La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Deuteronomio 6

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 [Moisés está hablando] "Éstos, pues, son los mandamientos, las leyes y los decretos que Jehovah vuestro Dios ha mandado que os enseñara, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis para tomarla en posesión.

 2 Son para que temas a Jehovah tu Dios, tú con tu hijo y el hijo de tu hijo, guardando todos los días de tu vida todas sus leyes y sus mandamientos que yo te mando, a fin de que tus días sean prolongados.

 3 Escucha, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien y seas multiplicado grandemente en la tierra que fluye leche y miel, como te ha prometido Jehovah, Dios de tus padres.

 4 "Escucha, Israel: Jehovah nuestro Dios, Jehovah es uno!

 5 Y amarás a Jehovah tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas.

 6 "Estas palabras que yo te mando estarán en tu corazón.1

 7 Las repetirás a tus hijos y hablarás de ellas sentado en casa o andando por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

 8 Las atarás a tu mano como señal, y estarán como frontales entre tus ojos.

 9 Las escribirás en los postes de tu casa y en las puertas de tus ciudades.

 10 "Sucederá que cuando Jehovah tu Dios te haya introducido en la tierra que juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob que te daría, con ciudades grandes y buenas que tú no edificaste,

 11 con casas llenas de todo bien que tú no llenaste, con cisternas cavadas que tú no cavaste, con viñas y olivares que tú no plantaste, y cuando hayas comido y te hayas saciado,

 12 entonces ten cuidado; no sea que te olvides de Jehovah que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud.

 13 A Jehovah tu Dios temerás y a él servirás, y por su nombre jurarás.

 14 No iréis tras otros dioses, tras los dioses de los pueblos que están a vuestro alrededor;

 15 porque Jehovah tu Dios es un Dios celoso que está en medio de ti. No sea que se encienda el furor de Jehovah tu Dios contra ti, y te destruya de la faz de la tierra.

 16 "No pondréis a prueba a Jehovah vuestro Dios, como lo hicisteis en Masá [dudando que Dios les proveería agua].

 17 Guardad cuidadosamente los mandamientos de Jehovah vuestro Dios y sus testimonios y leyes que te ha mandado.

 18 Harás lo recto y bueno ante los ojos de Jehovah, a fin de que te vaya bien, y entres y tomes posesión de la buena tierra que Jehovah juró a tus padres;

 19 para que él eche a todos tus enemigos de delante de ti, como Jehovah ha prometido.

 20 "En el futuro, cuando tu hijo te pregunte diciendo: '¿Qué significan los testimonios, las leyes y los decretos que Jehovah nuestro Dios os mandó?',

 21 entonces responderás a tu hijo: 'Nosotros éramos esclavos del faraón en Egipto, pero Jehovah nos sacó de Egipto con mano poderosa.

 22 Jehovah hizo en Egipto señales y grandes prodigios contra el faraón y contra toda su familia, ante nuestros propios ojos.

 23 Él nos sacó de allá para traernos y darnos la tierra que juró a nuestros padres.

 24 Y Jehovah nos mandó que pusiéramos por obra todas estas leyes y que temiésemos a Jehovah nuestro Dios, para que nos fuera bien todos los días y para conservarnos la vida, como en el día de hoy.

 25 Y será para nosotros justicia, si tenemos cuidado de poner por obra todos estos mandamientos delante de Jehovah nuestro Dios, como él nos ha mandado.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Estas palabras que yo te mando estarán en tu corazón. Éste no es sólo un mandamiento; es un hecho — que el Señor pondrá palabras en sus corazones para que ellos las puedan obedecer. Mire lo que él dice en Jeremías: Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Y en Ezequiel: Les daré otro corazón, y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. De la carne de ellos quitaré el corazón de piedra y les daré un corazón de carne, Ezeq 11:19; y en Deuteronomio: Jehovah tu Dios circuncidará tu corazón y el corazón de tus descendientes, para que ames a Jehovah tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas. Deut 30:6. Porque ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. Deut 30:14.

Y hoy en día no es diferente, el Señor nos habla desde el interior de nuestro corazón, la palabra de Dios nos habla a nosotros; pero debemos estar en silencio para escuchar, oír, y obedecer.
"¿Por qué me llamáis: 'Señor, Señor', y no hacéis lo que digo?
Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras, y las hace [las practica y las obedece].
Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos sobre la roca. Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa, y no la pudo mover, porque había sido bien construida.
Pero el que oye y no hace [no practica mis enseñanzas] es semejante a un hombre que edificó su casa sobre tierra, sin cimientos. El torrente golpeó con ímpetu contra ella; en seguida cayó, y fue grande la ruina de aquella casa."
Lucas 6:46-49
.

[Jesús] llegó a ser Autor de eterna salvación para todos los que le obedecen. Heb 5:9

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo