La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Deuteronomio 21

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 [Moisés está hablando]. "Si en la tierra que Jehovah tu Dios te da para que la tomes en posesión se halla un muerto tendido en el campo, y se ignora quién lo mató,

 2 entonces tus ancianos y jueces irán, y medirán la distancia hasta las ciudades que están alrededor del muerto.

 3 Y sucederá que los ancianos de la ciudad más cercana al muerto tomarán una vaquilla que no haya sido aún sometida al trabajo y que no haya llevado yugo.

 4 Los ancianos de aquella ciudad llevarán la ternera abajo, a un arroyo permanente donde no se haya arado ni sembrado, y allí en el arroyo romperán la nuca a la ternera.

 5 "Después se acercarán los sacerdotes hijos de Leví, porque a ellos escogió Jehovah tu Dios para que le sirvan y para que bendigan en el nombre de Jehovah. Por el dicho de ellos se decidirá todo pleito o todo daño.

 6 Todos los ancianos de aquella ciudad más cercana al muerto lavarán sus manos sobre la vaquilla desnucada en el arroyo,

 7 y declararán diciendo: 'Nuestras manos no han derramado esta sangre, ni nuestros ojos lo han visto.

 8 Oh Jehovah, perdona a tu pueblo Israel al cual has redimido. No traigas culpa de sangre inocente en medio de tu pueblo Israel.' Así les será perdonada la culpa de sangre.

 9 De este modo eliminarás la culpa por la sangre inocente de en medio de ti, cuando hagas lo recto ante los ojos de Jehovah.

 10 "Cuando vayas a la guerra contra tus enemigos y Jehovah tu Dios los entregue en tu mano, y tomes de ellos cautivos;

 11 si entre los cautivos ves alguna mujer hermosa y la deseas y la quieres tomar para ti como mujer,

 12 la llevarás a tu casa. Ella rapará su cabeza, se arreglará las uñas,

 13 se quitará su vestido de cautiva y se quedará en tu casa. Hará duelo por su padre y por su madre durante un mes. Después de esto podrás unirte a ella; tú te casarás con ella, y ella será tu mujer.

 14 Pero sucederá que si ella no te agrada, la dejarás ir libre, a su propia voluntad. No la venderás por dinero ni la tratarás brutalmente, porque la has deshonrado.

 15 "Si un hombre tiene dos mujeres (la una amada y la otra aborrecida); si tanto la amada como la aborrecida le han dado hijos, y si el hijo primogénito es de la mujer aborrecida,

 16 sucederá que el día en que haga heredar a sus hijos lo que tiene, no podrá tratar como a primogénito al hijo de la mujer amada, prefiriéndolo al hijo de la aborrecida, el cual es el primogénito.

 17 Reconocerá al hijo de la mujer aborrecida como primogénito para darle una doble porción de todo lo que tiene. Suyo es el derecho de la primogenitura, porque él es la primicia de su vigor.

 18 "Si un hombre tiene un hijo contumaz y rebelde, que no obedece la voz de su padre ni la voz de su madre, y que a pesar de haber sido castigado por ellos, con todo no les obedece,

 19 entonces su padre y su madre lo tomarán y lo llevarán ante los ancianos de su ciudad, al tribunal local.

 20 Entonces dirán a los ancianos de la ciudad: 'Este hijo nuestro es contumaz y rebelde. No obedece nuestra voz; es un libertino y un borracho.'

 21 Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá. Así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel lo oirá y temerá.1

 22 "Si un hombre ha cometido pecado que merece la muerte, por lo cual se le ha dado la muerte, y le has colgado de un árbol,

 23 no quedará su cuerpo en el árbol durante la noche. Sin falta le darás sepultura el mismo día, porque el ahorcado es una maldición de Dios. Así no contaminarás la tierra que Jehovah tu Dios te da como heredad.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Apedrear a un hijo rebelde, que rehusa escuchar a sus padres, suena como algo extraño para nosotros hoy en día. Pero debemos considerar lo que Dios estaba haciendo en este tiempo. Él estaba estableciendo un pueblo escogido para que llevara su nombre. Él estaba decidido a dejar el mal fuera de su pueblo escogido: el mal de los profetas falsos, el mal de la gente que seguía a otros dioses, y le mal de la desobediencia deliberada y voluntaria — todo lo cual era una amenaza para el pueblo de Israel y su permanencia fiel los caminos de Dios y sus mandamientos. El paralelo moderno a esta insistencia de quitar el mal del medio del pueblo, es la instrucción dada por Jesús y Pablo con respecto a cómo tratar a cualquiera que se llamara a sí mismo cristiano, pero que continuara pecando:

Pablo escribió: Pero ahora os escribo que no os asociéis con ninguno que, llamándose hermano [cristiano], sea fornicario, avaro, idólatra [cuya alma esté dedicada a cualquier cosa que usurpe el lugar de Dios], calumniador [abusador, injuriador o difamador], borracho o estafador. Con tal persona ni aun comáis. 1 Cor 5:11

Jesús también dijo que si alguien está violando los estándares de la iglesia (pecando), ellos deben ser amonestados por una persona, después advertidos por dos o tres, después censurados por todo el cuerpo de creyentes — y si no se arrepienten de su error, deben ser expulsados por toda la iglesia y rechazados por todos como incrédulo. Mat 18:15-17.

Y con respecto a los profetas falsos, Jesús dijo:

Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella.
Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y son pocos los que la hallan.
Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos rapaces.
Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
Así también, todo árbol sano da buenos frutos, pero el árbol podrido da malos frutos.
El árbol sano no puede dar malos frutos, ni tampoco puede el árbol podrido dar buenos frutos.
Todo árbol que no lleva buen fruto es cortado y echado en el fuego.
Así que, por sus frutos los conoceréis. Mat 7:13:20

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo