La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Amos 9

Capítulo Anterior

 1 Vi al Señor que estaba de pie sobre el altar, y dijo: "¡Golpea los capiteles de las columnas, y estremézcanse los umbrales! Hazlos pedazos sobre las cabezas de todos ellos, y a sus descendientes los mataré a espada. ¡De ellos no habrá quien se fugue ni escape!

 2 "Aunque caven hasta el Seol, de allá los tomará mi mano. Si suben hasta los cielos, de allá los haré bajar.

 3 Si se esconden en la cumbre del Carmelo, allí los buscaré y los tomaré. Aunque se escondan de mis ojos en el fondo del mar, allí mandaré la serpiente, y los morderá.

 4 Aunque vayan cautivos delante de sus enemigos, allí mandaré la espada que los matará. Sobre ellos pondré mis ojos para mal y no para bien."

 5 El Señor Jehovah de los Ejércitos es el que toca la tierra, y ella se derrite. Hacen duelo todos los que habitan en ella. Toda la tierra sube como el Nilo, y luego merma como el Nilo de Egipto.

 6 Él edifica su morada en los cielos, y pone en la tierra los cimientos de su firmamento. Convoca las aguas del mar y las derrama sobre la faz de la tierra. ¡Jehovah es su nombre!

 7 "Oh hijos de Israel, ¿acaso no me sois como los hijos de los etíopes?, dice Jehovah. ¿No hice yo subir a Israel de la tierra de Egipto, a los filisteos de Caftor y a los sirios de Quir?

 8 He aquí, los ojos del Señor Jehovah están contra el reino pecador. Yo lo destruiré de sobre la faz de la tierra, pero no destruiré del todo a la casa de Jacob, dice Jehovah.

 9 Pues he aquí que yo mandaré y haré que la casa de Israel sea sacudida entre las naciones, como se sacude en un harnero, sin que caiga a tierra un solo grano.

 10 Pero a espada morirán todos los pecadores de mi pueblo que dicen: 'No se acercará ni nos alcanzará el desastre.'1

 11 "En aquel día levantaré el tabernáculo caído de David y cerraré sus brechas. Reconstruiré sus ruinas y lo edificaré como en el tiempo pasado,

 12 para que posean lo que quede de Edom y de todos los pueblos sobre los cuales es invocado mi nombre, dice Jehovah que hace esto.

 13 "He aquí que vienen días, dice Jehovah, cuando el que ara alcanzará al que siega, y el que pisa las uvas al que lleva la semilla; las montañas gotearán vino nuevo, y todas las colinas se derretirán.

 14 Pues restauraré de la cautividad a mi pueblo Israel, y ellos edificarán las ciudades desoladas y las habitarán. Plantarán viñas y beberán del vino de ellas; plantarán huertos y comerán de sus frutos.

 15 Pues los plantaré en su tierra, y nunca más serán arrancados de la tierra que yo les di", ha dicho Jehovah tu Dios.


Capítulo Anterior

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Pero a espada morirán todos los pecadores de mi pueblo que dicen: 'No se acercará ni nos alcanzará el desastre.' El Señor no tolera el pecado ahora más de lo que lo toleró en el Antiguo Testamento. Es una salvación mentirosa la que dice que usted puede continuar en el pecado sin sufrir la ira de Dios. Jesús hizo la ley aún más estricta. Él cambió "ojo por ojo", por "den la otra mejilla; amen a sus enemigos, bendigan a los que los maldicen, hagan bien a los que los aborrecen, y oren por los que os ultrajan y os persiguen." Él hizo del adulterio no sólo el acto, sino el pensamiento en el corazón. Él hizo del asesinato no sólo el acto sino la ira y el odio dentro del corazón. Él nos dice que no devolvamos ningún daño o insulto. Nos dijo que restringir el pecado no es suficiente, sino que somos contaminados con lo que está en nuestro corazón; de modo que nuestros corazones deben ser limpiados del deseo o inclinación a pecar. Él dijo:

Habéis oído que fue dicho: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen; de modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen eso mismo los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Mat 5:43-48

Ahora, Jesús es justo. Él no hubiera aumentado los mandamientos en nosotros, a menos que hubiera una manera de obedecerlos; y esa manera es ir a él, esperar y velar en silencio, oírlo, escucharlo y obedecerleel arrepentimiento — la cruz interna de la negación propia. Sus almas son purficadas al obeecer la verdad, por medio del espíritu. 1 Ped 1:22.

Escuchad mi voz; y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.
Andad en todo camino que os he mandado, para que os vaya bien. Jer 7:23


[Jesús] llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen. Heb 5:9

Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Nadie os engañe con vanas palabras, porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los que son desobedientes. Efesios 5:5-6
Cualquiera que sea impuro, inmoral sexual, o avaro será excluido del cielo.

Las obras de la carne incluyen adulterio, fornicación, impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas,
...los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gal 5:19-21

Toda los que cometan inmoralidad sexual, orgullo, odio, mentira, envidia, querer más, fiestas, necedad..etc., serán excluídos del cielo.

_______________________________________

Capítulo Anterior