La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Deuteronomio 10

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 [Moisés está hablando]. "En aquel tiempo Jehovah me dijo: 'Lábrate dos tablas de piedra como las primeras y sube hacia mí al monte. Haz también un arca [recipiente] de madera.

 2 Yo escribiré en esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que rompiste, y las pondrás en el arca.'

 3 "Entonces hice un arca de madera de acacia1 y labré dos tablas de piedra como las primeras. Después subí al monte con las dos tablas en mi mano.

 4 Y él [el Señor] escribió en las tablas lo mismo que estaba escrito en las primeras: Los Diez Mandamientos que Jehovah os había hablado en el monte, de en medio del fuego, el día de la asamblea. Luego Jehovah me las dio.

 5 Di vuelta y descendí del monte, y puse las tablas en el arca que había hecho. Allí están, como Jehovah me mandó.

 6 "Después los hijos de Israel partieron de Beerot-bene-jaacán hacia Mosera. Allí murió Aarón, y allí fue sepultado. En lugar suyo asumió el sacerdocio su hijo Eleazar.

 7 De allí partieron hacia Gudgoda, y de Gudgoda hacia Jotbata, una tierra de arroyos de agua.

 8 "En aquel tiempo Jehovah apartó la tribu de Leví para llevar el arca del pacto de Jehovah, a fin de que estuviese delante de Jehovah para servirle, y para que bendijese en su nombre hasta el día de hoy.

 9 Por esto Leví no ha tenido parte ni heredad entre sus hermanos: Jehovah es su heredad, como Jehovah tu Dios se lo ha prometido.

 10 "Yo estuve en el monte como en los primeros días, cuarenta días y cuarenta noches. Y Jehovah me escuchó también esta vez, y no quiso Jehovah destruirte.

 11 Y Jehovah me dijo: 'Levántate, ve para ponerte en marcha delante del pueblo, a fin de que entren y tomen posesión de la tierra que juré a sus padres que les había de dar.'

 12 "Ahora pues, Israel, ¿qué pide Jehovah tu Dios de ti? Sólo que temas a Jehovah tu Dios, que andes en todos sus caminos, que ames y sirvas a Jehovah tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma,

 13 y que guardes los mandamientos de Jehovah y sus estatutos que yo te prescribo hoy, para tu bien.

 14 "He aquí, de Jehovah tu Dios son los cielos y los cielos de los cielos, la tierra y todo lo que en ella hay.

 15 Pero Jehovah se agradó sólo de vuestros padres para amarles, y después de ellos eligió a su descendencia de entre todos los pueblos, es decir, a vosotros, como en el día de hoy.

 16 Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón2 y no endurezcáis más vuestra cerviz [tercos en su propia voluntad].

 17 Porque Jehovah vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores. Es Dios grande, poderoso y temible, que no hace distinción de personas ni acepta soborno.

 18 Él hace justicia al huérfano y a la viuda, y también ama al extranjero y le da pan y vestido.

 19 Por tanto, amaréis al extranjero, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto.

 20 "A Jehovah tu Dios temerás, y a él servirás. A él serás fiel y por su nombre jurarás.

 21 Él es tu alabanza; él es tu Dios que ha hecho por ti estas cosas grandes y temibles que tus ojos han visto.

 22 Con setenta personas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Jehovah tu Dios te ha hecho tan numeroso como las estrellas del cielo.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Madera de acacia fue lo que Moisés usó para construir el arca, el recipiente para las tablas de piedras con los mandamientos escritos en ellas por el Señor. El arca fue el primer artículo en el tabernáculo y tenía unos 3.75 pies de largo. La madera de acacia, de la cual estaba construído, es de un hermoso color anaranjado, es bastante pesada y de veta tupida. A medida que envejece, la madera se hace más oscura. Es bastante resistente a los insectos. Viene del árbol de la acacia, (que evidentemente no está relacionado con la acacia de California, la cual no tiene un tronco negro), crece como un árbol de torrente, que crece muy bien en los cauces del Sinaí y del Mar Muerto, pero no se encuentra en la Alta Palestina. Es una madera extraordinaria, como es descrito por un obrero moderno que trabaja con madera:

El color, con sus rojos, cafés, y rubios, era increíble. Esta madera tenía una calidad tri-dimensional (llamada tornasol), y era como si usted pudiera ver profundamente dentro de la madera. Esta característica no es aparente hasta que uno lija la madera con papel de esmeril 1500, y cuando uno llega al esmeril 12,000 está pronunciado.

2 Circuncidad el prepucio de vuestro corazón. Y Jehovah tu Dios circuncidará tu corazón y el corazón de tus descendientes, para que ames a Jehovah tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas. Deut 30:6. Circuncidaos para Jehovah; quitad el prepucio de vuestro corazón, oh hombres de Judá y habitantes de Jerusalén. No sea que por la maldad de vuestras obras mi ira salga como fuego y arda, y no haya quien la apague Jer 4:4. Obviamente usted no puede circuncidar su corazón; pero el Espíritu Santo sí puede y está ansioso de convertirlo en un judío espiritual: Porque no es judío el que lo es en lo visible, ni es la circuncisión la visible en la carne; sino más bien, es judío el que lo es en lo íntimo, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu y no en la letra. La alabanza del tal no proviene de los hombres, sino de Dios. Romanos 2:28-29.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo