La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Colosenses 1:12-13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 Con gozo damos gracias al Padre que os hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. [Participar es compartir la herencia de un hijo, quien está en unión con Cristo y el Padre. Ser un santo en la luz es haber experimentado la luz que surge en su corazón como una estrella magnífica; y entonces ser guiados por Dios, quien es luz, en todo lo que hacemos y decimos; para así caminar de acuerdo a la voluntad de Dios, ya no nuestra propia voluntad. De la Palabra del Señor en el interior: "Caminar en la luz es ser guiado a través de la vida por Dios; caminar en oscuridad es hacer sus propias decisiones con respecto a qué hacer y qué decir. Primero surge la luz, después el reino. La luz viene de la fe en la voz. El surgimiento de la luz será inconfundible."]

 13 Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado,1 [donde usted es resucitado junto con Cristo para sentarse con él en el cielo. Vea la nota más abajo para leer el relato de Jorge Fox de su traslación hacia el reino con la justicia de Dios, la paz del silencio con una seguridad innegable, y gozo inexpresable. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

Juan 12:26

Mostrar el Capítulo y las notas   

 26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy, allí también estará mi siervo.3 Si alguno me sirve, el Padre le honrará. [Mientras están están vivos en la tierra, sus verdaderos siervos pueden ser trasladados hacia el reino del cielo; ellos todavía permanecen en la tierra caminando, pero su conciencia y su vista están en el cielo en la presencia de Jesús y del Padre. Jesús oró: No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del maligno.  Juan 17:15. Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado,  para que vean mi gloria que me has dado. Juan 17:24. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré una corona para liderarlos y guiarlos." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

Juan 14:3,17:24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 Y si voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré conmigo;1 para que donde yo esté, vosotros también estéis. [Esto se aplica a todos sus discípulos, ahora y entonces; se refiere a ser trasladados hacia el reino de los cielos, y para ser resucitados con Cristo y sentarnos en lugares celestiales con Cristo. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy, allí también estará mi siervo. Juan 12:26. Su vista y su conciencia están en el cielo, pero usted todavía está en la tierra sirviendo al Señor. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré una corona para liderarlos y guiarlos." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 24 "Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, 5 para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. [Esto se aplica a todos sus discípulos, ahora y entonces. Se refiere a ser trasladados hacia el reino de los cielos, y ser resucitados con Cristo para sentarse en los lugares celestiales en Cristo; sin embargo ellos no son quitados del mundo (versículo 15 más arriba), físicamente; sus conciencias y su vista están en la paz del cielo, y ven la tierra desde lejos (un abismo espiritual inmenso), a través de los ojos de Dios. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy, allí también estará mi siervo. Juan 12:26. De la Palabra del Señor en el interior: "Puedes vivir en el cielo y aun caminar en la tierra. Yo vendré otra vez a los elegidos; yo seré una corona para liderarlos y guiarlos." Mientras Jorge Fox ministró en la tierra, él fue trasladado al paraíso; y entonces él vivió en el paraíso.]

Efesios 2:5-6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 y cuando estábamos muertos por nuestros pecados, nos dio vida en unión y comunión con Cristo.2 ¡Por gracia sois salvos! [pero usted no ha sido salvo por gracia hasta que haya sido llevado a la vida en unión y comunión con Cristo, habiendo sido resucitado junto con Cristo hacia el cielo]

 6 Y nos resucitó juntamente [con Cristo], y nos hizo sentar en los lugares celestiales en Cristo Jesús,3 [Esto es haber experimentado ser trasladado hacia el reino de los cielos, donde usted está con Cristo en vista y en conciencia. De la Palabra del Señor en el interior: "Yo trabajo con el ciego; pero si tú piensas que puedes ver, y no estás conmigo en el cielo, yo te haré un hazmerreír.]

Hebreos 12:22-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Más bien, os habéis acercado al monte Sion, a la ciudad del Dios vivo, a la Jerusalén celestial, a la reunión de millares de ángeles,

 23 a la asamblea y la iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el juez de todos, a los espíritus de hombres justos hechos perfectos,8

Lucas 17:20-21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 20 Y cuando los fariseos le preguntaron acerca de cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió diciendo: --El reino de Dios no vendrá con señales externas que se puedan observar.

 21 No dirán: "¡Mirad, aquí está!" o "¡Allí está!" Porque el reino de Dios está dentro y alrededor de vosotros.1 [El reino de Dios es una dimensión paralela que ocupa el mismo espacio físico en el que vivimos. Para entrar en el reino de Dios dentro y alrededor de nosotros, es ser dramáticamente trasladados a una dimensión espiritual de conciencia y visión, en unión con Cristo y con Dios, pero mientras caminamos sobre la tierra por medio de la luz de Dios. El mundo termina cuando usted entra en una dimensión diferente y paralela; cuando entramos en el reino, el mundo pasa de nuestra vista. "El reino de los cielos está en ustedes, el Padre está en todos ustedes, y Cristo está en ustedes; allí, en su corazón, es donde los encontrará a todos ellos. Véanlo allí escudriñando sus corazones, y encuéntrenlo allí probando nuestras mentes y corazones; inclinen sus oídos, y denle oído a él allí, quien dará a cada uno conforme a sus palabras y sus obras, sean buenas o malas," (por Jorge Fox). Vuélvanse al interior.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.