La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Génesis 1

Próximo Capítulo

 1  [El Antiguo Testamento es el punto de vista de nuestro creador, quien es infinitamente poderoso,misericordioso con los penitentes, furioso con los egoístas, Dios. En estos primeros treinta y nueve libros vemos el poder de las plagas, la separación del Mar Rojo, la destrucción sobrenatural de Sodoma y Gomorra, alimento que cae del cielo, agua que brota de las rocas, el sol que se detuvo por 12 horas, ejércitos completos destruidos por Dios, ríos que se detienen, las murallas de Jericó que se caen con el sonido de la séptima trompeta, Dios que pelea por su pueblo, Dios provoca la destrucción de su pueblo, la tierra se parte para tragarse a los rebeldes, ángeles en su gloria, un hombre que es llevado por un carro de fuego hacia el cielo, los muertos son resucitados, y más. Todos estos eventos han de ser un registro indeleble y una alegoría de la caminata personal espiritual de una persona dedicada a buscar a Dios hoy en día. Además estos eventos deben testificar acerca del poder omnipotente de Dios, que puede controlar cualquier cosa y todas las cosas, quien puede quitar el pecado del hombre, quien puede cambiar a un hombre egoísta, profano y malvado para que llegue a ser santo y puro.

La palabra que describe este registro bíblico es obediencia. Porque es sólo en obediencia a la voz de la palabra de Dios en nuestros corazones que podemos agradar a Dios y recibir su gracia que cambia vidas. En la desobediencia, enfrentaremos su furia. Pero en la obediencia continua experimentamos su gracia que nos limpia para llegar a ser como él; para ser llenos de su amor; para después estar en unión con él; para vivir en su luz; para tener una vida de pensamientos, palabras, y acciones virtuosas; y después para servirle sin temor para siempre como sacerdotes y reyes. El mismo Dios, que creó los cielos la tierra, puede recrearlo a usted para ser santo, puro, como una vasija en la que él mora. Es por medio de la fe que uno es reconciliado completamente con Dios; la fe que escucha en silencio y en humildad su voz, oye su palabra en su corazón, y obedece sus mandamientos completamente ...Para que podamos ver que en su presencia hay plenitud de gozo; delicias en tu diestra para siempre. Sal 16:11...Lo que permanece sin definir, porque cosas que ojo no vio ni oído oyó, que ni han surgido en el corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. 1 Cor 2:9...Pero no dudamos que él lo hará, si buscamos su rostro, con todo nuestro corazón como la prioridad más importante de nuestra vida... Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito. Rom 8:28.... Y El amor nunca deja de ser, 1 Cor 13:8... Porque él prometió Nunca te abandonaré ni jamás te desampararé. Heb 13:5.]

 1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

 2 Y la tierra estaba sin orden y vacía. Había tinieblas sobre la faz del océano, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. [Las aguas de las que se habla aquí no son las aguas que conocemos porque la tierra todavía no había sido formada; las aguas que se mencionan aquí no están definidas, aparte de ser pilares de la creación. Las tinieblas en este versículo son tinieblas espirituales. Este grupo de pilares estaba sin la luz de Dios, sin orden, sin propósito, sin dirección. Cuando Satanás y sus ángeles se rebelaron, ellos fueron expulsados hacia las tinieblas en el reino del infierno. Cuando el hombre es expulsado del cielo, él es enviado a las tinieblas de afuera. De la Palabra del Señor en el interior: "No se sabe nada acerca del pasado porque no se sabe nada en términos humanos." Nuestro conocimiento es limitado por el vocabulario humano que deriva de la experiencia humana en este mundo, y que es insuficiente para realmente saber alguna cosa.]

 3 Entonces dijo Dios: "Sea la luz", y fue la luz. [Esta no es luz natural; es la luz espiritual. El sol y la luna no habían sido creados todavía para dar luz natural. La luz es el lugar donde Cristo habita en los cielos, y el lugar donde habitan los santos.]

 4 Dios vio que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas. [Las tinieblas no son buenas; son las aguas sin luz. Debido a que Dios es luz, y no hay tinieblas en él, 1 Juan 1:5, entonces las tinieblas es la ausencia de la presencia de Dios.]

 5 Dios llamó a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y fue la mañana del primer día. [Este día y noche no son un día y una noche en la tierra; son simplemente el nombre de la luz y las tinieblas espirituales que él creó. Pablo confirma esta afirmación: Todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día. No somos hijos de la noche ni de las tinieblas. 1 Tes 5:5. Este primer día que está escrito aquí no es el día de la tierra; el sol y la luna todavía no habían sido creados. El tiempo de este día de Dios podría ser miles de años: Pero, amados, una cosa no paséis por alto: que delante del Señor un día es como mil años y mil años como un día. 2 Ped 3:8.]

 6 Entonces dijo Dios: "Haya una bóveda [extensión] en medio de las aguas, para que separe las aguas de las aguas." [En a parábola del hombre rico y Lázaro, el mendigo, el Señor habla de un gran abismo que separa el cielo (la luz) y el infierno (la oscuridad): Además de todo esto, un gran abismo existe entre nosotros y vosotros, para que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, ni de allá puedan cruzar para acá. Lucas 16:26.]

 7 E hizo Dios la bóveda, y separó las aguas que están debajo de la bóveda, de las aguas que están sobre la bóveda. Y fue así.

 8 Dios llamó a la bóveda Cielos.1 Y fue la tarde y fue la mañana del segundo día.

 9 Entonces dijo Dios: "Reúnanse las aguas que están debajo del cielo en un solo lugar, de modo que aparezca la parte seca." Y fue así.

 10 Llamó Dios a la parte seca Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares; y vio Dios que esto era bueno.

 11 Después dijo Dios: "Produzca la tierra hierba, plantas que den semilla y árboles frutales que den fruto, según su especie, cuya semilla esté en él, sobre la tierra." Y fue así.

 12 La tierra produjo hierba, plantas que dan semilla según su especie, árboles frutales cuya semilla está en su fruto, según su especie. Y vio Dios que esto era bueno.

 13 Y fue la tarde y fue la mañana del tercer día.

 14 Entonces dijo Dios: "Haya lumbreras en la bóveda del cielo para distinguir el día de la noche, para servir de señales, para las estaciones y para los días y los años.

 15 Así sirvan de lumbreras para que alumbren la tierra desde la bóveda del cielo." Y fue así.

 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para dominar en el día, y la lumbrera menor para dominar en la noche. Hizo también las estrellas.

 17 Dios las puso en la bóveda del cielo para alumbrar sobre la tierra,

 18 para dominar en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que esto era bueno.

 19 Y fue la tarde y fue la mañana del cuarto día.

 20 Entonces dijo Dios: "Produzcan las aguas innumerables seres vivientes, y haya aves que vuelen sobre la tierra, en la bóveda del cielo."

 21 Y creó Dios los grandes animales acuáticos, todos los seres vivientes que se desplazan y que las aguas produjeron, según su especie, y toda ave alada según su especie. Vio Dios que esto era bueno,

 22 y los bendijo Dios diciendo: "Sed fecundos y multiplicaos. Llenad las aguas de los mares; y multiplíquense las aves en la tierra."

 23 Y fue la tarde y fue la mañana del quinto día.

 24 Entonces dijo Dios: "Produzca la tierra seres vivientes según su especie: ganado, reptiles y animales de la tierra, según su especie." Y fue así.

 25 Hizo Dios los animales de la tierra según su especie, el ganado según su especie y los reptiles de la tierra según su especie. Y vio Dios que esto era bueno.

 26 Entonces dijo Dios: "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra."

 27 Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó.

 28 Dios los bendijo y les dijo: "Sed fecundos y multiplicaos. Llenad la tierra; sojuzgadla y tened dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra."

 29 Dios dijo además: "He aquí que os he dado toda planta que da semilla que está sobre la superficie de toda la tierra, y todo árbol cuyo fruto lleva semilla; ellos os servirán de alimento.

 30 Y a todo animal de la tierra, a toda ave del cielo, y a todo animal que se desplaza sobre la tierra, en que hay vida, toda planta les servirá de alimento." Y fue así.

 31 Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del sexto día.


Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Dios llamó a la bóveda Cielos. Hay muchos cielos, como Pablo dijo que él había ido a tercer cielo: Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años--si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe-- fue arrebatado hasta el tercer cielo. 2 Cor 12:2-4. Jorge Fox escribió que arriba de la tierra está el reino del infierno, y arriba de éste está el reino de los cielos; y dentro del reino de los cielos hay un patio exterior y un patio interior, dos dimensiones; más arriba del cielo está el Padre invisible; y entonces está el cielo físico del firmamento, el espacio, las estrellas, etc. El espacio entre la oscuridad y la luz está ciertamente en la dimensión espiritual, y por lo tanto sería más del cielo que de la tierra. Muchos han sugerido que esta palabra significa "el firmamento," pero esto es porque los traductores sólo estaban considerando las posibilidades físicas.

_______________________________________

Próximo Capítulo