La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Hebreos 10

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros y no la forma misma de estas realidades, nunca puede, por medio de los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente de año en año, hacer perfectos a los que se acercan.

 2 De otra manera, ¿no habrían dejado de ser ofrecidos? Porque los que ofrecen este culto, una vez purificados, ya no tendrían más conciencia de pecado.

 3 Sin embargo, cada año se hace memoria del pecado con estos sacrificios,

 4 porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.

 5 Por lo tanto, entrando en el mundo, él [Cristo] dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste, pero me preparaste un cuerpo.

 6 Holocaustos y sacrificios por el pecado no te agradaron;

 7 entonces dije: "¡Heme aquí para hacer, oh Dios, tu voluntad!" como en el rollo del libro está escrito de mí.

 8 Habiendo dicho arriba: Sacrificios, ofrendas y holocaustos por el pecado no quisiste ni te agradaron (cosas que se ofrecen según la ley),

 9 luego dijo: ¡Heme aquí para hacer tu voluntad! Él quita lo primero para establecer lo segundo.

 10 Es en esa voluntad que somos santificados, mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

 11 Todo sacerdote se ha presentado, día tras día, para servir en el culto y ofrecer muchas veces los mismos sacrificios que nunca pueden quitar los pecados.

 12 Pero éste, habiendo ofrecido un solo sacrificio por los pecados, se sentó para siempre a la diestra de Dios,

 13 esperando de allí en adelante hasta que sus enemigos sean puestos como estrado de sus pies.

 14 Porque con una sola ofrenda ha limpiado completamente y perfeccionado para siempre a aquellos que son santificados.1

 15 También el Espíritu Santo nos da testimonio, porque después de haber dicho:

 16 "Éste es el pacto que haré con ellos después de aquellos días", dice el Señor; "pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las inscribiré [un entendimiento interno]", [Cuando usted oye un mandato del Espíritu, hablando desde el interior de su corazón, eso le imparte la vida de Dios a usted; y ese mandato es establecido como una ley nueva en su corazón, añadida a la ley interna existente de Dios en el corazón de cada hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Cuando tú has oído las palabra muertas en la Biblia, y las recuerdas, haz caso de lo que se dice — siempre obedientes a sus comandos. Tú debes obedecer toda ley que el Espíritu establezca."]

 17 él añade: "Nunca más me acordaré de los pecados e iniquidades de ellos."

 18 Pues donde hay perdón de pecados, no hay más ofrenda por el pecado [necesaria].

 19 Así que, hermanos, teniendo plena confianza para entrar al lugar santísimo por la sangre de Jesús,

 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo (es decir, su cuerpo),

 21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios,

 22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.2

 23 Retengamos firme la confesión de la esperanza sin vacilación, porque fiel es el que lo ha prometido.

 24 Considerémonos los unos a los otros para estimularnos al amor y a las buenas obras.

 25 No dejemos de congregarnos, como algunos tienen por costumbre; más bien, exhortémonos, y con mayor razón cuando veis que el día se acerca.3[Huye, pues, de las pasiones juveniles y aspira y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz con los que de corazón puro invocan al Señor con un corazón puro. 2 Tim 2:22]

 26 Porque si pecamos voluntariamente, después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por el pecado,

 27 sino una horrenda expectativa de juicio y de fuego ardiente que ha de devorar a los adversarios.

 28 El que ha desechado la ley de Moisés ha de morir sin compasión por el testimonio de dos o tres testigos.4

 29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que ha pisoteado al Hijo de Dios, que ha considerado de poca importancia la sangre del pacto por la cual fue santificado y que ha ultrajado [despreciado] al Espíritu de gracia?5 [La iglesia falsa ha hecho de la sangre de Jesús una excusa para el mal; por lo tanto ellos han hecho de su sangre una cosa profana; y por lo tanto ellos pisotean al hijo de Dios y muestran desprecio por la gracia. De la Palabra del Señor en el interior: "Para la mitad de la cristiandad la sangre será desastrosa. Ellos no quieren tener leyes. La nueva ley llegó a ser injusticia. El pacto del Señor es una rotura de la gente."]

 30 Porque conocemos al que ha dicho: "Mía es la venganza; yo daré la retribución." Y otra vez: "El Señor juzgará a su pueblo."

 31 ¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!

 32 Recordad los días del pasado en los cuales, después de haber sido iluminados,6 soportasteis una gran batalla de aflicciones. [De la Palabra del Señor en el interior: "Primero la luz se levanta, entonces el reino. La luz viene de la fe en la voz."]

 33 Por una parte, fuisteis hechos espectáculo público con reproches y tribulaciones. Por otra parte, fuisteis hechos compañeros de los que han estado en tal situación.

 34 También os compadecisteis de los presos y con gozo padecisteis ser despojados de vuestros bienes,7 sabiendo que vosotros mismos tenéis una posesión mejor y perdurable.

 35 No desechéis, pues, vuestra confianza, la cual tiene una gran recompensa.

 36 Porque os es necesaria la perseverancia para hacer la voluntad de Dios, para que después obtengáis lo prometido; [Para poder recibir la salvación prometida usted debe soportar en espera, tribulaciones, sufrimientos, y obediencia para crucificar su naturaleza pecaminosa. Entonces usted es justo, permanentemente liberado del pecado, trasladado a su reino, y en unión con Cristo y con Dios.]

 37 porque: Aún un poco, en un poco más el que ha de venir vendrá y no tardará.8

 38 Pero mi justo vivirá por fe; y si se vuelve atrás, no agradará a mi alma.

 39 Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás [no resisten] para perdición, sino de los que tienen fe para la preservación del alma. [Un creyente puede caer otra vez en la perdición antes que su alma haya sido salvada al dejar de esperar, escuchar, y obedecer; o al no permanecer en la cruz interna de la negación propia hasta la muerte de la naturaleza egoísta, lo cual requiere paciencia y gran resistencia. La parábola del sembrador explica por qué la gente se vuelve atrás sin haber producido el fruto del Espíritu.]


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Él ha perfeccionado para siempre a los santificados. Por lo tanto, una vez que una persona es santificada por la gracia y el poder del Espíritu Santo, es perfeccionada para siempre. Ser santificado significa ser apartado, ser protegido del mal. Cuando alguien es santificado, se sienta en lugares celestiales en Cristo Jesús, quien nunca cayó; porque esa persona está literalmente "en Cristo," y tampoco nunca fallará. Usted es santificado por la verdad (tu palabra es verdad), y por la purificación en el lavamiento del agua con la palabra: al escuchar en silencio, oír, y obedecer la palabra del Señor que oímos.

Hay dos pasos en la perfección a través de la gracia de Cristo: 1 º) ser levantado hacia la perfección de Adán y Eva en el paraíso, pero todavía capaz de caer en la tentación, y 2 º), ser levantado a la unión con Cristo Jesús, una perfección eterna, que es incapaz de caer en el pecado o la tentación. Esteban Crisp, otro eminente cuáquero, escribe más de esta perfección en dos fases:

Porque ya sabéis que mientras la vasija está llena de ira, envidia, o con injusticia de cualquier tipo, los tales todavía no son aptos para que la gloria de Dios brille en ellos. Cuando esto sea quitado por medio del juicio; y Sión sea liberada de la opresión , entonces la criatura vuelve a Dios como un vaso puro en la justicia que existía antes de la caída. Así que un hombre o una mujer pueden llegar al estado en el que Adán se encontraba antes de caer, que era sin pecado. Contra los tales no se pronuncia el juicio de Dios, sino que tienen paz con Dios, y comunión en lo que es puro, antes que existieran el pecado y la transgresión. Los que vienen a este estado, puede ser atrapados otra vez; al igual que Eva, y si no velan, pueden ser atrapados otra vez; pero si son fieles al poder que los redimió del pecado, y en el poder resisten la tentación, entonces tales reciben el sello de la vida eterna en Cristo Jesús, quien nunca cayó, a pesar de que fue tentado, y así llegan a un establecimiento en aquel que nunca cambia.

Antes de Cristo, la ley perfecta hizo posible que un hombre fuera perfecto, pero no de manera duradera; ellos eran como Adán, todavía sujetos a caer en la tentación. Él fue hecho perfecto, pero después cayó, y cayó duramente. Sufriendo el juicio de Dios, él no perdió la fe, sino persistió en el arrepentimiento hasta que fue restaurado nuevamente.

La perfección de Cristo de un creyente obediente y fiel es permanente, para siempre. Aún más importante, mientras que la Ley llevó a un pequeño número de fieles a la perfección temporal, debido a que para recibir el favor de Dios uno tenía que caminar muy cercanamente a la ley completa; Cristo hizo posible que decenas de miles llegaran a ser perfectos. Por gracia podemos ser purificados y perfeccionados por el amor de Dios. Nosotros leemos las muchas referencias a la perfección en la iglesia primitiva de los apóstoles, y podemos leer acerca de los miles de los primeros cuáqueros que también recibieron perfección a través del arrepentimiento en la cruz interna de la negación propia. Use su sentido común y dese cuenta que cuando Cristo nos dijo que seamos perfectos como nuestro Padre que está en los cielos es perfecto, él proveería un camino — lo cual él hizo — la cruz.

Si usted se está preguntando a sí mismo, ¿por qué debo ser perfecto? Porque para entrar en el cielo, para estar en la compañía de Cristo, el Padre, los santos ángeles, y con los santos que han sido perfeccionados, usted debe ser perfeccionado también. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? 2 Cor 6:14. Si el pecador primero no ha purgado lentamente los pecados de su corazón, mientras aprende a odiar todo el mal, incluso si ese pecador fuera trasladado al cielo, no sería feliz porque no podría continuar con todas sus antiguas adicciones. Si usted muere cuando todavía está pecando, sería absolutamente miserable en el cielo; todos sus placeres y deseos, al no haber sido crucificados en la tierra, no estarán disponibles en el cielo, y usted será miserable sin ellos. Usted estará anhelando el viejo vino, que usted piensa que es mejor que el nuevo vino porque usted no ha sido preparado, crucificado, purificado (los odres nuevos) y liberado de sus deseos, enojo, deseos sexuales, resentimiento, envidia, codicia, mentiras, celos, necedad, fiestas, borracheras, placeres, etc. Aun sus pensamientos serían oídos por todos los que están a su alrededor; usted estaría aterrado, y desearía correr hacia la oscuridad donde esperaría que sus pensamientos no fueran oídos por nadie. El hombre debe crucificar sus pasiones y afectos en la cruz interna de la negación propia antes de que pueda disfrutar de la comunión en los cielos.

Y recuerde qué cosas nos excluyen del cielo:

Las obras de la naturaleza pecaminosa incluyen fornicación, impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas, etc.
...los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gal 5:19-21
. Ellos son excluidos del cielo.
Porque esto lo sabéis muy bien: que ningún inmoralidad sexual ni impuro ni codiciosa, el cual es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
Ellos son excluidos del cielo.
Nadie os engañe con vanas palabras, porque a causa de estas cosas viene la ira de Dios sobre los que son desobedientes. Efesios 5:5-6
Jesús dijo: Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, las inmoralidades sexuales, los robos, los homicidios, los adulterios, las avaricias, las maldades, el engaño, la sensualidad, la envidia, la blasfemia, la insolencia y la insensatez. Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre. Mar 7:21-23.

Si usted quiere agradar a Dios, si usted quiere deshacerse de su ira y lujuria, si usted quiere tener comunión con Cristo y el Padre mientras todavía esté en la tierra, si usted quiere darle gloria al Padre, si usted quiere asegurarse del propósito más importante de esta vida; amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios, 2 Cor 7:1.

2 Debemos testificar que nuestras conciencias son rociadas con la sangre. Debemos testificar que nosotros mismos somos lavados por dentro y por fuera con agua pura y santa. Hay tres testigos en la tierra: el agua, la sangre, y el Espíritu, llevando su fuego insaciable del bautismo a la muerte. Estos son eventos sobrenaturales en nuestro corazón, que Dios nos muestra, poniendo de evidencia nuestra salvación.

3 No dejemos de congregarnos. Pablo nos dice con quién nos debemos reunir: Huye, pues, de las pasiones juveniles y aspira y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz con los que de corazón puro invocan al Señor con un corazón puro. 2 Tim 2:22. Congréguese sólo si hay otros que comparten esta esperanza, este evangelio, esta fe; pero sólo congréguese si el Señor le instruye. A menos que se haya formado un liderazgo maduro, el Señor no ordenará que se formen asambleas porque es peligroso para los jóvenes que se reúnan, como se detalla a continuación en esta nota.

Los pastores falsos le suplicarán que se quede como cliente que paga: "Pero usted se debe reunir con otros creyentes; no puede dejar de congregarse" como lo indica claramente Hebreos 10:25, pero la gente en Hebreos estaba esperando y "exhortándose unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca", el día del regreso del Señor en su Reino , lo cual es una experiencia personal de los creyentes purificados. La gente en Hebreos tenía la verdadera esperanza del verdadero evangelio y su fe estaba basada en obedecer la palabra en su corazón. La gente en Hebreos no tienen nada en común con la gente que espera el cielo después de la muerte y están contentos con seguir viviendo en pecado hasta la muerte. La gente en Hebreos se estaban exhortando los unos a los otros, lo cual es reprender el pecado, ser obedientes, hacer obras de amor, luchar por la fe. Si ellos no comparten su esperanza de pureza y del Reino por medio del arrepentimiento, con fe que Dios hará realidad su esperanza, entonces ellos no son creyentes; y como dijo Pablo: "¡Aléjate de estas personas!" y:

No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas?

¿O qué armonía tiene Cristo con Belial [el diablo]? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo?

¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: HABITARE EN ELLOS, Y ANDARE ENTRE ELLOS; Y SERE SU DIOS, Y ELLOS SERAN MI PUEBLO.

Por tanto, SALID DE EN MEDIO DE ELLOS [los no creyentes] Y APARTAOS, dice el Señor; Y NO TOQUEIS [nada de] LO INMUNDO, y yo os recibiré. 2 Cor 6:14-17


Pero ahora os escribo que no os asociéis con ninguno que, llamándose cristiano, sea sexualmente inmoral, avaro, idólatra, recriminador [verbalmente abusivo], borracho o estafador. Con tal persona ni aun comáis. 1 Cor 5:11
De manera que cualquiera que se llame a sí mismo cristiano pero que sea culpable de inmoralidad, o devoción a cualquier cosa menos Dios, o avaricia, o echar maldiciones, mentir, arrebatos de ira, borracheras, deshonestidad o robo; no debiéramos asociarnos con ellos o siquiera comer una comida con ellos. De la Carta acerca de la Codicia de Jorge Fox:

Así que el apóstol aquí no está hablando de los fornicadores, ni de los idólatras codiciosos, ni extorsionadores del mundo, que estaban afuera; porque Dios juzga a aquellos. Pero los santos, los apóstoles, y la iglesia verdadera debían juzgar a aquellos que practicaban tales cosas dentro de la iglesia, mostrando que la iglesia de los cristianos verdaderos tenía poder; y no juntarse ni siquiera comer con aquellos, cristianos profesantes, que tuvieran tales prácticas, sabiendo que los impíos no heredarían el reino de Dios; porque ellos eran corruptos, sucios, y no santificados ni justificados, etc. Así que si los santos sí se juntaban o comían con tales personas corruptas, no santificadas, no justificadas, o si tenían comunión con ellos, ellos tomaban los miembros de Cristo y los unían con una ramera; porque el que se una a una ramera es un solo cuerpo; porque "los dos", dijo él, "serán una sola carne".Y por lo tanto, los cuerpos de los santos son miembros de Cristo; ni Dios permita que se unan a una ramera, o que se hagan miembros de una ramera. 'Y aquel que se une al Señor, es uno en espíritu': Y los cuerpos de los santos son templos del Espíritu Santo, el cual proviene de Dios y Cristo, y siendo comprados por precio, la sangre de Cristo, y lavados, santificados, y justificados en el nombre de Jesucristo por el espíritu de Dios, ellos han de glorificar a Dios en sus cuerpos, almas y espíritus, los cuales son de Dios, quien se los ha dado para que así le glorifiquen; gloria sea a su nombre para siempre.

No que nosotros ya seamos puros, y estos otros no; no, es la diferencia en obligación, esperanza y fe lo que nos separa, hasta que estemos purificados. Al separarse usted para hacerse puro, usted tal vez pueda ayudarlos a ellos eventualmente; nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. Las personas en las sectas deficientes, no importa cuan bien intencionadas sean, creen que están justificadas al seguir pecando — y que Jesús no quiere que se purifiquen, y además que Jesús no puede purificarlos- son incrédulos: ¿Qué tiene en común un creyente con un incrédulo? Vea la Carta número 391 de Jorge Fox para más información.

El cristianismo está constituido de sectas que creen que Dios acepta a los pecadores en el cielo; tales grupos no tienen idea de quién es Dios, no tienen idea de lo que Dios espera, no tienen idea de lo que Dios no tolera, no tienen idea de cómo adorar a Dios, y no tienen idea de cómo conducir sus vidas — ellos ignoran el pecado, excusan la impiedad. Tal grupo es una secta deficiente. Porque ¿qué compañerismo tiene la rectitud con el desorden? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? 2 Cor 6:14. Las reuniones de personas tales son una abominación para el Señor: Los pensamientos del injusto son una abominación (repugnante, asqueroso) a Jehovah, pero las palabras de los puros son palabras agradables. Prov 15:26. El sacrificio [de oración] de los impíos es una abominación a Jehovah, pero la oración de los rectos le agrada. Abominación es a Jehovah el camino del impío, pero él ama al que sigue la justicia. Prov 15:8-9. De la Palabra del Señor en el interior:

Usted dirá ¿cómo puede ser esto? ¿Incluye acaso su evangelio que Cristo sea capaz de dirigirlos para salir de sus tinieblas a un estado sin pecado? ¿Acaso su Jesús les ofrece la destrucción del pecado y las obras de Satanás dentro de ellos ahora, mientras están en la tierra? ¿Acaso su Jesús les muestra lo que está en su corazón para que ellos se puedan arrepentir y agradarle a Él por medio de la obediencia? ¿Acaso su Jesús les promete el Reino del Cielo mientras todavía están vivos en la tierra, siempre y cuando ellos lo hagan la prioridad más importante de sus vidas? Pablo dijo que algunos estaban predicando un evangelio diferente y un Jesús diferente al que él predicaba. Además el dijo que cualquiera que trajera un evangelio diferente cayera bajo maldición; un evangelio y un Jesús diferente a los que él predicaba. ¿Se puede usted imaginar a Cristo discutiendo acerca del pecado, la imperfección, la impureza y la impiedad? Jesús dijo, De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34. ¿Acaso no significa el hecho de que hayan 41,000 sectas que existen 41,000 conceptos diferentes de Jesús? Por lo tanto, cada una está orando a un Jesús diferente - su conciencia colectiva - la opinión colectiva de su grupo acerca de cómo quiere Jesús que ellos vivan, cómo quiere él que le busquen, cómo quiere él que le adoren, lo que él espera que ellos hagan - como les enseñan sus maestros de la Biblia, con 41,000 posibles interpretaciones diferentes - y la cuenta sigue aumentando.

Y si alguien viene predicando a otro Jesús al cual no hemos predicado, o si recibís otro espíritu que no habíais recibido, u otro evangelio que no habíais aceptado, ¡qué bien lo toleráis! 2 Cor 11:4... Pero aun si nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como ya lo hemos dicho, ahora mismo vuelvo a decir: Si alguien os está anunciando un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema. Gal 1:8-9. Por lo tanto, ¡Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas! Apoc 18:4.

Como evidencia de su deseo que el Señor lo guíe a un estado sin pecado y al Reino, usted tendrá que dejar su secta deficiente. Seguir reuniéndose con su secta deficiente es contrario a la verdad y al verdadero evangelio que requiere arrepentimiento. Continuar reuniéndose con cualquiera de la sectas deficientes es tener comunión con personas que niegan la esperanza de la pureza por medio del arrepentimiento, la unión, la santidad, y el Reino. En vez de arrepentimiento con perdón, su Dios sólo perdona sin el poder para ayudarles a cambiar. Al quedarse, usted perderá su paz o perderá su integridad. Si usted se queda, usted se está asociando con personas que piensan que Dios acepta el pecado, siempre y cuando ellos sean creyentes y apoyen a su secta; asociarse con personas que continuamente demuestran que el mal es pasado por alto por Dios no pueden evitar el debilitar su decisión de deshacerse de su naturaleza pecaminosa. Estas personas le dirán constantemente: "Estamos bien, y tú estás bien porque Dios nos ama así como somos," todavía llenos de pecado; pero ese es un error trágico y descomunal. Al asistir, usted está apoyando a estas mismas personas en su auto engaño, apoyando las enseñanzas falsas de esa secta, y así condenándose a sí mismo. ¡Salid de ella [la iglesia falsa], pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas! Apoc 18:4.

La voz del Señor dijo "Ellos se deben apartar de su secta para poder ser enseñados"; y "no se aparten de su secta por causa del orgullo o el prejuicio, sino sepárense de ella lo suficiente como para ver sus reglas falsas." Para poder escuchar las enseñanzas de Cristo, usted debe apartarse discretamente de su secta deficiente porque él no lo edificará sobre un cimiento falso. Vea 'Servicios de las Sectas' para más detalles. Vea también Isaac Penington's Babilonia existe ahora.

Ahora, no cometa el error de buscar a otros que tienen opiniones similares con quienes tener comunión. Dése cuenta de que usted o cualquier otra persona han sido crucificados, y sus palabras y las de ellos que son habladas salen de la mente carnal, la cual es enemistad contra Dios y no se puede someter a Dios. Rom 8:6-7. Como dijo el Señor, cualquier cosa más allá de un un no que sea pronunciado viene del maligno, Mat 5:37, el espíritu de Satanás en usted y en ellos. Si usted y otros hablan palabras que oyen del Espíritu de Dios, (inmediatamente antes de hablar), entonces usted está compartiendo las palabras de Dios; pero la gente inmadura está compartiendo las palabras de Satanás. De la Palabra del Señor en el interior: "Es peligroso para los jóvenes tener comunión." Pronto llegará el tiempo cuando las reuniones serán otra vez establecidas en todo el mundo por individuos maduros que habitan en el reino, pero a menos que un liderazgo maduro haya sido perfeccionado y formado, el Señor mismo está guiando a su ovejas, solo. Eze 34.

