La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Génesis 19

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Los dos ángeles llegaron a Sodoma al anochecer. Lot estaba sentado junto a la puerta de Sodoma, y al verlos se levantó Lot para recibirlos postrándose a tierra.

 2 Y les dijo: --He aquí, señores míos, venid, por favor, a la casa de vuestro siervo; pasad la noche y lavaos vuestros pies. Por la mañana os levantaréis temprano y seguiréis vuestro camino. Pero ellos respondieron: --No, sino que pasaremos la noche en la calle.

 3 Pero él les insistió mucho; así que fueron con él y entraron en su casa. Él les preparó un banquete; hizo panes sin levadura y comieron.

 4 Pero antes de que se acostasen, los hombres de la ciudad, los hombres de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo, rodearon la casa.

 5 Y llamaron a Lot y le dijeron: --¿Dónde están los hombres que vinieron a ti esta noche? Sácanoslos, para que los conozcamos [sexualmente].1

 6 Entonces Lot salió a ellos a la puerta, cerró la puerta detrás de sí

 7 y dijo: --¡Por favor, hermanos míos, no hagáis tal maldad!

 8 He aquí tengo dos hijas que todavía no han conocido varón: Os las sacaré, pues, y haced con ellas como os parezca; sólo que no hagáis nada a estos hombres, porque para esto han venido a la sombra de mi techo.

 9 Ellos respondieron: --¡Quítate de ahí! --Y añadieron--: Éste vino aquí para residir como forastero, ¿y ahora habrá de erigirse como juez? Ahora te haremos a ti más daño que a ellos. Forcejeaban mucho contra el hombre, contra Lot, y se acercaron para romper la puerta.

 10 Entonces los hombres [ángeles] extendieron las manos, metieron a Lot en la casa con ellos y cerraron la puerta.

 11 Y a los hombres que estaban junto a la puerta de la casa, los hirieron con ceguera, desde el menor hasta el mayor, de modo que se fatigaban por hallar la puerta.

 12 Aquellos hombres dijeron a Lot: --¿Tienes aquí a alguien más? Yernos, hijos, hijas; cualquiera que tengas en la ciudad, sácalos de este lugar.

 13 Porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor de ellos ha llegado a ser grande delante de Jehovah. Por eso Jehovah nos ha enviado para destruirlo.

 14 Entonces salió Lot y habló a sus yernos, los que habían de casarse con sus hijas, y les dijo: --¡Levantaos, salid de este lugar, porque Jehovah va a destruir la ciudad! Pero a sus yernos les pareció que bromeaba.

 15 Y al rayar el alba, los ángeles apremiaban a Lot, diciéndole: --¡Levántate, toma a tu mujer y a tus dos hijas que están aquí, para que no seas destruido con el castigo de la ciudad!

 16 Cuando se detenía, los hombres tomaron su mano, la mano de su mujer y las manos de sus dos hijas, por la misericordia de Jehovah para con él. Lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.

 17 Y después de haberlos sacado fuera, le dijeron: --¡Escapa por tu vida! No mires atrás, ni te detengas en toda esta llanura. Escapa a la montaña, no sea que perezcas.

 18 Lot le dijo: --¡Por favor, no, señor mío!

 19 He aquí que tu siervo ha hallado gracia ante tus ojos y has engrandecido tu misericordia que has mostrado conmigo dándome la vida. Pero yo no podré escapar a la montaña, no sea que me alcance el mal y muera.

 20 He allí esa ciudad está cerca para escapar allá, y es pequeña. Deja que escape allá y salve mi vida. ¿Acaso no es pequeña?

 21 Le respondió: --He aquí que también te he atendido con respecto a este asunto. No destruiré la ciudad de la cual has hablado.

 22 Date prisa y escapa allá. Nada podré hacer hasta que hayas llegado allí. Por eso fue llamado el nombre de la ciudad Zoar [pequeña].

 23 El sol ya había salido sobre la tierra cuando Lot llegó a Zoar.

 24 Entonces Jehovah hizo llover desde los cielos azufre y fuego de parte de Jehovah sobre Sodoma y Gomorra.

 25 Y trastornó aquellas ciudades, toda la llanura con todos los habitantes de las ciudades y las plantas de la tierra.

 26 Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se convirtió en una columna de sal.

 27 Abraham se levantó muy de mañana, fue al lugar donde había estado delante de Jehovah

 28 y miró hacia Sodoma y Gomorra, y hacia toda la tierra de la llanura. Y al mirar, he aquí que el humo subía de la tierra como el humo de un horno.

 29 Y sucedió que cuando Dios destruyó las ciudades de la llanura, se acordó Dios de Abraham y sacó a Lot de en medio de la destrucción, al trastornar las ciudades donde Lot había estado.

 30 Lot tuvo miedo de permanecer en Zoar y se fue de allí a la región montañosa, junto con sus dos hijas. Y habitaba en una cueva con sus dos hijas.

 31 Entonces la mayor dijo a la menor: --Nuestro padre es viejo, y no queda ningún hombre en la tierra que se una a nosotras, como es la costumbre en toda la tierra.

 32 Ven, demos de beber vino a nuestro padre, acostémonos con él y conservemos descendencia de nuestro padre.

 33 Aquella noche dieron de beber vino a su padre. Luego entró la mayor y se acostó con su padre, pero él no se dio cuenta cuando ella se acostó ni cuando se levantó.

 34 Y aconteció que al día siguiente la mayor dijo a la menor: --He aquí yo me acosté anoche con mi padre. Démosle de beber vino también esta noche, y entra tú y acuéstate con él, y conservemos descendencia de nuestro padre.

 35 También aquella noche dieron de beber vino a su padre. Luego fue la menor y se acostó con él, pero él no se dio cuenta cuando ella se acostó ni cuando se levantó.

 36 Así concibieron de su padre las dos hijas de Lot.

 37 La mayor dio a luz un hijo y llamó su nombre Moab, el cual es el padre de los moabitas, hasta hoy.

 38 La menor dio a luz un hijo y llamó su nombre Ben-amí, el cual es el padre de los amonitas, hasta hoy.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 ¿Dónde están los hombres que vinieron a ti esta noche? Sácanoslos, para que los conozcamos [sexualmente]. La mayoría de las personas están familiarizadas con las bandas ambulantes de homosexuales que trataron de atacar a los ángeles que estaban visitando a Lot en Sodoma, pero pocos están conscientes de lo que el profeta Ezequiel dice de Sodoma:

He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: 1) soberbia, 2) saciedad de pan, y 3) abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas. Pero ella no dio la mano 4) [ignorando] al pobre y al necesitado. Eze 16:49.

Ahora compare la vida en el mundo industrializado de hoy: inmoralidad sexual desenfrenada, orgullo descarado, una sobreabundancia de comida, gran cantidad de ociosidad (llena de placeres), y un desprecio por los pobres hambrientos en el tercer mundo.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo