La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Jeremías 22

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Así ha dicho Jehovah: "Desciende a la casa del rey de Judá y habla allí estas palabras.

 2 Dile: 'Escucha la palabra de Jehovah, oh rey de Judá que estás sentado sobre el trono de David, tú, tus servidores y tu pueblo que entran por estas puertas.

 3 Así ha dicho Jehovah: Practicad el derecho y la justicia; librad a quien es despojado de mano del opresor; no maltratéis ni tratéis con violencia al forastero, ni al huérfano ni a la viuda; no derraméis sangre inocente en este lugar.

 4 Porque si realmente ponéis por obra esta palabra, entonces entrarán por las puertas de esta casa, en carros y a caballo, los reyes que se sientan sobre el trono de David, ellos, sus servidores y su pueblo.

 5 Pero si no escucháis estas palabras, por mí mismo he jurado, dice Jehovah, que esta casa será desolada.

 6 Porque así ha dicho Jehovah acerca de la casa del rey de Judá: Como Galaad eres tú para mí, y como la cumbre del Líbano. No obstante, te convertiré en desolación y en ciudades no habitadas.

 7 He designado contra ti destructores, cada uno con sus armas. Ellos cortarán tus cedros escogidos y los echarán en el fuego.

 8 Muchas naciones pasarán junto a esta ciudad, y se preguntarán unos a otros: ¿Por qué ha hecho así Jehovah a esta gran ciudad?

 9 Y responderán: Porque abandonaron el pacto de Jehovah su Dios, y se postraron ante otros dioses y les rindieron culto.'"

 10 No lloréis por un muerto; no os condoláis por él. Llorad amargamente por el que se va [hacia el cautiverio], porque jamás regresará ni volverá a ver la tierra donde nació.

 11 Porque así ha dicho Jehovah acerca de Salum hijo de Josías, rey de Judá, que sucedió a su padre Josías y que salió de este lugar: "No regresará acá jamás,

 12 sino que en el lugar a donde lo han transportado, allí morirá y no volverá a ver esta tierra.

 13 "Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin derecho, sirviéndose de su prójimo de balde, sin pagarle su salario.

 14 El que dice: 'Edificaré para mí una casa espaciosa y amplias salas; le haré ventanas, la cubriré con cedro y la pintaré de ocre rojo.'

 15 ¿Acaso reinarás porque compites con cedro? ¿Acaso no comió y bebió tu padre, y practicó el derecho y la justicia, y entonces le fue bien?

 16 Él juzgó la causa del afligido y del necesitado; entonces le fue bien. ¿No es esto conocerme?, dice Jehovah.

 17 Pero tus ojos y tu corazón no están puestos sino sólo en tus ganancias deshonestas, en derramar sangre inocente, y en hacer agravio y extorsión."

 18 Por tanto, así ha dicho Jehovah acerca de Joacim hijo de Josías, rey de Judá: "No lo lamentarán diciendo: '¡Ay, hermano mío!' y '¡Ay, hermana mía!' Ni lo lamentarán diciendo: '¡Ay, señor!' y '¡Ay de su esplendor!'

 19 Será enterrado con un entierro de asno, arrastrado y echado más allá de las puertas de Jerusalén.

 20 "Sube al Líbano y grita; en Basán haz oír tu voz; grita desde Abarim. Porque todos tus amantes han sido quebrantados.

 21 Te hablé en tu prosperidad, pero dijiste: 'No escucharé.' Éste ha sido tu camino desde tu juventud; que nunca has escuchado mi voz.

 22 El viento apacentará a todos tus pastores, y tus amantes irán en cautiverio. Ciertamente te avergonzarás y serás afrentado a causa de toda tu maldad.

 23 Habitaste en el Líbano; hiciste tu nido en los cedros. ¡Cómo gemirás cuando te vengan los dolores, angustia como la de la mujer que da a luz!

 24 "¡Vivo yo, dice Jehovah, que si tú, Joaquín hijo de Joacim, rey de Judá, fueses el anillo de sellar en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría!

 25 Te entregaré en mano de los que buscan tu vida, en mano de aquellos cuya presencia temes, en mano de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y en mano de los caldeos.

 26 Te arrojaré a ti y a tu madre que te dio a luz, a una tierra extraña donde no nacisteis, y allá moriréis.

 27 Y a la tierra a la cual anhelan intensamente volver, allá no volverán.

 28 ¿Acaso es este hombre Joaquín una obra despreciable y rota? ¿Es acaso una vasija indeseable? ¿Por qué han sido arrojados él y sus descendientes, y echados a una tierra que no conocían?"

 29 ¡Oh tierra, tierra, tierra, escucha la palabra de Jehovah!

 30 Así ha dicho Jehovah: "Inscribid a este hombre como uno privado de descendencia. Será un hombre que no prosperará en los días de su vida. Porque ningún hombre de su descendencia logrará sentarse en el trono de David ni gobernar de nuevo en Judá.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________