La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Hechos 5

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Pero cierto hombre llamado Ananías, juntamente con Safira su mujer, vendió una posesión.

 2 Con el conocimiento de su mujer, sustrajo del precio; y llevando una parte, la puso a los pies de los apóstoles.

 3 Y Pedro dijo: --Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para mentir al Espíritu Santo y sustraer del precio del campo?

 4 Reteniéndolo, ¿acaso no seguía siendo tuyo? Y una vez vendido, ¿no estaba bajo tu autoridad? ¿Por qué propusiste en tu corazón hacer esto? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

 5 Entonces Ananías, oyendo estas palabras, cayó y expiró. Y gran temor sobrevino a todos los que lo oían.1

 6 Luego se levantaron los jóvenes y le envolvieron. Y sacándole fuera, lo sepultaron.

 7 Después de un intervalo de unas tres horas, sucedió que entró su mujer, sin saber lo que había acontecido.

 8 Entonces Pedro le preguntó: --Dime, ¿vendisteis en tanto el campo? Ella dijo: --Sí, en tanto.

 9 Y Pedro le dijo: --¿Por qué os pusisteis de acuerdo para tentar al Espíritu del Señor? He aquí los pies de los que han sepultado a tu marido están a la puerta, y te sacarán a ti.

 10 De inmediato, ella cayó a los pies de él y expiró. Cuando los jóvenes entraron, la hallaron muerta; la sacaron y la sepultaron junto a su marido.

 11 Y gran temor sobrevino a la iglesia entera y a todos los que oían de estas cosas.

 12 Por las manos de los apóstoles se hacían muchos milagros y prodigios entre el pueblo, y estaban todos de un solo ánimo en el pórtico de Salomón.

 13 Pero ninguno de los demás se atrevía a juntarse con ellos, aunque el pueblo les tenía en gran estima.

 14 Los que creían en el Señor aumentaban cada vez más, gran número así de hombres como de mujeres;

 15 de modo que hasta sacaban los enfermos a las calles y los ponían en camillas y colchonetas, para que cuando Pedro pasara, por lo menos su sombra cayese sobre alguno de ellos.

 16 También de las ciudades vecinas a Jerusalén, concurría una multitud trayendo enfermos y atormentados por espíritus impuros; y todos eran sanados.

 17 Entonces se levantó el sumo sacerdote y todos los que estaban con él, esto es, la secta de los saduceos, y se llenaron de celos.

 18 Echaron mano a los apóstoles y los pusieron en la cárcel pública.

 19 Pero un ángel del Señor abrió de noche las puertas de la cárcel y al conducirlos fuera dijo:

 20 "Id, y de pie en el templo, hablad al pueblo todas las palabras de esta vida."2

 21 Habiendo oído esto, entraron en el templo al amanecer y enseñaban. Mientras tanto, el sumo sacerdote y los que estaban con él fueron y convocaron al Sanedrín con todos los ancianos de los hijos de Israel. Luego enviaron a la cárcel para que fuesen traídos [Pedro y Juan].

 22 Cuando los oficiales llegaron y no los hallaron en la cárcel, regresaron y dieron las noticias

 23 diciendo: --Hallamos la cárcel cerrada con toda seguridad, y a los guardias de pie a las puertas. Pero cuando abrimos, no hallamos a nadie dentro.

 24 Como oyeron estas palabras, el capitán de la guardia del templo y los principales sacerdotes quedaron perplejos en cuanto a ellos y en qué vendría a parar esto.

 25 Pero vino alguien y les dio esta noticia: --He aquí los hombres que echasteis en la cárcel están de pie en el templo, enseñando al pueblo.

 26 Entonces fue el capitán de la guardia del templo con los oficiales; y los llevaron, pero sin violencia, porque temían ser apedreados por el pueblo.

 27 Cuando los trajeron, los presentaron al Sanedrín, y el sumo sacerdote les preguntó

 28 diciendo: --¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en este nombre? ¡Y he aquí habéis llenado a Jerusalén con vuestra doctrina y queréis echar sobre nosotros la sangre de este hombre!

 29 Pero respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: --Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.

 30 El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero (cruz).

 31 A éste, lo ha enaltecido Dios con su diestra como Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y liberación de la esclavitud del pecado.3

 32 Nosotros somos testigos de estas cosas, y también el Espíritu Santo que Dios ha dado a los que le obedecen.4 [De la palabra del Señor en el interior: "Todo el mundo está esperando que Jesús sea su excusa. Sin obediencia ustedes no tienen nada; disculpen, pero no hay comodines en el campo. Ningún hombre es promovido o excusado cuando repite el pecado. No tienes excusa, Oh hombre. La gente debe soportar el precio de su comportamiento descarado. Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos, y les he predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión. El camino es claro: escuchen y obedezcan. La obediencia lleva a la restauración de la vida."]

 33 Los que escuchaban se enfurecían y deseaban matarles.

 34 Entonces se levantó en el Sanedrín cierto fariseo llamado Gamaliel, maestro de la ley, honrado por todo el pueblo, y mandó que sacasen a los hombres por un momento.

 35 Entonces les dijo: --Hombres de Israel, cuidaos vosotros de lo que vais a hacer a estos hombres.

 36 Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que él era alguien. A éste se unieron como cuatrocientos hombres. Pero él fue muerto, y todos los que le seguían fueron dispersados y reducidos a la nada.

 37 Después de éste, se levantó Judas el galileo en los días del censo, y arrastró gente tras sí. Aquél también pereció, y todos los que le seguían fueron dispersados.

 38 En el presente caso, os digo: Apartaos de estos hombres y dejadles ir. Porque si este consejo o esta obra es de los hombres, será destruida.

 39 Pero si es de Dios, no podréis destruirles.5 ¡No sea que os encontréis luchando contra Dios! [¡Incorrecto!]

 40 Fueron persuadidos por Gamaliel. Y llamaron a los apóstoles, y después de azotarles les prohibieron hablar en el nombre de Jesús, y los dejaron libres.

 41 Por lo tanto, ellos partieron de la presencia del Sanedrín, regocijándose porque habían sido considerados dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.

 42 Y todos los días, en el templo y de casa en casa, no cesaban de enseñar y anunciar la buena nueva de que Jesús es el Cristo.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Y Pedro dijo: --Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para mentir al Espíritu Santo y sustraer del precio del campo? Reteniéndolo, ¿acaso no seguía siendo tuyo? Y una vez vendido, ¿no estaba bajo tu autoridad? ¿Por qué propusiste en tu corazón hacer esto? No has mentido a los hombres, sino a Dios.Entonces Ananías, oyendo estas palabras, cayó y expiró. Y gran temor sobrevino a todos los que lo oían.

En el antiguo Israel existía la propiedad privada, y un hombre podía retener los frutos de su labor. Para proveer para las viudas y los huérfanos, Dios ordenó los diezmos, diez por ciento de los cultivos cosechados que debía ser entregado al sacerdocio de Leví, quienes después lo distribuían a otros en necesidad. Por su puesto, si todas las personas en la sociedad eran perfectas, completamente desinteresadas, entonces cualquier sistema econónico hubiera funcionado. Pero con personas imperfectas, con motivaciones egoístas, los frutos de su trabajo era la única motivación para trabajar. La iglesia de los primeros cristianos aceptó contribuciones voluntarias de todos, las cuales eran entonces distribuídas a aquellos en necesidad; pero no era una sociedad colectiva obligatoria. Tenemos el registro de una pareja que trae las ganancias de la venta de una propiedad, fingiendo que estaban ofreciendo la cantidad completa de la venta; Pedro los regañó, diciéndoles que podrían haber retenido la cantidad que ellos esogieran, pero debido a que habían mentido al Espíritu Santo, ellos fueron destruídos como un ejemplo. Los primeros cuáqueros no tenían mendigos entre ellos; se hacían colectas para distribuír a los pobres, huérfanos aprendices, y para aliviar a las otras asambleas en el mundo que eran menos prósperas— pero ellos no vivían en una sociedad colectiva — como tampoco la iglesia primitiva.

Los primeros puritanos de Inglaterra fueron los primeros en experimentar el fracaso del socialismo colectivo cuando ellos llegaron a Norteamérica, lo cual es descrito en el fragmento citado a continuación de la historia de las persecuciones de los cuáqueros en Norteamérica, que muestra los eventos influenciadores que resultaron en que los puritanos llegaran a ser considerablemente más despiadados en perseguir a los cuáqueros que cualquiera de los otros perseguidores de los cuáqueros en Inglaterra.

Para escapar de los reglamentos dictados para hacer cumplir la conformidad con la iglesia anglicana, [los puritanos] formaron una congregación separada. Las leyes contra los inconformes se aplican ahora cruelmente, muchos fueron expulsados ??de Inglaterra, y dos fueron incluso colgados en Tyburn. Los puritanos perseguidos que encontraron que Holanda les ofrecía un refugio, huyeron allí, y se formó una congregación de ellos en Amsterdam; pero los matrimonios de sus miembros con familias holandesas disminuyeron su número, y esto, con algunas otras consideraciones, llevaron a la mayoría de los jóvenes de su iglesia a decidir trasladarse a Estados Unidos. En consecuencia se obtuvo una solicitud de concesión de tierra, y fue sancionada por el rey Jacobo; pero él se negó a entrar en ninguna estipulación para el libre ejercicio de su religión, diciendo que "si ellos se comportaban discretamente, no se haría ninguna investigación." En el verano de 1620, un centenar de personas, que tenían alrededor de £ 2.400 en bienes y provisiones, se embarcaron como exiliados, en busca de un nuevo hogar en la orilla occidental del Atlántico. Después de un viaje de dos meses, llegaron en el puerto de Cape Cod, a la vista de la parte más árida de Massachusetts. El lugar en el que desembarcó unos años antes fue dejado como un desierto solitario por una peste que barrió ese lugar. Encontraron tiendas indias, pero sus ocupantes habían desaparecido; el humo que se elevaba en la distancia, sin embargo, indicaba que los indios no estaban muy lejos, un hecho que a menudo era confirmado por el sonido del grito de guerra, porque los nativos conocían a los europeos sólo como los secuestradores de su raza. Después de explorar la región, los emigrantes eligieron un lugar, como el más acogedor en el que podían comenzar un asentamiento, y a este lugar le dieron el nombre de Plymouth. Pasaron el invierno soportando la privación extrema, y ??antes de que el sol de otro verano hubiera brillado sobre a la pequeña compañía, la mitad de ellos había terminado su carrera terrenal. En [una supuesta] imitación de los cristianos primitivos, estos padres peregrinos adoptaron una comunidad de bienes como la base de su sistema; pero encontraron que se trataba de una mala adaptación para su estado. El trabajo se hacía con una disposición tan lenta, que en algunos casos recurrieron a los latigazos, como método necesario de coerción.*

*Por lo tanto el primer experimento de socialismo en tierra estadounidense fracasó; porque a menos que el hombre pueda dejarse los frutos de su labor, la mayoría de los hombres no querrá trabajar.

2 Hablad al pueblo todas las palabras de esta vida, son palabras pronunciadas por el Espíritu Santo, habladas por la palabra en el interior de los corazones de Pedro y Juan. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida, (Juan 6:63); y Él mismo nos capacitó como ministros del nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu. Porque la letra mata, pero el Espíritu vivifica, (2 Cor 3:6); y lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que contemplamos y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida, (1 Juan 1:1).

3 para dar a Israel arrepentimiento y la liberación de la esclavitud del pecado. El original griego para liberación de la esclavitud del pecado se podría traducir como liberación de la esclavitud, perdón, o remisión, del pecado. Liberación de la esclavitud del pecado es mucho más exacta, y describe perfectamente la purificación necesaria para evitar ser excluído del cielo. La limpieza de la Palabra, la limpieza de la Luz, ambas son alcanzadas al esperar al Señor, escuchando, oyendo, velando, y obedeciendo — tal limpieza es una liberación de la esclavitud del pecado. Pero las pobres almas, que estaban tratando de traducir la Biblia, una liberación de la esclavitud del pecado. Pero las pobras almas, que estaban tratando de traducir la Biblia, no habían experimentado la liberación de la esclavitud del pecado dentro de sí mismos, y así obviamente escogieron enfatizar el perdón en cambio. Sin embargo la liberación del cautiverio de la cárcel, de la opresión, es lo que Cristo dijo que vino a hacer:

El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos [del pecado] y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos [del pecado], Lucas 4:18-19

El Espíritu del Señor Jehovah está sobre mí, porque me ha ungido Jehovah. Me ha enviado para anunciar buenas nuevas a los pobres, para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y a los prisioneros apertura de la cárcel; Isa 61:1-2

y para qué Pablo dijo que Jesús lo había enviado a los gentiles:

Para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados y una herencia entre los santificados por la fe en mí. Hechos 26:18

Claramente el perdón no es liberación, recuperación, sanamiento, el abrir la cárcel, la liberación, alejarse del poder de Satanás, — mientras liberación de la esclavitud del pecado describe todos exactamente.

