La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Job 15

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Entonces intervino Elifaz el temanita y dijo:

 2 --¿Ha de responder el sabio con vano conocimiento? ¿Ha de llenar su vientre de viento oriental?1

 3 ¿Ha de argüir con expresiones inútiles y con palabras sin provecho?

 4 Ciertamente tú anulas la devoción y menoscabas la meditación delante de Dios.

 5 Porque tu iniquidad instruye a tu boca, y adoptas el lenguaje de los astutos.

 6 Tu boca te condena, no yo; y tus labios testifican contra ti.

 7 ¿Fuiste tú el primer hombre que nació? ¿Naciste antes que las colinas?

 8 ¿Has escuchado el secreto de Dios, para que tú solo te apropies de la sabiduría?

 9 ¿Qué sabes tú que no sepamos nosotros? ¿Qué entendimiento tienes que nosotros no tengamos?

 10 También entre nosotros hay hombres canosos, hombres muy ancianos, mayores en años que tu padre.

 11 ¿En tan poco tienes el consuelo de Dios y la palabra que se te dice con ternura?

 12 ¿Por qué te arrebata tu corazón, y por qué guiñan tus ojos,

 13 para que vuelvas tu espíritu contra Dios y dejes salir tales palabras de tu boca?

 14 ¿Qué es el hombre para considerarse limpio; y el nacido de mujer, para que se considere justo?

 15 Si Dios no se fía ni de sus santos [ángeles], ni aun los cielos son puros ante sus ojos,

 16 ¿cuánto menos el abominable y corrupto, el hombre que bebe como agua la iniquidad?2

 17 Escúchame; yo te informaré y te contaré lo que he visto;

 18 lo que los sabios nos han revelado sin encubrir nada de lo de sus padres.

 19 Sólo a ellos les fue dada la tierra, y ningún extraño pasó por en medio de ellos.3

 20 El impío se retuerce de dolor todos los días, y un cierto número de años han sido reservados para el tirano.

 21 Voces de espanto resuenan en sus oídos; y aun en la paz vendrá su destructor.

 22 Él no cree que ha de volver de las tinieblas, y que está destinado para la espada.

 23 Va errante en pos del pan [pan espiritual, la ayuda de Dios], diciendo: "¿Dónde estará?" Sabe que el día de las tinieblas le está listo, a la mano.

 24 Le aterran la tristeza y la aflicción; lo abruman como un rey listo para el ataque.

 25 Porque ha extendido su mano contra Dios, y se ha comportado con soberbia contra el Todopoderoso.

 26 Porque embiste contra él con cuello erguido, con el doble saliente de su escudo [imaginario].

 27 Aunque su cara se cubra de gordura y le crezcan pliegues de grasa en las caderas,

 28 habitará en ciudades desoladas, en casas donde nadie vive y que están destinadas a ser escombros.

 29 No se enriquecerá, ni le durarán sus bienes; tampoco extenderá su patrimonio sobre la tierra.

 30 No escapará de las tinieblas. La llama secará sus ramas, y por el soplo de su boca desaparecerá.4

 31 No confíe en la vanidad, engañándose a sí mismo, pues vanidad será su recompensa.

 32 Ella se cumplirá antes de su tiempo, y su copa no estará frondosa.

 33 Como la vid dejará caer sus uvas agraces y arrojará sus flores como el olivo.

 34 Porque la compañía de los impíos es estéril, y el fuego consumirá las moradas del soborno.5

 35 Conciben afanes y dan a luz iniquidad; sus entrañas preparan el engaño.


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Impartir conocimiento vano aumenta su orgullo, lo cual aumenta su maldad. Llenar su vientre de viento oriental, es llenarse de maldad. El viento oriental (Khamsin, khamseen), se refiere a un viendo maligno del desierto, que trae espíritus malignos, la plaga, depresión, etc. Aparte de ser físicamente debilitante para las personas, animales y cultivos, los vientos también traen más criminalidad y muerte. Se piensa que los vientos traen espíritus de demonios de lugares calurosos, secos y agrestes en el desierto donde se cree que Satanás prefiere vivir. Los españoles llamaban estos vientos del desierto vientos de Satán. Las tumbas que estaban localizadas en las afueras y a veces al borde del desierto, también se creía que estaban llenas de demonios. Estos mismos efectos aparecen en el mundo entero; aún en Los Angeles, los vientos del desierto, llamados vientos de Santa Ana, traen desórdenes, depresión y crimen.

2 ¿Qué es el hombre para considerarse limpio; y el nacido de mujer, para que se considere justo? Si Dios no se fía ni de sus santos, ni aun los cielos son puros ante sus ojos, ¿cuánto menos el abominable y corrupto, el hombre que bebe como agua la iniquidad? Estos versículos a menudo son citados por los ministros cristianos para probar que el hombre no puede ser justo, lo cual es totalmente contradecido por las escrituras:

Volved a la sobriedad, como es justo, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo. 1 Cor 15:34.
Entonces Pedro, abriendo su boca, dijo: --De veras, me doy cuenta de que Dios no hace distinción de personas, sino que en toda nación le es acepto el que le teme y obra justicia. Hechos 10:34-35
.
Hijitos, nadie os engañe. El que practica justicia es justo, como él es justo. 1 Juan 3:7.
¿No sabéis que cuando os ofrecéis a alguien para obedecerle como esclavos, sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado para muerte o de la obediencia para justicia? Rom 6:16
Note que la obediencia lleva a la justicia. Primero usted tiene que ser obediente; con el tiempo, ser obediente resulta en justicia.

¿Qué es el hombre para considerarse limpio?

Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7.
Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y purificad vuestros corazones, vosotros de doble ánimo. Santiago 4:8.
Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Cor 7:1.

¡También note! Elifaz es el que está hablando, no Job, a quien Dios ha llamado recto y perfecto dos veces; y Elifaz está criticando a Job severamente. Pero fue Elifaz quien causó el enojo de Dios; como Dios dice en Job 42:7, "Mi ira se ha encendido contra ti y tus dos compañeros, porque no habéis hablado lo recto acerca de mí, como mi siervo Job."

3 Lo que los sabios nos han revelado sin encubrir nada de lo de sus padres. Sólo a ellos les fue dada la tierra, y ningún extraño [espiritual] pasó por en medio de ellos. Ahora, la única vez que la tierra le fue dada sólo a los sabios, sin que ningún "extranjero" se metiera o pasara entre ellos, fue inmediatamente después del diluvio. Todos los hombres impíos de la tierra habían sido destruídos por el diluvio, de manera que no había nadie que fuera diferente; ningún hombre que predicara una filosofía diferente, una opinión diferente, o que dudara al Dios que había destruído recientemente a todos los hombres malignos. Los caminos de Dios serían muy, muy importantes para un grupo así de sobrevivientes. Tomó varias generaciones para que el temor de Dios fuera olvidado. Esta es la razón por la cual hay tanto conocimiento de Dios en estos hombres.

4 A pesar del error de los amigos de Job al asumir que Dios nunca afligiría a un hombre recto, ellos muestras más entendimiento de los caminos de Dios que todos los cristianos, que son totalmente ignorantes de la luz de Cristo versus la oscuridad de los hombres. La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. Juan 1:4-5. La oscuridad de los cristianos no ha vencido a la luz; ninguno de los impíos entenderá. Examine a continuación el entendimiento de Elifaz comparado con las escrituras del Nuevo Testamento:

Elifaz dijo: No escapará de las tinieblas;

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Él era en el principio con Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de él, y sin él no fue hecho nada de lo que ha sido hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:1-4.

Y ésta es la condenación: que la luz ha venido al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras era. Juan 3:19.

Pero los hijos del reino [herederos judíos] serán echados a las tinieblas de afuera. Allí habrá llanto y crujir de dientes. Mat 8:12
Entonces el rey dijo a los que servían: "Atadle los pies y las manos y echadle en las tinieblas de afuera." Allí habrá llanto y crujir de dientes; Mat 22:13
Al siervo inútil echadlo en las tinieblas de afuera." Allí habrá llanto y crujir de dientes. Mat 25:30

Elifaz dijo: La llama secará sus ramas.

Todo árbol que no lleva buen fruto es cortado y echado en el fuego. Mat 7:19
Si alguien no permanece en mí, es echado fuera como rama, y se seca. Y las recogen y las echan en el fuego, y son quemadas. Juan 15:6
El hacha ya está puesta a la raíz de los árboles. Por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego. Mat 3:9-11

Elifaz dijo: y por el soplo de su boca [de Dios] desaparecerá.

Y entonces será manifestado aquel inicuo [el hombre de pecado dentro de ustedes], a quien el Señor Jesús matará con el soplo de su boca y destruirá con el resplandor de su venida. 2 Tes 2:8.

5 Elifaz dijo: Porque la compañía de los impíos es estéril. Una compañía de impíos es un pueblo que habla acerca de Dios y continúa pecando — ellos profesan religión, pero continúan pecando. Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí. Mar 7:6-7, Isa 29:13. Al parecer los hombres sabios de esa época habían visto el futuro de las congregaciones de impíos; cuando el hombre encuentra a Dios, para morar en su presencia continuamente, el Señor le muestra al hombre algunos eventos del futuro. Después, los judíos fueron engañados muchas veces y tuvieron muchas congregaciones de impíos. Y después de eso, los cristianos fueron confundidos por hombres perversos que predicaban una salvación falsa, lo cual resultó en congregaciones de impíos que estaban por todas partes.

Elifaz dijo: el fuego consumirá las moradas [los cuerpos son moradas espirituales o tabernáculos] del soborno. El fuego consumirá las casas espirituales [sus cuerpos] de aquellos que todavía están pecando cuando mueren.

La obra de cada uno será evidente, pues el día [del Señor] la dejará manifiesta. Porque por el fuego será revelada;
y a la obra de cada uno, sea la que sea, el fuego la probará.
Si permanece la obra que alguien ha edificado sobre el fundamento, él recibirá recompensa.
Si la obra de alguien es quemada, él sufrirá pérdida; aunque él mismo será salvo, pero apenas, como por fuego. 1 Cor 3:13-15
.

Y esto digo, hermanos, que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción heredar la incorrupción. 1 Cor 15:50.

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo