes es por causa de un predicador encantador." Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablan bien de vosotros! Porque así hacían sus padres con los falsos profetas. Lucas 6:26.

* Los autores de ¿Cristianismo pagano?, Frank Viola y Jorge Barna, hicieron un trabajo erudita y maravillosa al trazar la degeneración del cristianismo, claramente identificando y documentando extensamente la fuente pagana de casi todos los detalles en el cristianismo de hoy. Sin embargo, ellos fracasaron en: 1) identificar que el cristianismo se ha convertido en Babilonia, 2) identificar la mentira más impía y daniña en el cristianismo — llamar a la Biblia la Palabra, 3) identificar el verdadero evangelio de Cristo, e 4) identificar el camino para alcanzar las promesas del evangelio. Más bien ellos promovieron las iglesias en las casas como la cura para el desastre llamado cristianismo; y este desastre ellos lo pintaron con destreza. Los servicios de su iglesia son descritos como personas que toman turnos al hablar con sus mentes carnales acerca de sus experiencias con el Señor, y algunos que cantan cuando así lo desean. Los servicios que describen son una imitación de la adoración que se describe en 1 Cor 14:29-33; sin embargo, un verdadero servicio es controlado por el Espíritu Santo, y no hay nadie hablando o cantando a menos que el Espíritu Santo esté en completo control de sus palabras.

3 Los predicadores de hoy niegan que la resurrección de Cristo dentro del creyente purificado es posible.

4 Pero evita las discusiones necias e ignorantes, sabiendo que engendran contiendas. Tenga cuidado de aquellos que hacen preguntas de poca importancia. Si a usted le hacen preguntas sin sentido, evite contestarlas. Estas personas inmaduras son ambiciosas y buscan la controversia, que arrastran a algunos miembros inmaduros con ellos y sus nuevas doctrinas. A ellos se les debe responder: cuando ustedes tengan necesidad de saber, el Señor se los revelará. Ellos después deberían ser reprendidos en privado por preguntar cosas irrelevantes que no se relacionan al proceso de alcanzar la madurez en Cristo, la cual se obtiene con esperar diariamente en silencio al Señor, escuchando, observando, oyendo, viendo, y arrepintiéndonos, lo cual resulta en el aumento de la forteleza y el entiendimiento. Vea la carta de Esteban Crisp acerca de este tema para más información sobre cómo ésta es la herramienta del enemigo: crear una controversia irrelevante, hasta que los asuntos importantes de los cuales se deberían haber preocupado, a saber cómo ser guardados en el amor de Dios, y en la unidad celestial, se perdió y fue olvidado por muchos.

Un ejemplo de tales discusiones irrelevantes es: ¿Cuándo obtenemos nuestros cuerpos celestiales? O: ¿Descendió Cristo al infierno antes de subir al cielo? Ninguna de estas preguntas se relaciona con buscar la gracia purificadora de Dios que produce cambio.

Pero evita las contiendas necias, las genealogías, las controversias y los debates acerca de la ley; porque de nada aprovechan y son vanos.
Después de una y otra amonestación, rechaza al hombre que causa divisiones, Tito 3:9-10

Si alguien tiene reservas en cuanto a las escrituras, no predique, enseñe, o hable acerca de ellas; sino manténgase en silencio, esperando para que el Señor le revele el conocimiento necesario cuando usted lo necesite. Confíe en que su Maestro le proveerá el conocimiento cuando usted lo necesite; pero usted debe confiar en los juicios de él, y no en su curiosidad intelectual que busca un conocimiento agrandado. Recuerde, a muchos de los primeros cuáqueros se les mostró los detalles y misterios de las escrituras de Cristo cuando ellos entraron en el paraíso, el reino de Dios. Fox declaró que él tenía poco conocimiento antes de que Cristo le instruyera personalmente después que él entró en el reino. De la Palabra del Señor en el interior: "Yo les abriré la Biblia." Por lo tanto busque el reino de Dios como su prioridad más importante; usted no necesita entender cada matiz de las escrituras para alcanzar su meta. Use las escrituras para obtener esperanza; y a menos que sea instruído por el Espíritu Santo, use las escritras para su entendimiento de lo que es el pecado, ayudándole a evitar tantos como sea posible.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo