La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Eclesiastés 7

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Mejor es el buen nombre que el perfume fino, y el día de la muerte que el día del nacimiento.

 2 Mejor es ir a la casa de duelo que a la casa del banquete. Porque eso es el fin de todos los hombres, y el que vive lo tomará en serio.

 3 Mejor es el pesar que la risa, porque con la tristeza del rostro se enmienda el corazón.

 4 El corazón de los sabios está en la casa del duelo, pero el corazón de los necios está en la casa del placer.1

 5 Mejor es oír la reprensión del sabio que oír la canción de los necios.

 6 Porque la risa del necio es como el crepitar [sonido de algo que se quema] de las espinas debajo de la olla. Esto también es vanidad.

 7 Ciertamente la opresión entontece al sabio, y el soborno corrompe el corazón.

 8 Mejor es el fin del asunto que el comienzo. Mejor es el de espíritu paciente que el de espíritu altivo.

 9 No te apresures en tu corazón a enojarte, porque el enojo reposa en el seno de los necios.

 10 No digas: "¿A qué se deberá que los tiempos pasados fueron mejores que éstos?" Pues no es la sabiduría la que te hace preguntar sobre esto.

 11 Mejor es la sabiduría con posesiones, y es una ventaja para los que ven el sol.

 12 Porque la protección de la sabiduría es como la protección del dinero, pero la ventaja de conocer la sabiduría es que da vida a los que la poseen.

 13 Considera la obra de Dios. Porque, ¿quién podrá enderezar lo que él ha torcido?

 14 En el día del bien, goza del bien; y en el día del mal, considera que Dios hizo tanto lo uno como lo otro, de modo que el hombre no puede descubrir nada de lo que sucederá después de él.

 15 Todo esto he observado en los días de mi vanidad. Hay justos que perecen en su justicia, y hay pecadores que en su maldad alargan sus días.

 16 No seas [o actúes] demasiado justo, ni seas sabio en exceso. ¿Por qué habrás de destruirte?

 17 No seas demasiado malo, ni seas insensato. ¿Por qué morirás antes de tu tiempo?

 18 Bueno es que te prendas [entiendas] de esto y que tampoco apartes tu mano de lo otro, porque el que teme a Dios saldrá bien en todo.

 19 La sabiduría ayudará al sabio más que diez gobernantes que haya en la ciudad.

 20 Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga lo bueno y no peque.2

 21 No prestes atención a todas las cosas que se dicen, no sea que oigas a tu siervo que habla mal de ti.

 22 Pues tu corazón sabe que muchas veces tú también has hablado mal de otros.

 23 Todas estas cosas he probado con la sabiduría, y dije: "Me he de hacer sabio." Pero ella estaba lejos de mí.

 24 Lo que está lejos y muy profundo, ¿quién lo podrá hallar?

 25 Pero yo volví en mi corazón a conocer, a explorar y a buscar la sabiduría y la razón, para conocer lo malo de la necedad y la insensatez de la locura.

 26 Y yo he hallado más amarga que la muerte a la mujer que es una trampa, cuyo corazón es una red y cuyas manos son ataduras. El que agrada a Dios escapará de ella, pero el pecador quedará atrapado por ella.

 27 "Mira", dice el Predicador, "habiendo considerado las cosas una por una, para dar con la razón, he hallado esto

 28 --mi alma aún busca pero no halla--: Un hombre he hallado entre mil, pero una mujer no he hallado entre todos éstos.

 29 Mira, he hallado sólo esto: que Dios hizo al hombre recto, pero los hombres se han buscado muchas otras razones [impías]."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 el corazón de los necios está en la casa del placer. Las orgías o fiestas son identificadas por Pablo en Gal. 5:19-21 como las obras de la carne, que descalifican al hombre para cualquier heredad en el reino de Dios; los que participan en ellas serán desterrados del cielo, enviados a las tinieblas del infierno:

Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Éstas son: fornicación, impureza, desenfreno,
idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos,
envidia, borracheras, orgías [fiestas], y cosas semejantes a éstas, de las cuales os advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.
Gal 5:19-21
.

