La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Timoteo 4

Capítulo Anterior

 1 Te requiero delante de Dios y de Cristo Jesús, quien ha de juzgar a los vivos y a los muertos, tanto por su manifestación como por su reino:

 2 Predica la palabra; mantente dispuesto a tiempo y fuera de tiempo; convence, reprende y exhorta con toda paciencia y enseñanza.

 3 Porque vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, quienes les dirán lo que sus oídos con comezón quieren oír, [En el cristianismo hoy en día hay millones de predicadores y maestros que son guías ciegos que están en el hoyo, junto con sus miles de millones de seguidores cautivos, a quienes ellos han guiado hacia el hoyo; las mentiras de los guías ciegos han sido predicadas por tantas personas por tanto tiempo que sus mentiras han llegado a ser generalizadas en todo el cristianismo. De la Palabra del Señor en el interior: "Así como el judaísmo fue vencido por el enemigo, así ha sucedido con la cristiandad, la cual es corrupta, hasta la médula. No hay iglesia en el mundo que Cristo estableció específicamente; ninguna de las iglesias reflejan el verdadero cristianismo. Como Daniel, ustedes son cautivos de los caldeos. Tu lugar de adoración está lleno de aves impuras." (Las aves impuras son ángeles caídos y corruptos — demonios.)]

 4 y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas.1 [El mundo entero ha sido llevado hacia las fábulas del supuesto cristianismo, la Ramera de Babilonia, montada sobre la bestia de muchos nombres, que tiene cuernos como un cordero; que creen en la fábula del pecado sin consecuencias través de la transferencia del significado de la gracia de la verdad: que con arrepentimiento el Espíritu de Dios nos manda a negar los deseos e impiedad, a medida que nos purifica para vivir una vida sobria y piadosa en este mundo presente lo cual es más bien transferido a la fábula torcida de que la gracia es un permiso para la inmoralidad que excusa todos los pecados pasados, presentes y futuros en los creyentes, excusando así a los creyentes para que vivan en sus deseos y su orgullo como les plazca, sin ninguna ley — así como fue predicho aquí y en Apocalipsis. De la Palabra del Señor en el interior: "¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Ellos han tomado la Biblia y la han hecho algo profano, la han usado para justificar su inmersión en el pecado. El enemigo está en todo el cristianismo. Todo el mundo está esperando que Jesús sea su excusa. El cristianismo no tiene idea de quien soy yo o de lo que represento. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. Todos los hombres están sin excusa. Si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa; todo hombre ha oído el llamado al arrepentimiento."]

 5 Pero tú, sé sobrio en todo; soporta las aflicciones; haz obra de evangelista; cumple tu ministerio.

 6 Porque yo ya estoy a punto de ser ofrecido en sacrificio, y el tiempo de mi partida ha llegado.

 7 He peleado la buena batalla; he acabado la carrera; he guardado la fe.

 8 Por lo demás, me está reservada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, el Juez justo, en aquel día. Y no sólo a mí, sino también a todos los que han amado su venida.

 9 Procura venir pronto a verme,

 10 porque Demas me ha desamparado, habiendo amado el mundo presente, y se fue a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia.

 11 Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio.

 12 A Tíquico envié a Éfeso.

 13 Trae, cuando vengas, el manto que dejé en Troas en casa de Carpo, y los rollos, especialmente los pergaminos.

 14 Alejandro el herrero me ha causado muchos males. El Señor le pagará conforme a sus hechos.

 15 Guárdate tú también de él, porque en gran manera ha resistido a nuestras palabras.

 16 En mi primera defensa nadie estuvo de mi parte. Más bien, todos me desampararon. No se les tome en cuenta.

 17 Pero el Señor sí estuvo conmigo y me dio fuerzas para que por medio de mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles escucharan. Y fui librado de la boca del león.

 18 El Señor me librará de toda obra mala y me preservará para su reino celestial. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 19 Saluda a Priscila y a Aquilas, y a la casa de Onesíforo.

 20 Erasto se quedó en Corinto, y a Trófimo lo dejé enfermo en Mileto.

 21 Procura venir antes del invierno. Te saludan Eubulo, Pudente, Lino, Claudia y todos los hermanos.

 22 El Señor Jesucristo sea con tu espíritu. La gracia sea con vosotros.


Capítulo Anterior

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien, teniendo comezón de oír, amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas. Pablo está profetizando exactamente lo que estaba comenzando a suceder en su tiempo, como todos los apóstoles lo registraron, las personas estaban siendo desviadas por los maestros que enseñaban fábulas. La gente siempre había sido susceptible a las esperanzas falsas de que ellos pueden de alguna manera agradar a Dios mientras todavía viven su vida como les place, en sus deseos y su orgullo. Esto es exactamente lo que el cristianismo ofrece hoy en día: la fábula de sólo decir que usted cree en Jesús, ser bautizado, y entonces usted está libre de la furia de Dios para seguir viviendo en pecado. Eso es una fábula, y niega las muchas exclusiones claras de la Biblia, muchos requisitos, y condiciones para la salvación. Como fue predicho, hay millones de maestros y predicadores en el mundo, amontonados, enseñando mentiras en hipocresía, y sus conciencias están cauterizadas; ellos hablan en hipocresía porque con sus labios honran a Dios, mientras sus corazones están llenos de maldad y muy lejos de Dios. Mar 7:6. Por fuera se muestran justos a los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía e iniquidad [pecado]. Mat 23:28.

El cristianismo ha redefinido la gracia como una excusa para pecar, en vez de enseñar a vivir piadosamente con una destrucción del pecado; y por lo tanto todo el cristianismo es Babilonia, a quien el mundo entero sigue, así como lo predijo la Biblia. El cristianismo ha quitado casi toda advertencia de Jesús y de los apóstoles; pero peor aún, ellos destruyeron el conocimiento del regalo más grande que se pueda imaginar para el hombre — con sus mentiras, ellos han destruido la promesa de Dios de ser enseñados toda la verdad y todas las cosas por él, de la destrucción del pecado, de ser protegidos de la capacidad de pecar, la unión con Dios y con Cristo, ser trasladados hacia el reino de los cielos mientras todavía estamos en la tierra, y entrar en el reposo de sus propios pensamientos, palabras y obras, resucitados con Cristo para ser una criatura completamente nueva, sentándonos con Cristo en los cielos, siendo guiados por Dios en pensamiento, palabra y acción; de modo que cada palabra y acción es perfecta y noble porque es dirigida por Dios. Dios promete darnos de sí mismo: amor perfecto e infinito, misericordia, paz, gozo, sabiduría, y justicia.

Todas estas maravillosas promesas han sido oscurecidas por las fábulas falsas del cristianismo, inventadas para justificar al hombre que continúa viviendo en sus deseos y sus pecados; lo cual es un camino que parece derecho al hombre, pero su fin es destrucción — el camino ancho es fácil.

_______________________________________

Capítulo Anterior