Jorge Fox habló más acerca de la verdadera comunión en el pasaje que se presenta a continuación, de la carta 149, (una comunión en el Espíritu a la cual Juan se refirió también: Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Cristo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7.)

A todos los Amigos en todas partes,

Reúnanse y esperen en la medida del espíritu de Dios,
para que con él sus mentes sean guiadas hacia Dios, para recibir sabiduría de Dios.
Para que todos ustedes lleguen a saber cómo pueden caminar hacia él en su sabiduría.
Para que ésta sea justificada en ustedes, y ustedes sean guardados en ella para Dios, y sean glorificados.
Y, Amigos, reúnanse y conózcanse los unos a los otros en aquello que es eterno,
que existía antes de la fundación del mundo.
Porque al conocerse los unos a los otros solamente en la carne y la letra,
esto los diferencia poco de las bestias del campo;
porque lo que saben lo saben naturalmente.
Pero al conocerse todos en la luz que existía antes de la fundación del mundo,
esto los diferencia de las bestias del campo,
y del conocimiento del mundo,
y los lleva a conocerse los unos a los otros en la semilla elegida que existía antes de la fundación del mundo.

Algunas personas quieren compañía humana. Pocos buscan sólo a Dios, atesorando sus palabras, enseñanzas, amor, convicciones y alientos, sin importar lo escaso que parezca el pan del cielo cuando es comparado con la televisión, los libros, la radio, la música y las reuniones sin límites de Babilonia.

El Señor será su pastor, su líder, su comandante, su maestro, su consolador, su salvación. ¡He aquí yo estoy contra los pastores, y demandaré mis ovejas de sus manos! Haré que dejen de apacentar a las ovejas, y ellos dejarán de apacentarse a sí mismos. Libraré a mis ovejas de sus bocas, y no les servirán más de comida...Como el pastor cuida de su rebaño cuando está entre las ovejas dispersas, así cuidaré de mis ovejas y las libraré en todos los lugares a donde han sido dispersadas en el día del nublado y de la oscuridad...Yo levantaré sobre ellas un solo pastor, mi siervo David; y él las apacentará. Él las apacentará y así será su pastor. Eze 34:10,12,23.

Exhortándose los unos a los otros cuando veamos que el día se acerca. ¿Qué día? El día del Señor aparece en los corazones de sus fieles y obedientes seguidores, quienes se han negado diariamente a sí mismos y han tomado su cruz para seguirlo.

4 Porque si pecamos voluntariamente, después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por el pecado....¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que ha pisoteado al Hijo de Dios, que ha considerado de poca importancia la sangre del pacto por la cual fue santificado y que ha ultrajado [despreciado] al Espíritu de gracia? Juan dijo: Si alguno ve que su hermano comete pecado que no es de muerte, pedirá, y se le dará vida; digo, a los que no pecan de muerte. Hay pecado de muerte, acerca del cual no digo que se pida. 1 Juan 5:16.

Analicemos las escrituras para entender el pecado que lleva a la muerte.

Hay dos etapas en la perfección [y pureza] a través de la gracia de Cristo: 1º) ser levantado hacia la perfección de Adán y Eva en el paraíso, pero todavía capaz de caer en la tentación, y 2º), nacer otra vez y ser levantado a la unión con Cristo Jesús, una perfección eterna, que es incapaz de caer en el pecado o la tentación.

La primera etapa de la perfección ocurre después que usted ha crucificado la naturaleza pecaminosa y recibido el fruto del Espíritu; aquí usted aprende a estar continuamente vigilando en contra de la tentación. Después de alcanzar esta primera etapa de la perfección, si caemos en la tentación, a menos que desobedezcamos voluntariamente, todavía podemos escoger arrepentirnos a medida que caminamos en la luz y la sangre de Jesús nos limpia de todo pecado, 1 Juan 1:7. Sin embargo, una vez que hemos llegado a esta primera etapa de la perfección y la pureza, si desobedecemos voluntariamente al Señor, entonces estamos perdidos; este es el pecado que lleva a la muerte.

Debido a que en esta etapa inicial de la perfección usted tiene comunión con el Hijo y el Padre y usted entra en paraíso, entonces usted ciertamente tiene el conocimiento de la verdad que Heb 10:26-29 declara que resulta en no más arrepentimiento posible por el pecado voluntario.

Pero esto sólo se aplica después de haber llegado a la pureza, después de haber mirado el rostro de Jesús, lo cual es el conocimiento de la gloria de Dios, quien es la verdad. Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6

En el pasado, después de haber sido 'salvado', yo estúpidamente cometí algunos pecados graves; después de esto pregunté si todavía había esperanza para mí.
Sus palabras exactas para mí fueron: "A menos de que hayas visto mi rostro, y después regresado al pecado, puedes volver a mí."

(Y yo añado lo siguiente: ver su rostro en un sueño ni siquiera se acerca a ver su rostro aparecer en su corazón, en la gloria que está siempre aumentando, lo cual sólo ocurre después que usted ha sido crucificado, liberado de todo pecado, ha muerto a la ley por medio de la ley, y usted es purola primera etapa de la perfección.)

Para mirar el rostro de Jesús, usted tiene que ser puro: Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Mat 5:8
A menos que usted sea purificado (y reciba el conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús, quien es la verdad), y después vuelva voluntariamente al pecado, sus pecados pueden ser limpiados y perdonados. Por lo tanto usted todavía tiene la esperanza de la pureza. La gracia que produce cambio todavía está disponible para usted. Usted todavía tiene la oportunidad de alcanzar la salvación.

De la Palabra del Señor en el interior:

Yo puedo dar testimonio de los cambios maravillosos que él ha hecho en mí por medio de su gracia, desde el tiempo de mis pecados; y los pecados fueron cometidos después de que yo supuestamente había sido salvo.

A menudo oigo de personas que están muy deprimidas, que dejaron sus sectas años atrás, pecaron, y ahora se sienten indignos de buscar a Dios otra vez — ¡no es cierto! Estas personas nunca han sido liberadas del pecado. Ellos sólo han sido 'salvados' y han estudiado la Biblia. Usted no puede perder algo que nunca tuvo.
Ser realmente salvo es algo que sucede por el poder de la gracia, cuando su corazón es cambiado, limpiado, purificado — para que él controle sus palabras y acciones. Ellos nunca recibieron la gracia de Dios purificadora que produce cambio. Su única defensa en contra del pecado era la fuerza de voluntad, que falla.
(Si ellos vuelven a los caminos de sus sectas deficientes, sólo fallarán otra vez; porque sin la ayuda divina, no pueden caminar sin fallar.)

Cuando usted está siendo purificado, por supuesto que usted todavía no es puro, de modo que todavía peca, aún cuando usted piensa que ha sido 'salvado.' ¿Salvado de qué?
Ser realmente salvado, es ser liberado del pecado.

En este sitio web, hay muchos ejemplos de los primeros cuáqueros, que primero habían sido parte de una o más sectas que no tienen la fórmula del poder sobre el pecado. Después de leer la Biblia, ser bautizado, y supuestamente ser salvo, ellos volvieron al pecado, estando conscientes del pecado. Después de oír de la verdadera esperanza con el camino de la cruz, ellos conquistaron el pecado por el poder de Dios, para llegar a ser puros, santos, rectos, justificados, y entrar en el reino de Dios. Tres de los muchos ejemplos en este sitio web son: Jaime Parnell, y Esteban Crisp, y María Penington.

5 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que ha pisoteado al Hijo de Dios, que ha considerado de poca importancia la sangre del pacto por la cual fue santificado y que ha ultrajado [despreciado] al Espíritu de gracia? Aquel que piensa que la sangre de Cristo le permite seguir en sus pecados, sin que el furor de Dios venga sobre él, ha pisoteado al Hijo de Dios, que ha considerado de poca importancia la sangre del pacto por la cual fue santificado y que ha ultrajado [despreciado] al Espíritu de gracia. Hebreos 10:29. El cristianismo de hoy enseña que la gracia excusa todos los pecados del creyente, sin las consecuencias de la furia de Dios. Esto hace que su sangre sea una excusa para el mal, haciendo su sangre una cosa impura, y así ellos pisotean a Jesús y muestran desprecio por la gracia. Esto es un cambio al pacto, que Dios predijo por medio de Isaías, y que dijo resultaría en que él pronunciara una maldición que devoraría toda la tierra, dejando unos pocos hombres vivos. Isa 24:5-6.

Dígale a un así llamado líder del cristianismo que la "gracia es Dios enseñándole a cómo dejar el mal y Dios quitando los pecados de su corazón hasta que usted es puro y sin pecado;" y él se burlará, se mofará e incluso ridiculizará esa posibilidad — y así él muestra desprecio y resentimiento por la gracia.

6 Después de haber sido iluminados. Esto viene después: El lucero de la mañana se levanta en su corazones. 2 Ped 1:19. Esto viene después: Porque si bien en otro tiempo erais tinieblas, ahora sois luz en el Señor. ¡Andad como hijos de luz! Efe 5:8. Y después: Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. Y después de que la luz aparece en usted, entonces usted ve sus problemas y tentaciones más claramente.

De la Palabra del Señor en el interior: "Primero la luz se levanta, entonces el reino. La luz viene de la fe en la voz."

En su Diario, Jorge Fox escribió de la luz que apareció en 1647, antes de que él entrara en el reino el año 1648:

Cuando vi que todo fue hecho por Cristo que es la vida, mi fe viviente fue aumentada, y mi creencia estaba en él. Cuando en cualquier momento yo perdía de vista mi verdadera condición en Cristo, mi creencia secreta se mantenía firme, y la esperanza me mantuvo, como un ancla en el fondo del mar; y ancló mi alma inmortal a su Señor, haciendo que mi alma nadara sobre el mar, el mundo, donde están todas las olas rugientes, climas terribles, tempestades, y tentaciones. Pero ¡ah! entonces vi mis angustias, pruebas y tentaciones más claras que nunca. A medida que apareció la luz, todo lo que está fuera de la luz apareció; oscuridad, muerte, tentaciones, los injustos, los impíos; todo fue expuesto y puesto a la vista en la luz. Después de esto, un fuego puro apareció en mí; y entonces vi cómo Cristo actuó como un fuego purificador y como jabón de lavadores. Entonces vino a mí el discernimiento espiritual; por el cual discerní mis propios pensamientos, quejas y suspiros; y qué era lo que me velaba, y qué era lo que me abría el entendimiento. Y aquello que no puede habitar en la paciencia, ni soportar el fuego, encontré en la luz que éstas eran las quejas de la carne, que no se pueden rendir a la voluntad de Dios; era lo que me había velado de tal manera, que no podía ser paciente en todas las pruebas, aflicciones, penurias y perplejidades; no podía entregar el yo para morir en la cruz, el poder de Dios, de manera que el creciente poder viviente pueda seguirle a él, y que aquello que nubla y aleja de la presencia de Cristo, aquello que es cortado por la espada del espíritu, y que debe morir, no debe mantenerse vivo. Yo discerní las quejas del espíritu, que me abrió revelaciones, e hizo intercesión con Dios; y por medio de este espíritu se realiza la verdadera espera en Dios, para la redención del cuerpo, y de toda la creación. Por medio de este verdadero espíritu, en el cual se encuentran los verdaderos suspiros, vi los suspiros y las quejas falsas. Por medio de este espíritu invisible discerní todas las cosas oídas, vistas y olidas que eran falsas, las cuales estaban sobre el espíritu, sofocándolo y acongojándolo; y que todos los que estaban allí estaban en confusión y engaño, donde se encuentran las peticiones y oraciones falsas, en engaño y por encima, en esa naturaleza y lengua que toma el santo nombre de Dios en vano, se revuelca en el mar egipcio, y pide pero no tiene; porque odian su luz, resisten su santo espíritu, convierten la gracia en una excusa para continuar pecando, se rebelan en contra del espíritu, y se equivocan alejándose de la fe que debieran estar pidiendo, y del espíritu por el cual debieran estar orando. Aquel que sabe estas cosas en el verdadero espíritu puede testificar de ellas.

7 con gozo padecisteis ser despojados de vuestros bienes. El Señor permite la persecución de sus santos, la persecución a manos de las "religiones establecidas." Los Judíos y los romanos persiguieron y confiscaron los bienes de los primeros cristianos; los bautistas, presbiterianos, episcopales y congregacionalistas persiguieron a los cuáqueros, incluyendo la confiscación de sus bienes por no quitarse el sombrero ante el tribunal, no jurar en un tribunal, no pagar los diezmos a las parroquias protestantes, viajando en el día de reposo ("sábado"), tener un servicio ilegal, etc Se le llamaba despojo de bienes, basado en la tradición de los botines de guerra, en los cuales los soldados se apoderaban de las propiedades de los pueblos conquistados y se las dejaban como botín. Decenas de miles de cuáqueros sufrieron la pérdida de sus cultivos, animales, muebles, herramientas, semillas, los que fueron confiscados por los tribunales que simpatizaban con los sacerdotes y ministros, quienes estaban perdiendo el pago de los oyentes. El Señor usó las persecuciones para perfeccionar a muchos de los primeros cuáqueros por medio de la terrible experiencia de la tribulación, necesaria para la perfección de cualquier santo - y miles fueron llevados a la perfección.

8 Aún un poco, en un poco más el que ha de venir vendrá y no tardará. Pablo no era un mentiroso; Pablo no estaba loco, ni tampoco lo estaban Jesús, Pedro, Juan, ni Santiago — todos ellos dijeron pronto, el tiempo está cerca, un poco más, él está a las puertas. Porque el regreso del Señor ocurrió en aquellos que se habían purificado a sí mismos en su esperanza y la fe de su venida en ellos.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo