La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
2 Timoteo 2:23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 23 Pero evita las discusiones necias e ignorantes, sabiendo que engendran contiendas.4

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 Pero evita las discusiones necias e ignorantes, sabiendo que engendran contiendas. Tenga cuidado de aquellos que hacen preguntas de poca importancia. Si a usted le hacen preguntas sin sentido, evite contestarlas. Estas personas inmaduras son ambiciosas y buscan la controversia, que arrastran a algunos miembros inmaduros con ellos y sus nuevas doctrinas. A ellos se les debe responder: cuando ustedes tengan necesidad de saber, el Señor se los revelará. Ellos después deberían ser reprendidos en privado por preguntar cosas irrelevantes que no se relacionan al proceso de alcanzar la madurez en Cristo, la cual se obtiene con esperar diariamente en silencio al Señor, escuchando, observando, oyendo, viendo, y arrepintiéndonos, lo cual resulta en el aumento de la forteleza y el entiendimiento. Vea la carta de Esteban Crisp acerca de este tema para más información sobre cómo ésta es la herramienta del enemigo: crear una controversia irrelevante, hasta que los asuntos importantes de los cuales se deberían haber preocupado, a saber cómo ser guardados en el amor de Dios, y en la unidad celestial, se perdió y fue olvidado por muchos.

Un ejemplo de tales discusiones irrelevantes es: ¿Cuándo obtenemos nuestros cuerpos celestiales? O: ¿Descendió Cristo al infierno antes de subir al cielo? Ninguna de estas preguntas se relaciona con buscar la gracia purificadora de Dios que produce cambio.

Pero evita las contiendas necias, las genealogías, las controversias y los debates acerca de la ley; porque de nada aprovechan y son vanos.
Después de una y otra amonestación, rechaza al hombre que causa divisiones, Tito 3:9-10

Si alguien tiene reservas en cuanto a las escrituras, no predique, enseñe, o hable acerca de ellas; sino manténgase en silencio, esperando para que el Señor le revele el conocimiento necesario cuando usted lo necesite. Confíe en que su Maestro le proveerá el conocimiento cuando usted lo necesite; pero usted debe confiar en los juicios de él, y no en su curiosidad intelectual que busca un conocimiento agrandado. Recuerde, a muchos de los primeros cuáqueros se les mostró los detalles y misterios de las escrituras de Cristo cuando ellos entraron en el paraíso, el reino de Dios. Fox declaró que él tenía poco conocimiento antes de que Cristo le instruyera personalmente después que él entró en el reino. De la Palabra del Señor en el interior: "Yo les abriré la Biblia." Por lo tanto busque el reino de Dios como su prioridad más importante; usted no necesita entender cada matiz de las escrituras para alcanzar su meta. Use las escrituras para obtener esperanza; y a menos que sea instruído por el Espíritu Santo, use las escritras para su entendimiento de lo que es el pecado, ayudándole a evitar tantos como sea posible.

_______________________________________