La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Gálatas 2

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Luego, después de catorce años, subí otra vez a Jerusalén, junto con Bernabé, y llevé conmigo también a Tito.

 2 Pero subí de acuerdo con una revelación y les expuse el evangelio que estoy proclamando entre los gentiles. Esto lo hice en privado ante los de reputación, para asegurarme de que no corro ni he corrido en vano.

 3 Sin embargo, ni siquiera Tito quien estaba conmigo, siendo griego, fue obligado a circuncidarse,

 4 a pesar de los falsos hermanos quienes se infiltraron secretamente para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, a fin de reducirnos a esclavitud [de la ley].

 5 Ni por un momento cedimos en sumisión a ellos, para que la verdad del evangelio permaneciese a vuestro favor.

 6 Sin embargo, aquellos que tenían reputación de ser importantes--quiénes hayan sido en otro tiempo, a mí nada me importa; Dios no hace distinción de personas-- a mí, a la verdad, los de reputación no me añadieron nada nuevo.

 7 Más bien, al contrario, cuando vieron que me había sido confiado el evangelio a la incircuncisión [los gentiles] igual que a Pedro la circuncisión [los judíos] [Muchas biblias traducen este versículo como "el evangelio para la incircunsión" y "el evangelio para la circuncisión." Esta redacción implica incorrectamente que hay dos evangelios diferentes; sólo hay un evangelio para todos.]

 8 --porque el que actuó en Pedro para hacerle apóstol de la circuncisión actuó también en mí para hacerme apóstol a favor de los gentiles--, [La diferencia en el ministerio de Pedro a los judíos era que los judíos convertidos en cristianos continuaron observando la ley de Moisés hasta que el Espíritu le enseñó a cada persona de manera diferente, (como se registra que se le enseñó a Pedro), mientras que a los gentiles convertidos en cristianos se les enseñó a confiar en sólo cuatro reglas. De esas cuatro reglas para los gentiles, tres de las prácticas prohibidas ya no existen en la mayoría de las culturas, lo cual deja sólo abstenerse de la inmoralidad sexual como la única regla que aún se aplica a la mayoría de las personas; sin embargo con sólo una regla, aquellos que hoy en día se llaman a sí mismos cristianos están mirando programas de televisión, películas, y DVDs, que promueven la inmoralidad sexual; leyendo libros y revistas que celebran la inmoralidad sexual; visitando páginas web pornográficas; y mucho más.]

 9 y cuando percibieron la gracia que me había sido dada, Jacobo, Pedro y Juan, quienes tenían reputación de ser columnas [en la iglesia], nos dieron a Bernabé y a mí la mano derecha en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles y ellos a los de la circuncisión.

 10 Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres, cosa que procuré hacer con esmero.

 11 Pero cuando Pedro vino a Antioquía, yo me opuse a él frente a frente, porque era reprensible.1

 12 Pues antes que viniesen ciertas personas de parte de Jacobo, él comía con los gentiles; pero cuando llegaron, se retraía y apartaba [de los gentiles], temiendo [ofender] a los de la circuncisión [judíos cristianos enviados por Santiago]. [Por temor de ofender a los judíos cristianos, quienes posiblemente todavía estaban practicando porciones de la ley de Moisés porque todavía no habían sido convencidos por el Espíritu Santo para que relajaran sus muchas restricciones, Pedro dejó de comer con los gentiles convertidos al cristianismo; al hacer esto Pedro accidentalmente desairó a los gentiles cristianos como personas de segunda clase en el cristianismo. El punto de Pablo era que los gentiles convertidos en cristianos equivocadamente concluirían que ellos necesitaban observar la ley de Moisés para tener el mismo estatus que los judíos convertidos en cristianos.]

 13 Y los otros judíos participaban con él en su simulación, de tal manera que aun Bernabé fue arrastrado por la hipocresía de ellos.

 14 En cambio, cuando vi que no andaban rectamente ante la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: "Si tú que eres judío vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a hacerse judíos?"

 15 Nosotros somos judíos de nacimiento y no pecadores de entre los gentiles;

 16 pero sabiendo que ningún hombre es justificado por las obras de la ley, sino por medio de la fe en Jesucristo, hemos creído nosotros también en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley. Porque por las obras de la ley nadie será justificado.

 17 Pero si es que nosotros, procurando ser justificados en Cristo,2 también hemos sido hallados pecadores, ¿será por eso Cristo servidor del pecado? ¡De ninguna manera!

 18 Pues cuando edifico de nuevo las mismas cosas que derribé, demuestro que soy transgresor.

 19 Porque mediante la ley he muerto a la ley, a fin de vivir para Dios. [Pablo (cuando todavía se llamaba Saulo) había estado observando estrictamente la ley de Moisés; pero entonces Pablo comenzó a oír más mandatos de parte del Espíritu que estaban adaptados a las circunstancias de su vida. Estos nuevos mandamientos hicieron que él se diera cuenta que el pecado todavía estaba vivo en su cuerpo; el pecado había revivido. Entonces la persona muere y llega a estar muerta a la ley al oír los muchos mandatos del Espíritu, los cuales se añaden al la ley interna, que incluye el centro moral de la ley mosaica, en el corazón que restringe la mente, las palabras y las acciones carnales; y si esos mandatos hablados son escuchados y obedecidos, uno gradualmente pierde su vida carnal, muriendo diariamente, hasta que están muertos. Cristo entonces es revelado en el cuerpo. El Señor condena el pecado en su corazón al revelárselo a usted y mandándole a arrepentirse, (vino el mandamiento); el pecado de lo cual usted ni siquiera está conciente (el pecado revivió); cuando usted reconoce que las revelaciones de Él son verdad, usted obedece sus mandatos; por gracia Él entonces quita de su corazón incluso el deseo por ese pecado. Este proceso es repetido, primero con sus acciones, después con sus palabras, y después sus pensamientos; hasta que usted ha crucificado su mente carnal y su naturaleza pecaminosa, (morí). Ahora usted está libre de la ley, caminando bajo el dominio total del Señor sobre sus pensamientos, palabras, y acciones. (A través de la ley, morí a la ley.)]

 20 Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí.3 Lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí. [Los cristianos, sin tener conocimiento de cómo cargar una cruz, asumen que han sido crucificados con Cristo por imputación, lo cual es un cristiansimo supuesto. Usted debe hacer morir su naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia para que pueda ser liberado del pecado.]

 21 No desecho la gracia de Dios; porque si la justicia fuese por medio de la ley, entonces por demás murió Cristo.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Por lo tanto aquí Pablo se opuso a Pedro, lo que nos indica que él estaba equivocado y en la hipocresía. Hay muchos que dicen con gozo: "Pedro pecó, lo que prueba que si Pedro pecó nadie puede estar sin pecado." A aquellos que juzgan a Pedro como un pecador, yo les digo: ¡Quienes son ustedes para juzgar a Pedro! ¿Quienes son ustedes para decir que su error fue un pecado? ¿Acaso ustedes son jueces tan sabios y cercanos a Dios como para concluir que las palabras de Pablo como "reprensible," "no rectamente," e "hipocresía" constituyen pecado? Ustedes están siguiendo las pisadas de sus padres, quienes dijeron que Jesús pecó porque sanó en Sábado, quienes dijeron que sus discípulos habían pecado al juntar grano en el sábado; y las escrituras lo dicen claramente, ¿no es así?

Peter accidentalmente menospreciado los cristianos gentiles. La perfección no significa no cometer errores; la perfección es estar sin pecado ante los ojos de Dios.

En el cuerpo de Cristo ningún individuo tiene todo el conocimiento o todos los dones; lo que usted no tiene es compensado por otros miembros del cuerpo, de modo que cualquier conocimiento necesario es recibido y compartido, para asegurar que el cuerpo trabaje en unión — todos controlados por la cabeza, que es Cristo mismo. A veces, usted es dejado deliberadamente con la necesidad de otro miembro del cuerpo para completar su conocimiento y entendimiento sobre algún punto. Esto es necesario para mantener su humildad y fortalecer el cuerpo como un todo. Esta es la razón por la cual Pedro fue corregido por Pablo porque no comía con los gentiles cuando estaban los judíos presentes; una corrección que Pedro reconoció inmendiatamente porque el Espíritu de Cristo lo confirmó. Cristo podía haber corregido a Pedro personalmente; pero por el bien del cuerpo, dejó que Pablo, el apóstol de los gentiles, corrigiera a Pedro. Después de que usted sea perfeccionado (liberado del pecado), usted todavía recibirá la sabiduría y el conocimiento de Cristo, quien es la cabeza, o de otros miembros del cuerpo, incluyendo una corrección de vez en cuando.

2 ningún hombre es justificado por las obras de la ley, sino por medio de la fe en Jesucristo, hemos creído nosotros también en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley. Porque por las obras de la ley nadie será justificado. Pero si es que nosotros, procurando ser justificados en Cristo..

¡Note! Con fe en Jesucristo, procuramos ser justificados por Cristo. Como creyentes, debemos procurar ser justificados. Con sólo creer en Jesús no somos automaticamente justificados. Entonces también por fe uno es purificado, pero obviamente sólo con creer en Jesús, uno no se purifica instantáneamente tampoco. La fe es el proceso de seguir los mandamientos que oímos y que escuchamos de Jesús desde el interior de nuestro corazón; por medio de la obediencia la persona es limpiada, purificada, justificada y salvada. Pablo habla de la fe que viene a liberarnos de la ley como nuestro tutor. En Gal 5:18, él dice: si (y cuando) sois guiados (inspirados, ordenados, mandados) por el Espíritu, no estáis bajo la ley. De modo que él define la fe como estar en obediencia a la guía del Espíritu. De modo que la fe es seguir los mandamientos que hemos oído del Espíritu de Dios, del Señor. Esta es una aclaración importante de la definición de la fe, como nos dice Pablo además, que él le predica al mundo de la fe que está en nuestros corazones y nuestras bocas, y la fe viene por el oír la palabra; y Jesús dijo: Bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios y la "guardan", este "guardar" (practicar, obedecer), resulta en que el amor de Dios es perfeccionado en el hombre: Pero en el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios ha sido perfeccionado. Por esto sabemos que estamos en él. 1 Juan 2:5. De modo que la fe es oír la palabra en el interior, y creer que es el Hijo de Dios que le está hablando, y después guardarla [obedecera, practicarla], repetidamente — que resulta en la bendición del amor de Dios perfeccionado dentro de usted, y en que usted está en Cristo y en Dios.

Cuando Pablo descarta la ley como la base de la justificación, él está no hablando de ser justificado por las ordenanzas, sacrificios, y lavamientos de la ley. Él no está diciendo que podemos ser justificados y todavía robar, mentir, matar, codiciar, y cometer adulterio, etc., mientras creemos en Jesús. Como dijo Pablo en Rom 2:10: gloria, honra y paz a cada uno que hace el bien.

Amados, mientras me esforzaba por escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribir para exhortaros a que contendáis eficazmente por la fe que fue entregada una vez a los santos. Conservaos en el amor de Dios, aguardando con esperanza la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. Judas 1:3,21. Ahora, si usted piensa que sólo creer es todo lo que se necesita, ¿por qué se le recomienda que debe condender? Y si usted piensa que usted es salvo instántaneamente al creer, ¿por qué el hermano de Jesús le estaria escribiendo a los creyentes que ellos deberían mantenerse en el amor de Dios, buscando (en el futuro) a Jesús para que traiga vida eterna? ¿Acaso usted piensa que usted es un cristiano más especial que aquellos que estaban en la iglesia primitiva, fundada por los apóstoles, quienes estaban buscando que Jesús trayera la vida eterna, la salvación? Él vendrá por segunda vez, no para quitar el pecado, sino para la salvación completa a aquellos que lo están esperando. Heb 9:28.

3 Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Cuando usted es crucificado en al cruz interna de la negación propia, su mente y espíritu egoístas están muertos, y son reemplazados por la mente y el espíritu de Cristo. Por lo tanto, es Cristo el que gobierna en el corazón, es Cristo el que proporciona sus palabras y pensamientos, y es Cristo que dirige sus obras. Esta es la razón por la cual él nos redimió de todo pecado y nos purificó con celo para buenas obras, siendo nosotros hechura suya en Cristo Jesús para buenas obras, que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Tit 2:14, Efe 2:10. Llegamos a ser una parte menor de Dios, en unión con Cristo y con Dios. Estamos muertos; pero la parte pura de nosotros vive en unión con Cristo, la criatura completamente nueva, las cosas viejas pasaron, y somos renovados a la imagen de Cristo.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo