La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Isaías 59

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 He aquí que la mano de Jehovah no se ha acortado para salvar, ni su oído se ha ensordecido para oír.

 2 Vuestras iniquidades son las que hacen separación entre vosotros y vuestro Dios. Vuestros pecados han hecho que su rostro se oculte de vosotros para no escuchar.

 3 Porque vuestras manos se han contaminado con sangre, y vuestros dedos con iniquidad. Vuestros labios hablan mentira, y vuestra lengua murmura maldad.

 4 No hay quien clame por justicia, ni quien vaya a juicio con integridad. Confían en la vanidad y hablan falsedades. Conciben afanes y dan a luz iniquidad.

 5 Incuban huevos de víboras y tejen telas de arañas. El que coma de sus huevos morirá, y del que sea aplastado saldrá una serpiente.

 6 Sus telarañas no servirán para vestirse, ni se cubrirán con sus obras. Sus obras son obras de iniquidad; hechos de violencia hay en sus manos.

 7 Sus pies corren al mal, y se apresuran a derramar sangre inocente. Sus pensamientos son pensamientos de iniquidad; destrucción y ruina hay en sus calzadas.

 8 No conocen el camino de la paz, ni hay justicia en sus sendas. Sus senderos son torcidos; cualquiera que vaya por ellos no conocerá la paz.

 9 Por esto el derecho se ha alejado de nosotros, y no nos ha alcanzado la justicia. Esperamos luz, pero he aquí tinieblas. Esperamos resplandor, pero andamos en la oscuridad.

 10 Como ciegos palpamos la pared; andamos a tientas, como si no tuviésemos ojos. Tropezamos tanto al mediodía como al anochecer; estamos como muertos entre los robustos.1 [El corazón de todo hombre es maligno hasta que es purificado cuando la luz surge en su corazón para que él vea por la luz de Dios, viendo lo que Dios quiere que haga y diga con respecto a todas sus palabras para hablar y acciones para hacer. Hasta que la luz se levanta, el hombre camina como un hombre ciego, o como un hombre en la oscuridad; él rebota de las paredes, tratando esto o lo otro; siempre fallando, siempre golpeando las paredes, siempre tropezando, cayendo en hoyos. Sin Dios, somos incapaces de hacer las decisiones correctas; lo mejor que podemos hacer es escoger la alternativa menos maligna, que aun así es maligna. De la Palabra del Señor en el interior: "Todo pecado es oscuridad. Aquel que busca no escuchar mi voz tantea en la oscuridad. Caminar en la luz es ser guiados a través de la vida por Dios; caminar en la oscuridad es hacer nuestras propias decisiones con respecto a qué hacer y decir. A menos que el Señor te guie, no tienes ninguna posibilidad."]

 11 Gruñimos todos nosotros como osos, y gemimos lastimeramente como palomas. Esperamos justicia, y no la hay; salvación, y está lejos de nosotros.

 12 Porque nuestras transgresiones se han multiplicado delante de ti, y nuestro pecado ha testificado contra nosotros. Porque con nosotros permanecen nuestras transgresiones; reconocemos nuestras iniquidades.

 13 Transgredimos y negamos a Jehovah; volvemos atrás dejando de seguir a nuestro Dios. Hablamos de opresión y de rebelión; concebimos y proferimos desde el corazón palabras de mentira.

 14 El derecho ha sido rechazado, y la justicia se mantiene a distancia. La verdad tropieza en la plaza, y la honestidad no puede entrar.

 15 La verdad está ausente, y el que se aparta del mal es despojado. Jehovah ha visto esto, y el hecho que no haya justicia es malo ante sus ojos.

 16 Vio, pues, que no había nadie, y se asombró de que no hubiese quien intercediese. Por tanto, su propio brazo le produjo salvación, y su propia justicia lo sostuvo.

 17 Se vistió con la coraza de justicia, y puso el casco de salvación sobre su cabeza. Se vistió de ropas de venganza y se cubrió de celo como con un manto.

 18 De acuerdo con sus hechos, así dará la retribución: ira para sus adversarios y furor para sus enemigos. Dará su retribución a las costas.

 19 Desde el occidente temerán el nombre de Jehovah; y desde donde nace el sol, su gloria. Porque él vendrá como río encajonado, sobre el cual impele el soplo de Jehovah.

 20 Entonces el Redentor vendrá a Sion. Y a los de Jacob que se arrepientan de la transgresión [pecado], Jehovah les dice:

 21 "En cuanto a mí, éste será mi pacto con ellos: 'Mi Espíritu que está sobre ti y mis palabras que he puesto en tu boca no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tus descendientes, ni de la boca de los descendientes de tus descendientes, desde ahora y para siempre'", ha dicho Jehovah.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Esperamos luz, pero he aquí tinieblas. Esperamos resplandor, pero andamos en la oscuridad. Como ciegos palpamos la pared; andamos a tientas, como si no tuviésemos ojos. Tropezamos tanto al mediodía como al anochecer; estamos como muertos entre los robustos. A menos que el hombre ha sido purificado y la luz surja en su corazón, de manera que vea con los ojos de Dios, viendo sólo lo que es virtuoso y ordenado por Dios, el hombre camina como un hombre ciego, o como un hombre en la oscuridad. Rebota en las paredes, tratando esto, y tratando lo otro; siempre fallando, siempre golpeando las paredes, siempre tropezando, cayendo en las zanjas. Sin Dios, no somos capaces de tomar las decisiones correctas; lo mejor que podemos hacer es elegir la alternativa menos mala, que aún así es impía.

De la Palabra del Señor en el interior: "Aquel que busca no escuchar mi voz tantea en la oscuridad. Caminar en la luz es ser guiados a través de la vida por Dios; caminar en la oscuridad es hacer nuestras propias decisiones con respecto a qué hacer y decir. A menos que el Señor te guie, no tienes ninguna posibilidad."

Respecto a aquellos que vienen a este sitio web y rehusan aceptar su mensaje, la Palabra del Señor en el interior dijo: "Ellos rehusan y continúan tanteando en la oscuridad."

Andad mientras tenéis la luz, para que no os sorprendan las tinieblas. Porque el que anda en tinieblas no sabe a dónde va. Juan 12:35
La lámpara del cuerpo es el ojo [espiritual]. Así que, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz.
Pero si tu ojo es malo, todo tu cuerpo estará en tinieblas. De modo que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande es esa oscuridad! Mat 6:22-23

En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. [Él es Jesús, la vida y la luz de los hombres.]
La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. [Pero los hombres en sus tinieblas no entienden.] Juan 1:4-5

Yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo