La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Isaías 27

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 En aquel día Jehovah castigará con su espada dura, grande y fuerte, al Leviatán, la serpiente furtiva, al Leviatán, la serpiente tortuosa; y matará también al dragón [Satanás] que está en el mar [las naciones del mundo].

 2 En aquel día cantad acerca de la viña del vino rojo.

 3 Yo, Jehovah, la guardo. A cada momento la riego; y para que nadie la dañe, de día y de noche la guardo.

 4 Ya no hay furor en mí. ¿Quién pondrá contra mí espinos y cardos [internos] en batalla? Yo irrumpiré contra ellos y los quemaré a una,

 5 salvo que [Israel] se acoja a mi amparo y haga la paz conmigo. ¡Que conmigo haga la paz!"

 6 Vendrá el día en que Jacob echará raíces; Israel echará botones y dará flores. Y llenarán la superficie del mundo con su fruto.1

 7 ¿Acaso le ha herido a la manera del que lo hirió? ¿Acaso ha sido muerto a la manera de los que lo mataron?

 8 Con expulsión, enviándola lejos, tú contendiste contra ella. Tú la apartaste con tu recio viento en el día del solano.

 9 De esta manera, será perdonada la iniquidad de Jacob, y esto eliminará su pecado: que él ponga todas las piedras del altar [de ídolos] como piedras de cal desmenuzadas, de modo que no vuelvan a levantar árboles rituales de Asera ni altares de incienso.

 10 Ciertamente la ciudad fortificada ha quedado solitaria; la morada, abandonada y dejada como un desierto. Allí pasta el becerro; allí se recuesta y consume sus ramas.

 11 Cuando sus ramas se secan, son quebradas; luego las mujeres vienen y las hacen arder. Porque éste es un pueblo sin entendimiento. Por tanto, su Hacedor no tendrá de él misericordia; el que lo formó no se compadecerá.

 12 Pero sucederá en aquel día que Jehovah golpeará con vara, desde la corriente del Río hasta el arroyo de Egipto. Y vosotros, oh hijos de Israel, seréis recogidos uno por uno.

 13 Sucederá en aquel día que se tocará una gran corneta, y vendrán los que habían estado perdidos en la tierra de Asiria y los que habían sido desterrados en la tierra de Egipto. Entonces adorarán a Jehovah en el monte santo, en Jerusalén.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Israel echará botones y dará flores. Y llenarán la superficie del mundo con su fruto. Esta profecía no se ha cumplido, pero es el resultado de que todos los pecadores son destruídos como fue discutido en las notas de los capítulos 25 y 26 de Isaías. Aquellos que tienen la luz no serán destruídos, sino vivirán para reestablecer a Israel en todo el mundo, el cual será gobernado por el Señor a través de sus santos, en quienes él ha sido resucitado.

Viene el día cuando el Señor destruirá a todos los pecadores de la tierra, ya sea que ellos piensen que son salvos o no — todos los pecadores serán destruídos. Esto concuerda con Isaías: Éste es el plan que está decidido contra toda la tierra; ésta es la mano extendida contra todas las naciones. Isa 14:26. Y Él destruirá a los pecadores en la tierra. Isa 13:9. Porque cada uno de ustedes camina tras la imaginación de su propio corazón malvado, y por lo tanto ellos no me escuchan a mí. Jer 16:12. Y en aquel día los muertos por Jehovah estarán desde un extremo de la tierra hasta el otro. No serán llorados; no serán recogidos ni sepultados. Serán convertidos en abono sobre la superficie de la tierra. Jer 25:33.

Antes de que esto suceda, como dijo Jeremías en Jer 25:31, "él juzgará a toda carne." Estos son mensajes relacionados de la Palabra del Señor en el interior recibidos en el 2008: "Nunca ha habido un tiempo como este; todos los hombres se retorcerán en la tierra. ¡Oigan todos! Viene un tiempo cuando la voz del Señor será oída por todos; hagan caso y obedezcan. Yo recompensaré a mis enemigos. Viene un tiempo cuando todos los hombres de la tierra serán probados. He aquí yo traeré una plaga sobre toda la tierra."

Aumentaste el pueblo, oh Jehová, aumentaste el pueblo; te hiciste glorioso; ensanchaste todos los confines de la tierra. Isa 23:26. Esta es una declaración extraordinaria: Israel será aumentado hasta incluir toda la tierra; sólo habrá una nación. Israel será gobernado por el Señor, por medio de sus santos en quienes él ha sido resucitado. Esto ocurrirá después que el Señor ha tenido juicio con todos los pecadores, y ha destruído a todos los que ignoran su voz y sus mandamientos; dejando la tierra habitada sólo con sus santos, quienes son partícipes de la naturaleza divina y partícipes de la herencia de los santos en luz. Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Ya nadie enseñará a su prójimo, ni nadie a su hermano, diciendo: 'Conoce a Jehovah.' Pues todos ellos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehovah. Porque yo perdonaré su iniquidad y no me acordaré más de su pecado.” Jer 31:33-34. Porque la tierra estará llena del conocimiento de Jehovah, como las aguas cubren el mar. Isa: 11:9, Hab 2:14.

El Señor ha dicho que si él ha destruído al pueblo de Jerusalén, que fue llamado por su nombre, ¿pensamos nosotros que quedaremos impunes? Jer 25:29. Por medio de Jeremías, Él también nos ha dicho que caminar tras la imaginación de nuestro propio corazón es peor que inclinarse y adorar ídolos de piedra o de madera. Jer 16:12.

Anda, oh pueblo mío, entra en tus habitaciones; cierra tras de ti tus puertas. Escóndete por un breve momento hasta que pase la ira. Porque he aquí que Jehovah sale de su lugar, para castigar la maldad de los habitantes de la tierra. Isa 26:20-21. Más profecía que habla que el Señor finalmente destruye la iniquidad en la tierra y destruye a todos los que no escuchan su voz y no le obedecen, después de que todo hombre oye la voz del Señor y le da la espalda al Señor. Esto es como cuando los primogénitos en Egipto fueron destruídos; aquellos que comieron la cena de la pascua y tenían sus puertas marcadas con la sangre del cordero, fueron perdonados. El equivalente espiritual es que todos los del primer nacimiento serán destruídos; aquellos que realmente han muerto a la carne, al crucificar su vida carnal, serán perdonados; teniendo sus conciencias rociadas con la sangre de Jesús para ser purificados de sus obras muertas, viviendo sólo en obediencia para servir al Dios viviente.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo