La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Éxodo 30

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 "Harás asimismo un altar para quemar incienso. Lo harás de madera de acacia.

 2 Será cuadrado, de un codo [1.5 pies o 46 cm] de largo, de un codo [1.5 pies o 46 cm] de ancho y de dos codos [4 pies o 1.2 m] de alto. Sus cuernos serán hechos de la misma pieza.

 3 Lo recubrirás de oro puro, tanto su cubierta como sus paredes alrededor y sus cuernos. Le harás alrededor una moldura de oro.

 4 Le harás también dos aros de oro debajo de su moldura en sus dos costados, en sus dos lados, donde se colocarán las varas con que será transportado.

 5 Harás las varas de madera de acacia y las recubrirás de oro.

 6 "Pondrás el altar delante del velo que está junto al arca del testimonio y delante del propiciatorio que está sobre el testimonio, donde yo me encontraré contigo.

 7 Aarón quemará incienso aromático sobre él; lo quemará cada mañana cuando prepare las lámparas.

 8 Cuando encienda las lámparas al anochecer, también quemará incienso delante de Jehovah, continuamente, a través de vuestras generaciones.

 9 No ofreceréis sobre el altar incienso extraño, ni holocausto, ni ofrenda vegetal. Tampoco derramaréis libación sobre él.

 10 Una vez al año Aarón hará expiación sobre los cuernos del altar. Con la sangre de la víctima para la expiación por el pecado, hará expiación sobre él, una vez al año, a través de vuestras generaciones. Será muy sagrado a Jehovah."

 11 Jehovah habló a Moisés diciendo:

 12 "Cuando hagáis el censo para obtener el número de los hijos de Israel, según los que sean contados de ellos, cada uno dará a Jehovah el rescate por su persona. Así no habrá mortandad entre ellos, cuando hayan sido contados.

 13 Esto dará todo el que sea contado: medio siclo conforme al siclo del santuario. El siclo tiene 20 geras. La mitad de un siclo será la ofrenda alzada para Jehovah.

 14 Cada uno que sea contado, de veinte años para arriba, dará esta ofrenda alzada para Jehovah.

 15 Al entregar la ofrenda alzada para Jehovah a fin de hacer expiación por vuestras personas, el rico no dará más, ni el pobre dará menos del medio siclo.

 16 Tomarás de los hijos de Israel el dinero de las expiaciones y lo darás para el servicio del tabernáculo de reunión. Ello será un memorial a los hijos de Israel, delante de Jehovah, para hacer expiación por vuestras personas."

 17 Jehovah también habló a Moisés diciendo:

 18 "También harás una fuente de bronce para lavarse, con su base también de bronce. La pondrás entre el tabernáculo de reunión y el altar, y pondrás en ella agua.

 19 Aarón y sus hijos se lavarán en ella sus manos y sus pies.

 20 Cuando entren en el tabernáculo de reunión, se lavarán con agua, para que no mueran. Cuando se acerquen al altar para servir y presentar la ofrenda quemada a Jehovah,

 21 también se lavarán las manos y los pies, para que no mueran. Esto será un estatuto perpetuo, tanto para él como para sus descendientes, a través de sus generaciones."

 22 Jehovah también habló a Moisés diciendo:

 23 "Toma especias aromáticas: de mirra granulada de primera, 500 siclos; de canela aromática, la mitad, es decir, 250; de cálamo aromático, 250;

 24 de casia, 500, según el siclo del santuario; y un hin de aceite de oliva.

 25 Con esto prepararás el aceite de la santa unción. Será un ungüento combinado, obra de perfumador, el cual será el aceite de la santa unción.

 26 Con él ungirás el tabernáculo de reunión y el arca del testimonio,

 27 la mesa con todos sus utensilios, el candelabro con sus utensilios, el altar del incienso,

 28 el altar del holocausto con todos sus utensilios y la fuente con su base.

 29 Así los consagrarás, y serán cosas muy sagradas. Todo lo que los toque será santificado.

 30 "También ungirás a Aarón y a sus hijos, y los consagrarás, para que me sirvan como sacerdotes.

 31 Y hablarás a los hijos de Israel, diciendo: 'Éste será mi aceite de la santa unción a través de todas vuestras generaciones.

 32 No será vertido sobre el cuerpo de ningún hombre, ni haréis una composición similar. Sagrado es, y sagrado será para vosotros.

 33 Cualquiera que prepare un ungüento similar y cualquiera que ponga de él sobre una persona extraña será excluido de su pueblo.'"

 34 Jehovah dijo también a Moisés: "Toma especias: estacte, uña aromática, gálbano e incienso puro; igual peso de cada cosa.

 35 Haz con ello el incienso aromático,1 obra de perfumador, salado, puro y santo.

 36 Molerás una parte de él muy fina y la pondrás delante del testimonio, en el tabernáculo de reunión, donde yo me encontraré contigo. Será para vosotros cosa muy sagrada.

 37 No os haréis incienso de una composición similar. Te será cosa sagrada para Jehovah;

 38 cualquiera que haga una composición similar para olerla será excluido de su pueblo."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Haz con ello el incienso aromático, obra de perfumador, salado, puro y santo. Los sacrificios debían hacerse con incienso, la sombra de la oración de los santos correspondiente al nuevo pacto, con palabras proporcionadas por el Espíritu Santo, como el gran cuáquero, Isaac Penington describe:

De modo que su incienso y sacrificios no eran el incienso y sacrificios duraderos, sino la sombra de ellos. Las oraciones de los santos, cuando Dios derrama el espíritu de la oración y súplica sobre ellos, y ellos le oran a él, eso es el incienso. Que mi oración sea dirigida ante ustedes como el incienso, y que pueda levantar mis manos como en el sacrificio de la tarde. Y este era el incienso y la ofrenda pura, como lo predijo Malaquías. ¿Y qué dijo David en el tiempo antiguo, cuando el Espíritu de Dios y la santa visión estaba sobre él? El sacrificio y la ofrenda no te agradan; tú has abierto mis oídos. Holocaustos y sacrificios por el pecado no has pedido. Entonces dije: "He aquí, yo vengo. En el rollo de pergamino está escrito acerca de mí: El hacer tu voluntad, oh Dios mío, me ha agradado; sí, tu ley está en medio de mis entrañas. Los sacrificios de Dios son un espíritu quebrantado (desgarren sus corazones, y no sus ropas, y vuélvanse al Señor su Dios); al corazón quebrantado y contrito no desprecias tú, oh Dios. La alabanza ofrecida a Dios con un corazón sincero, y ordenar la conversación rectamente, estos son los sacrificios que agradan a Dios; porque los sacrificios no eran lo que Dios requería principalmente del Israel externo, sino esto: OBEDECED MI VOZ: y la obediencia es más aceptable que todos los otros sacrificios, y prestar atención [a su voz] es mejor que el cebo de los carneros.

Además, estos sacrificios externos no pueden quitar ni eliminar el pecado de la consciencia, pero el que vino a hacer la voluntad, y a poner fin a esos sacrificios y oblaciones, que no eran más que externas e imperfectas; él tanto lava como quita los pecados del interior, y también trae justicia eterna, donde brilla su luz, y su vida pura brota interiormente en el corazón.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo