La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Santiago 1

Próximo Capítulo

 1 [Santiago era un apóstol, un hermano natural de Jesús, y un pilar de la iglesia de Jerusalén junto con Juan y Pedro. Después de que Pedro reunció como el líder del concilio de los apóstoles para predicar el evangelio, Santiago llegó a ser el líder del concilio, el líder de la iglesia en Jerusalén. Esta carta es una petición en contra de las doctrinas falsas que ya estaban comenzado a apoderarse de la cristiandad en los tiempos de los apóstoles. Es interesante notar que los fundadores del protestantismo, particularmente Lutero, le hicieron un gran desdén a esta carta junto con Apocalípsis, Hebreos, Judas y Ester porque no apoyaba su teoría de la gracia como salvación instantánea. Lutero llamó esta carta "una epístola de paja." (Lutero también escribió del odio extremo en contra de los judíos, dándole justificación después a los Nazis para el holocausto). En su arrogancia, Lutero y los fundadores del protestantismo nunca se dieron cuenta que su teoría de salvación y santidad instantánea estaban equivocadas; ni que Santiago, el hermano natural de Jesús, y líder de la milagrosa y poderosa iglesia primitiva en Jerusalén, podía tener más discernimiento espiritual que ellos. Como muchos fundadores no regenerados de sectas en el cristianismo, Lutero edificó una doctrina de salvación basada en grupos de versículos, ignorando o descartando versículos que no apoyaban sus opiniones. En efecto, Lutero creó un Dios y un Cristo nuevos a partir de su subconjunto seleccionado de versículos. En contraste, los primeros cuáqueros encontraron que todas las escrituras eran completamente compatibles con sus entendimientos y creencias.

Todas las escrituras son compatibles; si usted tiene que ignorar un versículo para mantener su entendimiento, entonces usted no entiende las otras escrituras que usted piensa que entiende.

Para todos, de la Palabra del Señor en el interior: "Ratifica a Santiago. Amado, una ratificación de Santiago hará maravillas." El Señor nos está diciendo que esta carta es clave para entender los requisitos para llegar a ser un cristiano verdadero.]

 1 Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus de la dispersión: Saludos.

 2 Hermanos míos, tenedlo por sumo gozo cuando os encontréis en diversas pruebas de cualquier clase o en diversas tentaciones,

 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

 4 Pero que la paciencia tenga su obra completa para que seáis perfectos y cabales, no quedando atrás en nada.1 [¡Tome nota! Si usted no carece de nada, entonces usted tiene todo lo posible, (elevado al cielo, sentado con Cristo en el reino, en unión con Cristo y con Dios, libre de pecado, puro, santo, permanentemente perfeccionado, protegido de pecar otra vez), como Pablo escribió del hombre perfecto: Hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; Efe 4:13. Si usted es un hombre perfecto y posee la plenitud de Cristo, usted tiene todo lo posible.]

 5 Y si a alguno de vosotros le falta sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos con liberalidad y sin reprochar; y le será dada.

 6 Pero pida con fe, no dudando nada. Porque el que duda es semejante a una ola del mar movida por el viento y echada de un lado a otro.

 7 No piense tal hombre que recibirá cosa alguna del Señor.

 8 El hombre de doble ánimo es inestable en todos sus caminos.

 9 El hermano de humilde condición, gloríese en su exaltación;

 10 pero el [hermano] rico, en su humillación, porque él pasará como la flor de la hierba.

 11 Pues se levanta el sol con su calor y seca la hierba, cuya flor se cae, y su bella apariencia se desvanece. De igual manera también se marchitará el rico en todos sus negocios.

 12 Bienaventurado el hombre que soporta la tentación porque cuando él haya sido probado [y haya pasado la prueba], recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que le aman.

 13 Nadie diga cuando sea tentado: "Soy tentado por Dios"; porque Dios no es tentado por el mal, y él no tienta a nadie.

 14 Pero cada uno es tentado cuando es arrastrado y seducido por su propia pasión.

 15 Luego la baja pasión, después de haber concebido, da a luz el pecado; y el pecado, una vez llevado a cabo, engendra la muerte.

 16 Mis amados hermanos, no os engañéis:

 17 Toda buena dádiva y todo don perfecto proviene de lo alto y desciende del Padre de las luces,2 en quien no hay variación, ni hecha sombra cuando se da vuelta. [Cuando la fuente de luz se da la vuelta, no hay sombra que se pueda ver. Dios es luz y la fuente de toda bondad, virtud, amabilidad, misericordia, sabiduría, pureza, limpieza, mansedumbre, dominio propio, honor, paz, fe, humildad, amor, gozo, conocimiento, vida, poder, gloria, santidad, y luz.]

 18 Por su propia voluntad, él nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que fuéramos como primicias de sus criaturas.

 19 Sabed, mis amados hermanos: Todo hombre sea pronto para oír, lento para hablar y lento para la ira;

 20 porque la ira del hombre no lleva a cabo la justicia de Dios. [Este versículo confirma que la justicia no se recibe instantáneamente al creer en Jesús. La justicia se debe aspirar y buscar. 2 Tim 2:22. Nuestra obediencia para le oímos que nos habla nos lleva a la justicia. Rom 6:16. Nosotros debemos buscar su justicia como la prioridad más importante de nuestra vida. Mat 6:33. Nosotros debemos esperar pacientemente, por fe, mediante el Espíritu, la esperanza de justicia, Gal 5:5, a medida que el Espíritu nos reprende por nuestros pecados; y con nuestra obediencia a los mandatos que oímos, el pecado es quitado de nuestros corazones. Cuando hemos crucificado nuestra naturaleza egoísta y pecaminosa en la cruz interna de la negación propia, nosotros llegamos a ser justos. De la Palabra del Señor en el interior: "No seas confundido; la ira debe ser eliminada para entrar en el reino."]

 21 Por lo tanto, desechando toda suciedad y residuo de maldad, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.3 [Si usted humildemente cree y obedece las palabras que usted le oye a Cristo hablarle, ellas son implantadas en su corazón, haciendo cumplir las escrituras: pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las inscribiré (un entendimiento interno). Heb 10:16. De la Palabra del Señor en el interior: "Tú debes obedecer toda ley que el Espíritu establezca."]

 22 Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. [Santiago está diciendo que si usted no obedece lo que usted oye a Cristo decirle desde el interior de su corazón, usted se está engañando a sí mismo acerca de que la obediencia no es esencial. La obediencia lleva a la justicia, y la obediencia lleva a la salvación; sin obediencia usted no experimentará ninguna de estas dos.]

 23 Porque cuando alguno es sólo oidor de la palabra y no hacedor de ella,4 éste es semejante al hombre que mira su cara natural en un espejo.

 24 Se mira a sí mismo y se marcha, y en seguida olvida cómo era.

 25 Pero el que mira atentamente en la perfecta ley de la libertad y que persevera en ella, sin ser oidor olvidadizo sino hacedor de la obra [obedece],5 éste será bienaventurado en lo que hace.

 26 Si alguien parece ser religioso y no refrena su lengua, él que engaña a su corazón [pensando que son religiosos], la religión del tal es sin valor.6

 27 La religión pura e incontaminada delante de Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas [y las personas ancianas, que no se pueden valer por sí mismas] en su necesidad, y guardarse sin mancha del mundo [sus deseos de la carne, deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida].


Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Hermanos míos, tenedlo por sumo gozo cuando os encontréis en diversas pruebas. Pero que la paciencia tenga su obra completa para para que seáis perfectos y completos, no quedando atrás en nada. Las pruebas, tribulaciones, y aflicciones de la mano de Dios son necesarias para llevar al hombre a la perfección. Dios humilla al hombre, permitiendo que el adversario, (Satanás y sus ángeles caídos), escudriñe y pruebe al hombre, así como lo hizo con Pedro y sus discípulos.

Porque estrecha es la puerta y comprimido es el camino que lleva a la vida, y son pocos los que la hallan. Mat 7:14 (La tribulación y el sufrimiento es la presión; a medida que usted se acerca a la puerta, la presión se intensifica).

Puesto que Cristo ha padecido en la carne por nosotros, armaos también vosotros con la misma mentalidad, porque el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino en la voluntad de Dios. 1 Ped 4:1-2. La tribulación no es un día difícil en la oficina, un accidente automovilístico, una muerte en la familia, un divorcio, o alguna dificultad natural; es algo impuesto de manera inequívoca y sobrenatural.

Jesús le dijo a Pedro: Simón, Simón (Pedro), he aquí Satanás ha pedido teneros a todos, para zarandearos como a trigo. Todos fueron entregados a Satanás para ser probados. Si usted es una persona que busca a Dios seriamente, a Satanás se le permitirá probarlo y zarandearlo, (un proceso lento), como también inflingir sufrimiento para probarlo, y desarrollar paciencia, fe, y amor dentro de usted. Usted debe soportar con fe que el sufrimiento es su cruz, pero su cruz nunca será tan dolorosa como la cruz de Jesús; su dolor será mucho, mucho menos y no resultará en muerte física. Recuerde, el Señor le permite a Satanás afligirlo para poder corregir y azotar a cualquier hijo a quien él acepte. Si usted piensa que es un hijo de Dios, pero no ha sufrido, y no ha sido corregido, ustes no lo es; más bien usted es un ilegítimo: Porque el Señor disciplina [corrige, reprende] al que ama y flagela a todo el que recibe como hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos. Porque, ¿qué hijo es aquel a quien su padre no disciplina? Pero si estáis sin la reprensión [reprimenda y disciplina de corrección] de la cual todos deben compartir, entonces sois ilegítimos, y no hijos. Heb 12:5-8

No tengas ningún temor de las cosas que has de padecer. He aquí, el diablo va a echar a algunos de vosotros en la cárcel para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. Apoc 2:10

Es sólo cuando una persona es asediada por un enemigo natural, enviado por Dios, contra quien él no puede luchar, que esa persona descubre cómo puede ser fácilmente resentida, airada, impaciente, dudosa [que ha perdido la fe], y profana. Bajo la presión de los adversarios, el hombre descubrir la bestia egoísta, airada y baja que es. Es un proceso humillante pero necesario. Es un sufrimiento necesario. El hombre debe ver por una cantidad importante de tiempo lo bajo que él es, lo egoísta que es, lo profano que es, lo maligno que es — y debe aprender esto para que nunca olvidarlo. El hombre debe ser humillado, y es imposible que el hombre se humille a sí mismo; cualquier intento voluntario de humillarse a sí mismo sólo aumenta el orgullo del hombre. Sólo la mano de Dios puede humillar al hombre verdaderamente. Su única esperanza debe estar en la misericordia de Dios; no puede haber otra salida. Su único objetivo debe ser deshacerse de su yo egoísta, malhablado, profano, lleno de odio y resentido; por lo tanto cuando por fin éste es quitado, él odiará tanto el mal, que nunca siquiera consideraría volver a su comportamiento pasado otra vez. El hombre debe ser quebrantado por Dios: Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado. Al corazón quebrantado y contrito no desprecias tú, oh Dios. Sal 51:17; y entonces él lo acepta: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres [en Espíritu]; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón [que lloran por causa de su esclavitud al pecado], a proclamar libertad a los cautivos [del pecado] y restablecimiento de la vista a los ciegos [espirituales], para liberar aquellos que están oprimidos [esclavos del pecado]. Lucas 4:18, Isa 61:1

Después de pasar por la prueba de Dios, para ver si el hombre regresaría al pecado, éste es quitado de él; entonces el Señor en su misericordia limpia al hombre y le recompensa con el sello del Espíritu Santo, el primer pago de la recompensa que está por venir, una medida del Espíritu Santo.

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro servicio espiritual y adoración. Rom 12:1

2 desciende del Padre de las luces. Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Juan 12:36. Y: Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor. ¡Andad como hijos de luz! Efe 5:8. Y: Todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día. No somos hijos de la noche ni de las tinieblas. 1 Tes 5:5. Y: si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7. Cuando comenzamos a esperan en silencio al Señor, oímos su voz. Si persistimos en oír y obedecer lo que oímos, Dios causará que su luz brille en nuestros corazones. Entonces caminamos en la luz de Dios, como hijos de la luz.

3 implantada — que causa que crezcan juntas las partes de dos plants diferentes; como injertar una rama de ciruelo en un árbol de duraznos. Las dos partes a las que se refiere este versículo son: 1) su corazón, y 2) el espíritu de Cristo.

recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. Escuche las palabras de Dios que él habla desde el interior de su corazón, recuerde las palabras que ha oído, practique cualquier enseñanza y obedezca cualquier mandato.

Cristo en ustedes, la esperanza de gloria. Col 1:27
Las palabras que yo os he hablado son espíritu e imparten la vida de Dios a nosotros, Juan 6:63;
y esa vida de Dios es Cristo, Juan 1:5,14:6, por lo tanto Cristo se forma dentro de usted, Gal 4:19.
Hasta que finalmente Cristo está completamente formado e incluso ha resucitado en usted. 2 Cor 4:14,Col 2:11-12,3:1,Efe 2:5-6
Entonces usted ve a Cristo, la gloria de Dios, aparecer en corazón y lo ve trayéndole su salvación y vida eterna.

Sus palabras habladas que usted oye y guarda, (practica, obedece, sostiene como verdaderas), son espíritu e imparten la vida de Dios en usted. Las obras de la carne no aprovechan para nada; leer la Biblia es una obra de la carne. Sólo las palabras que usted oye, pronunciadas por el Espíritu Santo, darán vida. Usted puede oír y crecer espiritualmente al oír la Palabra de Vida hablada por el Espíritu Santo en su corazón, si usted espera en humilde silencio, a medida que usted escuchavelaoyecree que es verdad, y entonces obedece lo que se le dice que haga. Son las palabras que usted oye de Dios y obedece las que en realidad crean la nueva vida espiritual en usted, y esta vida es Cristo, la vida. Esas palabras oídas son implantadas para echar raíces en su corazón para cambiarlo de manera que llegue a ser más como él, formando a Cristo dentro de usted; hasta que Cristo esté formado completamente y resucitado en usted para ser su verdadero Señor, gobernando sus pensamientos, sus palabras, y sus acciones.

Jesús le dijo a los apóstoles que ellos habían sido limipiados por las palabras que él les había hablado. Juan 15:3. Y Pablo nos dice que la iglesia de creyentes es santificada y limipiada con el lavamiento del agua de la palabra para llegar a ser gloriosa, sin mancha ni arruga, Efe 5:25-27; y tanto aquel que santifica como aquellos que son santificados son todos uno, Heb 2:11; y aquellos que son santificados son limipiados y perfeccionados para siempre. Heb 10:14. Por lo tanto las palabras que nosotros le oímos persistentemente que Él nos habla a nosotros resultan en ser limpiadosantificado, en unión, y perfeccionado para siempre.

4 ser sólo oidor de la palabra y no hacedor de ella es cuando el Señor le muestra a alguien algún aspecto de su esclavitud al pecado, y después él lo ignora, continuando en su propio camino. Cuando un hombre ama sus caminos, no puede oír los suaves intentos del Señor para alertarlo de sus errores. Y así continúa alegremente su camino, el cual, a menos que sea eventualmente abandonado, lo lleva a la destrucción. Como dijo Jesús: Pero el que oye y no hace es semejante a un hombre que edificó su casa sobre tierra, sin cimientos. El torrente golpeó con ímpetu contra ella; en seguida cayó, y fue grande la ruina de aquella casa. Lucas 6:49. Note que dice "los oidores de la palabra," no los lectores de la palabra; Santiago está hablando acerca de oír la palabra que está en su corazón.

5 El que mira atentamente en la perfecta ley de la libertad y que persevera en ella, sin ser oidor olvidadizo. Note, después de bucar, no olvide lo que ha oído. Santiago está usando una figura retórica, como mirar en un espejo; pero en aquí uno "mira" las enseñanzas y los mandamientos del Señor, que le muestra cosas acerca de sí mismo. Al mirar, usted está escuchando su voz, o a veces viendo una visión con una comprensión inmediata y clara de lo que él le está mostrando acerca de sí mismo y por qué. Si usted recuerda lo que él le ha mostrado (guardando sus enseñanzas), y entonces se arrepiente y obedece, sus obras y acciones serán bendecidas y usted llegará a ser libre de los deseos y el orgullo del hombre viejo carnal.

6 Si alguien parece ser religioso y no refrena su lengua, él que engaña a su corazón [pensando que son religiosos], la religión del tal es sin valor.

Considerad también los barcos: Aunque son tan grandes y son llevados por impetuosos vientos, son dirigidos con un timón muy pequeño a dondequiera, según el antojo del que los conduce.
Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, !!cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!
Y la lengua es un fuego; es un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y es la que contamina el cuerpo entero. Prende fuego al curso de nuestra vida, y es inflamada por el infierno.
Pues fieras y aves, reptiles y criaturas marinas de toda clase pueden ser domadas, y han sido domadas por el ser humano.
Pero ningún hombre puede domar su lengua; porque es un mal incontrolable, llena de veneno mortal. Santiago 3:4-8
(Sólo la gracia de Dios puede domar la lengua del hombre.)

Aun el necio, cuando calla,es tenido por sabio;; y el que cierra sus labios, es considerado un hombre de entendimiento. Prov 17:28

El necio da rienda suelta a todo lo que está en su mente, pero el sabio la contiene. Prov 29:11

En las muchas palabras no falta pecado, pero el que refrena sus labios es prudente. Prov 10:19

La muerte y la vida están en el poder de la lengua, y los que gustan usarla comerán de su fruto. Prov 18:21

Pero yo os digo que en el día del juicio los hombres darán cuenta de toda palabra ociosa [inefectiva] que hablen.
Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mat 12:36-37

Porque todos erramos en muchas cosas. Si alguno no erra en palabra, éste es hombre cabal. Santiago 3:2
Por lo tanto si usted va a ser condenado por hablar palabras ociosas, y no puede controlar sus palabras hasta que sea perfecto,
entonces la perfección obviamente es necesaria para ser justificado.

Antes de que usted sea perfecto, usted habla con su mente carnal, la cual es enemistad contra Dios; por lo tanto todos nosotros deberíamos practicar hablar lo menos posible. Los siguientes mensajes de la Palabra del Señor en el interior son para ayudarnos a minimizar nuestras palabras:(las palabras en paréntesis no son del Señor y han sido añadidas para obtener más entendimiento.)

Esto será difícil al principio, pero llegará a ser más fácil con la práctica. No comience una conversación no planeada diciendo, Hola, ¿cómo estás?, simplemente salúdelos con la mano. Use correo electrónico en vez de iniciar conversaciones por teléfono. Habrá veces cuando sea absolutamente necesario que usted inicie una comunicación oral; haga que sean tan pocas como sea posible. Cuando se le haga una pregunta, responda o no si es posible; y si no es posible, permanezca conciente de lo que está diciendo a medida que habla, diciendo tan pocas palabras como sea posible. Vigile su reacción a otros cuando hablan, y se dará cuenta que le pone poca atención a lo que ellos están diciendo y más bien está pensando qué decir después; desafortunadamente eso es lo que son la mayoría de las conversaciones — escucharse a uno mismo hablar.

En su trabajo a menudo es necesario comunicarse oralmente; algunos de ustedes incluso tienen trabajos en los cuales están dando apoyo por teléfono. Mi consejo es practique dar respuestas cortas, y evite tratar de establecer una buena relación contando historias de la guerra o haciendo preguntas sin sentido como por ejemplo "¿Cómo está hoy?," o "¿Cómo está el clima por allá?," o "¿qué le pareció el equipo de fútbol xxx?" "¿quién es su yyy favorito?", etc. El punto es: limítese a hablar de negocios.

Cuando justo antes de hablar usted oiga lo que el Espíritu le ordena que diga, los siguientes mensajes la Palabra del Señor en el interior podrían aplicar:

Es una cosa ser llevado a una conversación acerca de Dios o Jesús con un amigo o asociado (lo cual se debe evitar); pero es un error muy serio el hablarle a otros deliberadamente acerca de Dios o de Jesús, lo cual es peligroso para su vida.

_______________________________________

Próximo Capítulo