De Mat 5:4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. Bienaventurados son aquellos que lloran porque son esclavos del pecado, porque no tienen control sobre sus emociones. Bienaventurados son aquellos que lloran porque han esperado y han escuchado al Espíritu Santo, quien les muestra que son esclavos del pecado, encerrados en el egoístmo, cautivos de los deseos, y esclavos de sus emociones, porque ellos serán consolados; porque el mismo Espíritu Santo de gracia, tanto le muestra al hombre sus pecados como también se los quita, purificando a un pueblo pecular que tiene celo de buenas obras. Y: Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis. Lucas 6:21. Pero: ¡Ay de vosotros, los que ahora os reís! Porque lamentaréis y lloraréis. Lucas 6:25.

2 Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga lo bueno y no peque. Este era el tiempo de la ley, que podría hacer al hombre perfecto, pero él aún podría caer al pecado de nuevo; al igual que David y Asa. Ciertamente, todos los hombres pecan durante su vida, pero incluso en el Antiguo Testamento tenemos registros del favor que Dios le muestra a los hombres que son perfeccionados por él: Porque los ojos de Jehovah recorren toda la tierra para fortalecer a los que tienen un corazón íntegro para con él. 2 Cron 16:9. Además de Jesús, quien es sin duda perfecto, las Escrituras nos dicen que Dios consideró perfecto a Enoc, Noé, Job, Zacarías, Isabel, Ezequías, Asa, y David.

Además, Salomón está escribiendo con dolor y amargura, porque su vida se ha convertido en un fracaso; se apartó de Dios, para seguir a los dioses de sus esposas extranjeras. Dios entonces le dijo que su reino le sería quitado a su hijo, a excepción de una tribu de Israel, que se quedaría con Jerusalén, el reino de Judá; las otras tribus serían divididas en el Reino separado de Israel. La Biblia dice que David tenía un corazón perfecto, pero luego cayó, y su restauración fue muy difícil. David mismo dijo: "A toda perfección he visto fin", mostrando que también él vio la perfección; pero era la perfección de Adán antes de caer, que todavía estaba sujeto a la tentación. La perfección que fue posible por la muerte de Cristo es una perfección que no se puede deshacer: Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no sigue pecando; más bien, Aquel [el Espíritu de Cristo de ntro de su corazón] que fue engendrado de Dios le guarda [el hombre], y el maligno no le toca. 1 Juan 5:18. Mi Padre que me las ha dado, es mayor que todos; y nadie las puede arrebatar de las manos del Padre. Juan 10:29.

Después de la Ley y antes de Cristo, las únicas personas que recibieron el favor de Dios fueron los que anduvieron conforme a los requisitos de la ley; los que ignoraron su ley, fueron ignorados por él, Heb 8:9. Debido al sacrificio de Jesús en la cruz, con sólo creer en su nombre, con un dolor humilde por el pasado, podemos acercarnos a Dios y recibir las operaciones de su gracia que produce cambio para purificar nuestros corazones y conciencias; sea cual sea nuestra carga por los pecados del pasado. Así, miles de personas en la iglesia primitiva alcanzaron la pureza, la santidad, la perfección, la unión con Cristo y con Dios, y fueron trasladados a su reino, mientras todavía estaban en la tierra. Miles de cuáqueros en el siglo 17 alcanzaron la misma perfección para vivir en unión con Cristo y con Dios, viviendo en su Reino mientras todavía estaban en la tierra. Con fe en el verdadero evangelio, por la gracia y la cruz, Él ahora los puede hacer aptos en todo lo bueno para hacer su voluntad, Heb 13:21; una limpieza y perfección eternas, con el resultado de la unión que ya está disponible para todos los que van a él para ser cambiados.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo