La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Deuteronomio 20

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 [Moisés está hablando]. "Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos y veas caballos y carros, un pueblo más numeroso que tú, no tengas temor de ellos, porque contigo está Jehovah tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto.

 2 "Sucederá que cuando os acerquéis para combatir, llegará el sacerdote y hablará al pueblo

 3 diciéndoles: 'Escucha, Israel: Vosotros os acercáis ahora a la batalla contra vuestros enemigos. No desmaye vuestro corazón. No temáis, ni os turbéis ni os aterroricéis delante de ellos.

 4 Porque Jehovah vuestro Dios va con vosotros, para combatir por vosotros contra vuestros enemigos y para daros la victoria.'

 5 "Los oficiales hablarán al pueblo diciendo: '¿Quién ha edificado una casa nueva y no la ha estrenado? ¡Que se vaya y regrese a su casa! No sea que muera en la batalla y algún otro la estrene.

 6 ¿Quién ha plantado una viña y aún no ha disfrutado de ella? ¡Que se vaya y regrese a su casa! No sea que muera en la batalla y algún otro la disfrute.

 7 ¿Quién se ha desposado con una mujer y todavía no la ha tomado? ¡Que se vaya y regrese a su casa! No sea que muera en la batalla y algún otro la tome.'

 8 "Los oficiales volverán a hablar al pueblo y dirán: '¿Hay alguien que sea miedoso y de corazón pusilánime? ¡Que se vaya y regrese a su casa! No sea que haga desfallecer el corazón de sus compañeros, como ocurre con su propio corazón.'

 9 Sucederá que cuando los oficiales acaben de hablar al pueblo, designarán a los jefes de los ejércitos al frente del pueblo.

 10 "Cuando te acerques a una ciudad para combatir contra ella, le propondrás la paz.

 11 Si te responde con paz y te abre sus puertas, toda la gente que se halla en ella te rendirá tributo laboral [haciendo pagos de paz y protección], y ellos te servirán.

 12 Pero si no hace la paz contigo, sino que te hace la guerra, entonces la sitiarás.

 13 Cuando Jehovah tu Dios la entregue en tu mano, matarás a filo de espada a todos sus varones.

 14 Solamente las mujeres, los niños, los animales y todo lo que haya en la ciudad, todo su botín, podrás tomar para ti y comer del botín de tus enemigos que Jehovah tu Dios te entregó.

 15 Harás esto con todas las ciudades que estén muy distantes de ti, que no sean de las ciudades de estas naciones [cercanas] de aquí.

 16 Pero en las ciudades de estos pueblos [cercanos] que Jehovah tu Dios te da por heredad, no dejarás con vida a ninguna persona.

 17 Los destruirás completamente, como Jehovah tu Dios te ha mandado: heteos, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos.

 18 De esta manera no os enseñarán a imitar todas las abominaciones que ellos hacen para sus dioses, de modo que pequéis contra Jehovah vuestro Dios.1

 19 "Cuando sities mucho tiempo alguna ciudad para combatir contra ella, a fin de tomarla, no destruyas su arboleda alzando en ella el hacha, porque de ella podrás comer. No la cortarás; pues, ¿acaso los árboles del campo son hombres para que vengan ante ti con asedio?

 20 Pero podrás destruir y talar el árbol que sabes que no es para comer, con el propósito de construir obras de asedio contra la ciudad que combate contigo, hasta que se rinda.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Los cuáqueros en la última parte del siglo 17, (100 años después de la muerte de Jorge Fox y de otros gigantes de los primeros cuáqueros), no podían entender cómo Dios podía ordenar la guerra; y por lo tanto ellos concluyeron que la Biblia es una mentira. No podían resolver al Señor del Antiguo Testamento con el Jesús del Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento es una alegoría física creada deliberadamente de la caminata espiritual que todo hombre debe hacer para matar a los enemigos dentro de corazón, que lo prepara para entrar el reino (la tierra prometida) y el descanso (de los enemigos). Hebreos declara varias, pero hay muchas, muchas más. Cualquier pérdida que la gente experimente para crear esa alegoría indeleble será compensada por Dios, que es perfectamente justo. Y recuerde, Dios conoce el futuro. Él sabe si un pueblo no hará nada más que irse más profundamente hacia el mal. Normalmente, él los dejaría que se entierren a sí mismos tan profundamente como ellos quieran, hasta que llegue el tiempo de la muerte normal. Pero si él sabe que ellos tendrán que pasar por el infierno después de la muerte, sin esperanza de ser reconciliados con Dios mientras están vivos, y si se acomoda con su propósito, su muerte puede ser una muerte misericordiosa. Misericordiosa porque ellos dejan de enterrarse a sí mismos más profundamente en el hoyo del mal, del cual tendrán que desenterrarse en la próxima vida, llamada infierno. Vea Hay esperanza para todos para obtener más detalles.

No se confunda con lo que escribo aquí. Desde el nuevo pacto de Cristo, la Luz ha reemplazado a la ley antigua, y en niguna circunstancia Dios le ordenaría a un cristiano verdadero que matara, pero claramente los tiempos del Antiguo Testamento eran diferentes, con un estándar diferente. La doctrina de ojo por ojo del Antiguo Testamento ha sido reemplazada permanentemente por ama a tus enemigos.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo