La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Génesis 3:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Es que Dios sabe que el día que comáis de él, vuestros ojos serán abiertos, y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal.2

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 Es que Dios sabe que el día que comáis de él, vuestros ojos serán abiertos, y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal. La tentación original era que el hombre pensara por sí mismo, para decidir lo que era bueno, y lo que era malo. De modo que Adán y Eva decidieron que querían ser sabios como Dios, decidiendo lo que era bueno o malo por sí mismos. Hasta esos momentos ellos sólo habían hecho lo que Dios les decía. Oían el sonido de sus pisadas en el jardín, oyeron su voz. No decidían lo que era "bueno" o "deseable" por sí mismos — confiaban que Dios haría sus decisiones. Pero de repente ellos podían decidir por sí mismos lo que querían y lo que no querían. Inmediatamente decidieron que estaban desnudos: tuve miedo, porque estaba desnudo. Por eso me escondí. Gen 3:10. Ellos estaban comenzando a pensar por sí mismos, buscando el bien del número uno para ellos, que ya no era Dios. También tenían miedo. Ellos se comenzaron a preocupar, a dudar, a temer. Supuestamente ellos debían llegar a ser sabios como Dios, con la capacidad de decidir lo que debían hacer por sí mismos; pero ésta era una gran pérdida. Porque la serpiente llegó a ser su dios; el espíritu de Satanás usurpó el Espíritu de Dios en Adán y Eva. El espíritu de Satanás, que quiere hacer sus propias decisiones, quiere ser sabio, quiere ser Dios.

Y así el hombre, esperando ser como Dios, sólo llegó a ser como Satanás — un rebelde, un enemigo de Dios, un esclavo del pecado, un esclavo del poder de Satanás; y ahora el hombre debe trabajar duramente para poder comer.

Y el hombre continúa hoy en día tratando de ser su propio dios. El hombre camina por su propia mente, camina tras la imaginación de su propio corazón; mientras trata de hacer paz con Dios por medio de las ceremonias, rituales, leer las escrituras, asistir a los servicios de las sectas, diezmar, ayunar, etc.; pero él todavía camina tras a imaginación de su propio corazón. Dios nos dice que caminar conforme a la imaginación de nuestros propios corazones es peor que adorar ídolos de madera o de piedra:

Porque vuestros padres me abandonaron, se fueron en pos de otros dioses y les rindieron culto; porque se postraron ante ellos, mientras que a mí me abandonaron y no guardaron mi ley.

Y vosotros habéis actuado peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros os vais cada uno tras la porfía de su malvado corazón, sin escucharme a mí. Jer 16:11-12.

Cada uno de nosotros es esclavo de nuestros deseos por más (lujuria), nuestro orgullo, inmoralidad sexual, enojo, placeres, pasiones, etc.; cada uno de nosotros es un ser egoísta y pecaminoso.

Cada uno de nosotros es parte de la naturaleza humana caída, que camina con una mente e imaginación que en vez de estar en la imagen espiritual de Dios, está en la imagen de Satanás y es incapaz de ser agradable a Dios. Cada uno de nosotros es esclavo de nuestros deseos por más (lujuria), nuestro orgullo, inmoralidad sexual, enojo, placeres, pasiones, etc.; cada uno de nosotros es un ser egoísta y pecaminoso. Caminamos en los deseos de nuestra carne, satisfaciendo los deseos de la carne y los pensamientos de nuestra mente; y por naturaleza éramos hijos de ira y el objeto de su indignación [de Dios]. Caminamos de acuerdo a la corriente del mundo, de acuerdo al príncipe de la potestad del aire [Satanás], quien es el espíritu que ahora obra en los hijos de la desobediencia, Efe 2:2-3; somos los descendientes desobedientes del desobediente Adán. 

De la Palabra del Señor en el interior: "La religión ha rechazado el estatus de los hombres;" todas las religiones del mundo ignoran que el hombre es una criatura caída. Más bien las religiones del mundo enseñan que podemos llegar a agradar a Dios con algún ritual, ceremonia, oración, meditación, etc.; nada de lo cual nos cambia de estar contaminados en nuestros pensamientos y de ser inaceptables para Dios y el cielo. Aunque podamos esconder nuestro enojo; aunque podamos evitar cometer adulterio; aunque podamos restringir nuestra carne para que no corra hacia el mal ni lo alcance; no podemos cambiar el hecho de que nos enojamos, de que miramos a otros para desearlos, que queremos más, etc.; somos criaturas egoístas resueltas a agradar a otros. Sólo el poder de Dios puede quitar nuestra naturaleza humana egoísta. Para llegar a ser agradables a Dios; para deshacernos de nuestros corazones contaminados; debemos ser cambiados completamente por el poder de Dios para recibir un nuevo corazón, mente, y espíritu.

De la Palabra del Señor en el interior:

Sin embargo, Jesús nos ofrece una solución. Él vino a restaurar al hombre a la imagen espiritual de Dios, para que pudiera disfrutar de su comunión y su dirección otra vez; lo cual requiere un hombre para crucificar (mortificar, matar) su naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia. Nadie puede ser discípulo de Jesús a menos que se nieguen a sí mismos y tomen su cruz cada día. Además, de la Palabra del Señor:

"Aquel que no está en la cruz no es digno de mí.
Cuando les digo que necesitan limpiar la parte interior de la copa, ellos se sientan y se asombran.
Cuando les hablo acerca de la cruz, ellos no tienen respuesta; ellos parecen no tener ningún deseo.
Aquel que no está en la cruz es repugnante para mí.
Aquellos que han sido crucificados han acabado con el pecado como un motivador, y esto se debe sentir desde el interior.
No hay iglesia en el mundo que Cristo estableció específicamente."

La cristiandad hoy es enemiga de la cruz, enseñando falsamente que la cruz no es necesaria, y por lo tanto sus creyentes continúan pecando y así permanecen siendo esclavos del pecado, Juan 8:34. La única cruz de la cristiandad es sólo decoración, colgada en las paredes o usada como joya. Como hijos de Adán, aquellos que están en la cristiandad estaban viviendo en un estado de condenación antes que se convirtieran en creyentes; ellos permanecen condenados después de que se convierten en creyentes porque todavía están pecando y todavía son esclavos del pecadosu condenación no se duerme, ellos permanecen en el estado de condenación de Adán, y no son purificados, no son santos, no son rectos, no están justificados, no están santificados, y no son salvos.

La cristiandad deja a la gente viviendo en los deseos de la carne, cumpliendo los deseos de la carne y los de los pensamientos de sus mentes, así como el resto de los hombres; ellos son dejados en su naturaleza pecaminosa, caminando de acuerdo a la carne, cuyo fin es satisfacer las cosas de la carne; en sus lujurias, deseos, afectos, placeres, orgullo, ira, vanidad, temor, preocupaciones, planes, etc. Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir. Rom 8:13. Cuando la cristiandad supuestamente lo "salva" en sus pecados, usted ha perdido su oportunidad de encontrar la vida superior de Dios: Porque el que quiera salvar su vida la perderá, y el que pierda su vida por causa de mí la hallará. Mat 16:25. El propósito de este sitio web es enseñarle cómo recibir el poder de Dios que produce cambio, para llegar a ser libre de pecado y entrar en unión con Dios a medida que usted es trasladado a su reino, mientras está en la tierra y después para siempre.

Jesús vino a destruir las obras del diablo en todos los hombres, a limpiarlos para reunirse con ellos como eran antes de la caída, incluso en un estado más alto que el de Adán y Eva; más allá de su estado, en el cual ellos eran capaces de caer en la tentación, para estar en unión con Cristo, para estar en el reposo sentados en Cristo, perfeccionados y protegidos para siempre en contra de la caída a la tentación.

_______________________________________