4 el Espíritu Santo que Dios ha dado a los que le obedecen. Pedro nos está diciendo que el Espíritu Santo es dado aquellos que le obedecen [¡tome nota! obedecen]. Sin obediencia a los mandamientos que usted ha oído de la palabra pronunciada desde el interior de su corazón, no hay progreso, no hay sello del Espíritu Santo, no hay salvación. Él llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen, (Heb 5:9). Proverbios 1 amplifica aún más la recompensa de la obediencia a las reprensiones de la luz y la palabra dentro de su corazón que le habla a todos los hombres, como también el castigo por la desobediencia:

¡Si volveos a mi reprensión: he aquí, derramaré mi espíritu sobre vosotros, os haré conocer mis palabras!
Pero, por cuanto llamé, y os resististeis; extendí mis manos, y no hubo quien escuchara
(más bien, desechasteis todo consejo mío y no quisisteis mi reprensión),
yo también me reiré en vuestra calamidad. Me burlaré cuando os llegue lo que teméis,
cuando llegue como destrucción lo que teméis, cuando vuestra calamidad llegue como un torbellino y vengan sobre vosotros tribulación y angustia.
Entonces me llamarán, y no responderé; me buscarán temprano y diligentemente y no me hallarán,
por cuanto aborrecieron el conocimiento y no escogieron el temor de Jehovah.
No quisieron mi consejo y menospreciaron toda reprensión mía.
Entonces comerán del fruto de su camino y se saciarán de sus propios deseos.
Porque el descarrío [de mi consejo] de los ignorantes los matará, y la dejadez descuidada de los necios los destruirá.
Pero el que me escuche habitará confiadamente y estará tranquilo, sin temor del mal. Prov 1:23-33

Más acerca de desobedecer esas súplicas anónimas y suaves del Señor que todos los hombres oyen en su vida, pero que son ignoradas por la mayoría porque aman sus estilos de vida egoístas e impíos:

El que me desecha y no recibe mis palabras tiene quien le juzgue: La palabra que he hablado le juzgará en el día final. Juan 12:48

5 Pero si es de Dios, no podréis destruirles. ¡Gamaliel estaba completamente equivocado! El Antiguo Testamento está lleno de un sin fin de desviaciones de la verdadera fe: Israel se alejaba de la fe, adorando ídolos, siguiendo los deseos de su carne y orgullo; un nuevo juez de Israel se levantaba y restauraba la verdadera fe; poco después de la muerte de ese verdadero juez, Israel caía otra vez — vez tras vez tras vez. Las mismas caídas repetidas ocurrieron en el tiempo de los profetas. Los hombres son débiles y fácilmente engañados por Satanás. Los judíos gobernantes a los que se dirigía Gamaliel habían recién insistido en la crucifixión de Jesús, y poco tiempo después ellos apedrearon a Esteban hasta la muerte; claramente la religión judía había sido dominada por Satanás otra vez. El cristianismo mismo había sido dominado por Satanás, estableciendo la iglesia falsa con el mundo entero adorando a Satanás, así como Juan profetizó en Apocalipsis. La religión de los cuáqueros ya se había deteriorado seriamente 20 años antes que Jorge Fox muriera, y en la primera parte del siglo 18, los líderes de la sociedad de los cuáqueros estaban obviamente sin regenerar. Lo que Dios establece, Él permite que se disipe porque Él preserva el libre albedrío del hombre.

De la Palabra del Señor en el interior:

  • "Así como el judaísmo fue vencido por el enemigo, así ha sucedido con el cristianismo, el cual es corrupto hasta la médula.
  • No hay iglesia en el mundo que Cristo estableció específicamente; ninguna de las iglesias reflejan el verdadero cristianismo.
  • Como Daniel, usted es prisionero de los caldeos.
  • Tu lugar de adoración está lleno con aves inmundas.
  • _______________________________________

    Capítulo Anterior | Próximo Capítulo