La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Jeremías 25:33-36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 33 En aquel día los muertos por Jehovah estarán desde un extremo de la tierra hasta el otro. No serán llorados; no serán recogidos ni sepultados. Serán convertidos en abono sobre la superficie de la tierra."2

 34 ¡Gemid, oh pastores, y gritad! Revolcaos en el polvo, oh mayorales del rebaño; porque se han cumplido los días para que seáis degollados y dispersados. Y caeréis como carneros escogidos.3

 35 Se acabará el refugio de los pastores, y el escape de los mayorales del rebaño.

 36 Se oye el ruido del griterío de los pastores, y del gemido de los mayorales del rebaño. Porque Jehovah ha devastado sus prados.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 Así como los pastores y ancianos de los judíos fueron todos engañados y destruídos, así serán los predicadores, maestros y ancianos de la cristiandad destruídos con todos sus seguidores engañados. Estas son las plagas de Babilonia y la razón por la cual el Señor le dice a todos los cristianos: ¡Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados y para que no recibáis sus plagas! Apoc 18:4.

Estas
41,000 así llamadas sectas cristianas son Babilonia pintada para que se parezca a Sión, engañando a todas las naciones para que vayan hacia su adulterio espiritual y sus fornicaciones. El mundo entero sigue a esta bestia que tiene cuernos como un cordero, con muchos nombres, y se le da poder para extender su autoridad sobre toda tribu y pueblo y lengua y nación. Las sectas deficientes pretenden que Cristo es su esposo; pero estas iglesias falsas son la ramera de Babilonia, que sustituye con rituales supersticiosos la obediencia a los mandamientos de Cristo para arrepentirse, sus enseñanzas, sus requisitos, sus advertencias, la santidad que él requiere, su evangelio, su reino, la libertad del pecado que él ha prometido, y su cruz de la negación propia — la Cruz Perdida de la Pureza. Este misterio de la iniquidad es permitido por Dios para probar el compromiso con la verdad de los elegidos; porque los elegidos no pueden soportar escuchar mentiras. (Vea Babilonia y Apostasía para más información).

_______________________________________