La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Colosenses 1:23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 23 por cuanto permanecéis fundados y firmes en la fe, sin ser removidos de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual ha sido predicado en toda la creación debajo del cielo.4 De este evangelio yo, Pablo, llegué a ser ministro.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 del evangelio que habéis oído, el cual ha sido predicado en toda la creación debajo del cielo; Pedro nos dice que la palabra de Dios, que perdura y permanece para siempre, es la palabra por la cual el evangelio es predicado, 1 Ped 1:23; y Pablo nos dice que esta palabra está en nuestros corazones, Rom 10:8. Además se nos dice que la gracia de Dios se ha manifestado a todos los hombres, Tit 2:11. Y en Romanos, las buenas nuevas se describen así: Pero pregunto: ¿Acaso no oyeron? ¡Claro que sí! Por toda la tierra ha salido la voz de ellos; y hasta los confines del mundo, sus palabras. Rom 10:18. Jorge Fox se expande sobre el tema del evangelio que es predicado universalmente, y rechaza la doctrina falsa de la predestinación:

aquel que ilumina a todo hombre que viene al mundo, ilumina a estos [las naciones de Esaú, y de Ismael, y de los egipcios, y Babilonia] como también a otros; y su gracia que se ha manifestado a todos los hombres, se ha manifestado a estos hombres así como a los otros; y si ellos no creen en ella ni la reciben, será un testigo en contra de ellos, y ellos son dignos de ser juzgados y condenados; de otra manera, ¿cómo juzgará Dios al mundo en justicia, de acuerdo al evangelio, el poder de Dios, si el evangelio no es predicado, o si no está en cada criatura bajo el cielo; y que Cristo no ha probado la muerte por todo hombre, quienes estaban muertos en el viejo Adán, para que ellos crean y se acerquen a Dios? Pero la luz del evangelio, que ilumina a todo hombre que viene al mundo, y la gracia de Dios en el evangelio, que trae salvación, ha aparecido a todos; y Dios ha derramado su espíritu sobre toda carne en su nuevo pacto, de modo que toda carne puede ver la salvación de Dios.

................. (y más adelante en el mismo documento)

Porque Ismael y Esaú tenían el pacto de la circuncisión, en la carne, como se dijo antes, un tipo del nuevo pacto y circuncisión en el espíritu. Y el evangelio fue predicado a ellos, siendo predicado a toda criatura bajo el cielo.

Y Caín tuvo su día de visitación; porque el Señor le dijo que si hacía lo correcto, él sería aceptado; y si no lo hacía, el pecado estaría a su puerta; de modo que hubo una promesa de Dios a Caín, si él la hubiera creído y recibido; de modo que su destrucción era por sí mismo. Y así fue en el mundo antiguo, por afligir el buen espíritu de Dios, y por no recibir la predicación del justo Noé, quien era un predicador de justicia; y por lo tanto, su destrucción y condenación vino sobre ellos, por alejarse del Espíritu de Dios en sí mismos, y no considerar a este predicador justo, Noé.

....................................... y en su documento: A todos los que dicen ser cristianos:

Porque ‘Cristo ha iluminado a todos,’ para que puedan ver, y derramó su espíritu sobre todos, para que puedan entender y obedecer. El apóstol dice: ‘él ha probado la muerte por todos, y es una propiciación por los pecados de todo el mundo; y el evangelio, que es el poder de Dios, es predicado a toda criatura bajo el cielo;’ de modo que nadie tiene excusa, y Dios es justo y recto en su manera de juzgar al mundo, porque todos han tenido una visitación de la luz, la gracia, el espíritu y el evangelio de Dios.

Y por lo tanto, el evangelio también es predicado en el hombre, cuando el Espíritu de Dios visita al hombre, en el día de su visitación, que todos los hombres tienen. Pablo prueba que el evangelio fue predicado durante el tiempo de Isaías en Rom 10:16: Pero no todos obedecieron el evangelio, porque Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro mensaje? Rom 10:16.

Ahora, si el evangelio, (que es un misterio), ha sido predicado a todos los hombres, como estos versículos declaran claramente: el evangelio, que ustedes han oído, y que fue predicado a toda criatura bajo el cielo, la predicación debe hacerse por el espíritu mismo de Cristo. Sólo el Espíritu puede alcanzar los confines de la tierra. En los días de los apóstoles, el continente americano ni siquiera había sido descubierto; y antes de Cristo, no habían apóstoles para enviar al mundo a predicar el evangelio.

Es fácil aceptar al Señor predicando el evangelio porque sabemos que el Señor nos enseña:

Pablo claramente declara que debemos ser enseñados al oír a Jesús hablándonos:

no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes,
teniendo el entendimiento entenebrecido, alejados de la vida de Dios por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón.
Una vez perdida toda sensibilidad [remordimiento de conciencia], se entregaron a la sensualidad para cometer ávidamente toda clase de impurezas.
Pero vosotros no habéis aprendido así a Cristo;
si en verdad le habéis oído y habéis sido enseñados en él, así como la verdad está en Jesús. Efe 4:17-21
.

Bueno y recto es Jehovah; por eso él enseñará a los pecadores el camino.
Encaminará a los humildes en la justicia y enseñará a los humildes su camino. Sal 25:8-9


Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar. Sobre ti fijaré mis ojos. Sal 32:8

La fe viene por el oír, y el oír por la palabra de Dios. Rom 10:18.
Esta es una escritura importante para entender lo que es la fe. Recuerde, Pablo nos dice en Rom 10:8 que él ha predicado la palabra de fe que está en sus corazones. De modo que la fe es oír la palabra de Cristo desde el interior de su corazón, y reconocer que es el Espíritu de Dios hablándole a usted, o Cristo hablándole; y creer es suficiente para obedecer. Por lo tanto creer es: creer [confiar, depender, obedecer] en la palabra, Cristo, oída en su corazón. Bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios [dentro de su corazón] y la guardan [la practican, obedecen].

De modo que aquellos que oyen el evangelio predicado por el Señor y lo creen son bendecidos. Esto es más evidencia de que la fe viene por el oír a Cristo, la palabra de Dios, hablarle a usted desde el interior de su corazón. Como dijo Jesús: He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo. Apoc 3:20. Dios es justo, Dios es recto. Él quisiera tocar de la misma manera en el corazón de cada hombre. Él visita a cada hombre. Él razona con cada hombre. Todo hombre tiene una oportunidad. El día de su visitación puede venir de un predicador verdadero, con palabras habladas o escritas, proporcionadas por el Espíritu de Dios, o directamente en el corazón del hombre por parte del Espíritu de Cristo. En el día del juicio, todo hombre recordará su día de visitación.

De la Palabra del Señor en el interior: "El evangelio no es un libro que debe ser leído; es algo que es revelado en su corazón."

El evangelio eterno, el misterio, es explicado por el gran cuáquero, Isaac Penington:

"'Temed a Dios y dadle gloria, porque ha llegado la hora de su juicio! Adorad al que hizo los cielos y la tierra,' Apoc 14:7.

usted, sin lugar a dudas, ha encontrado el evangelio, el evangelio eterno."

El misterio que había estado oculto desde los siglos y generaciones, pero que ahora ha sido revelado a sus santos. Col 1:26. Y lo cierto es que el cristianismo de hoy en día, (que no tiene ningún santo), no tiene idea de lo que es el evangelio. Ni siquiera están conscientes de que el evangelio es un misterio. Ellos piensan que es "Jesús salva" o los libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. De la Palabra del Señor en el interior: "Un corazón que es puro recibirá el evangelio glorioso libremente."

Jorge Fox explica cómo el evangelio se revela en el corazón de un hombre en su escrito, Un testimonio de la luz verdadera del mundo.

El apóstol fue enviado para convertir a la gente de las tinieblas hacia la luz, del poder de Satanás hacia Dios. Ahora, éste era el estado donde se les predicaba a ellos mientras estaban en la oscuridad, a quienes el Dios de este mundo había cegado. Ellos predicaron de tal manera que la luz del evangelio glorioso de Cristo resplandeciera en ellos. Noten, resplandeciera en ellos. Por lo tanto, el dios del mundo ha cegado sus mentes, y para ellos el evangelio está escondido. Porque las tinieblas no pueden extinguir la luz, mientras el dios del mundo ha cegado sus mentes. Por lo tanto el apóstol fue enviado a convertirlos de las tinieblas a la luz, la luz que resplandece en la oscuridad. De manera que el dios de este mundo los ha cegado, para que la luz del glorioso evangelio no resplandezca en ellos. Ahora, cuando ésta brilla en el corazón, da el conocimiento de la gloria de Dios, de donde proviene. Y cuando ésta brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la pueden extinguir, el dios de este mundo ha cegado la mente, y para los tales el evangelio está escondido, el cual es el poder de Dios; y la luz del evangelio glorioso no puede ser extinguida, que es la imagen de Dios; y no resplandece en ellos, para darles la luz del conocimiento de Dios. Ahora, a medida que los tales son llevados hacia la luz, los ojos se abren, y éstos salen de las tinieblas; y éstos salen del poder de Satanás, el dios de este mundo, que ha cegado sus ojos, y la luz del evangelio glorioso resplandece en ellos, para darles la luz del conocimiento del la gloria de Dios. Para ellos el evangelio no está escondido, por la manifestación de la Verdad, recomendándonos a toda conciencia humana en la presencia de Dios. Ahora, éste es el estado que no se ha convertido de la oscuridad a la luz, y sus ojos no se han abierto; entonces el dios de este mundo los ha cegado. Los tales están en un estado no convertido. Para los que no están convertidos, el evangelio está escondido, aunque la luz brilla en la oscuridad, y el dios de este mundo ciega sus mentes. De modo que éste es el tiempo en el cual aquellos que están en las tinieblas no se han alejado todavía de las tinieblas, y la oscuridad no extingue la luz. Ahora, cuando Dios manda a que la luz resplandezca de la oscuridad, (noten, de la oscuridad), ellos llegan a convertirse de las tinieblas a la luz, los tales testifican de la conversión, y la imagen de Dios resplandece en ellos.

Considerando los dos versículos:

  1. el evangelio es predicado en todo hombres, (Col 1:23), y
  2. la luz del evangelio glorioso es revelado a sus santos a medida que resplandece en sus corazones para revelar la gloria de Dios en el rostro de Jesús, (2 Cor 4:4);

parece que el evangelio tiene múltiples niveles porque el hecho de que es predicado a todo hombre obviamente ni siquiera se acerca a la luz del evangelio glorioso que resplandece para revelar la gloria de Dios en los santos, (aquellos que están purificados y santificados). Tenga ánimo: No hay nada encubierto, excepto por lo que debe ser revelado. Mat 10:26, Lucas 12:2. Busque y siga buscando, con todo su corazón y toda su alma, y usted encontrará.

El evangelio no puede ser creído con profundidad por los hombres a menos que el Espíritu de Dios se lo revele a las personas. Antes del sacrificio de Cristo, el evangelio era hacer caso a la voz del Señor para recibir el favor de Dios y ser salvo de sus pecados, pero no significaba estar protegido para no caer en la tentación caer otra vez; sólo aquellos que caminaron cercanamente en obediencia a la ley podían oír. Cristo hizo posible que todos los hombres en el mundo, con sólo tener fe en su nombre, reciban el poder por medio de la gracia ministradora del Espíritu para: nacer de nuevo en unión con Cristo y Dios, para ser liberado de la esclavitud del pecado, y entrar en el reino mientras todavía está en la tierra; además, la segunda etapa de este estado sin pecado es una perfección que nos aleja del pecado para siempre, para estar protegidos por Dios de caer otra vez en la tentación.

_______________________________________