La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Job 2

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 Aconteció cierto día que vinieron los hijos de Dios [ángeles] para presentarse ante Jehovah, y entre ellos vino también Satanás, para presentarse ante Jehovah.

 2 Jehovah preguntó a Satanás: --¿De dónde vienes? Y Satanás respondió a Jehovah: --De recorrer la tierra y de andar por ella.

 3 Jehovah preguntó a Satanás: --¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra: un hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado [que aborrece y se aleja] del mal; y que todavía se aferra a su integridad a pesar de que tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin motivo?

 4 Y Satanás respondió a Jehovah diciendo: --¡Piel por piel! Todo lo que el hombre tiene lo dará por su vida.

 5 Pero extiende, pues, tu mano y toca sus huesos y su carne, y verás si no te maldice en tu misma cara.

 6 Y Jehovah respondió a Satanás: --He aquí, él está en tu poder; pero respeta su vida.

 7 Entonces Satanás salió de la presencia de Jehovah e hirió a Job con unas llagas malignas, desde la planta de sus pies hasta su coronilla.1

 8 Tomaba un pedazo de tiesto para rascarse con él, y estaba sentado en medio de las cenizas.

 9 Entonces su mujer le dijo: --¿Todavía te aferras a tu integridad? ¡Maldice a Dios, y muérete!

 10 Pero él le respondió: --¡Has hablado como hablaría cualquiera de las mujeres insensatas! Recibimos el bien de parte de Dios, ¿y no recibiremos también el mal? En todo esto Job no pecó con sus labios.

 11 Entonces tres amigos de Job--Elifaz el temanita, Bildad el sujita y Zofar el namatita-- se enteraron de todo el mal que le había sobrevenido y vinieron, cada uno de su lugar. Convinieron juntos en ir a él para expresarle su condolencia y para consolarle.

 12 Y cuando alzaron los ojos desde lejos y no le pudieron reconocer, alzaron su voz y lloraron. Cada uno rasgó su manto, y esparcieron polvo hacia el cielo, sobre sus cabezas.

 13 Luego se sentaron en tierra con él por siete días y siete noches. Y ninguno de ellos le decía una sola palabra, porque veían que el dolor era muy grande.2


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Entonces Satanás salió de la presencia de Jehovah e hirió a Job con unas llagas malignas, desde la planta de sus pies hasta su coronilla. Usted todavía puede estar preguntándose: ¿Por qué Dios le hace esto a un hombre perfecto? Job es el ejemplo creado intencionalmente para todos los que buscan a Dios; todos los que buscan a Dios deben pasar por sufrimientos sobrenaturales para acabar con el pecado. A menos que el hombre haya acabado con el pecado, no puede ser un hombre de Dios. Usted no puede servir a Dios y el pecado; ¿No sabéis que cuando os ofrecéis a alguien para obedecerle como esclavos, sois esclavos del que obedecéis; ya sea del pecado para muerte o de la obediencia para justicia? Rom 6:16.

Puesto que Cristo ha padecido en la carne, armaos también vosotros con la misma actitud. Porque el que ha padecido en la carne ha roto con el pecado, para vivir el tiempo que le queda en la carne, no en las pasiones de los hombres, sino en la voluntad de Dios. 1 Ped 4:1-2.

Pues para esto fuisteis llamados, porque también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas. 1 Ped 2:21.

De modo que el hombre primero debe ser quebrantado por Dios, antes de que sea honrado. El sólo cuando la persona es asediada por un enemigo sobrenatural, enviado por Dios, y es impotente para luchar contra él, que la persona descubre lo fácilmente que se resiente, se enoja, es impaciente, dudoso [pierde la fe], y profano. Bajo la presión de los adversarios, el hombre descubre el animal bajo, egoísta y airado que realmente es. Es un proceso humillante y necesario. Es un sufrimiento necesario. El hombre debe ver por un buen tiempo lo bajo que es, lo egoísta que es, lo profano que es, lo malvado eu es — y él debe aprender esto para que nunca lo olvide. El hombre debe ser humillado, y es imposible que el hombre se humille voluntariamente; cualquier intento voluntario para humillar el yo sólo aumenta el orgullo del hombre. Sólo la mano de Dios puede humillar verdaderamente al hombre. Su única esperanza tiene que reposar en la misericordia de Dios; no puede haber ningún otro escape. Su único objetivo debe ser deshacerse de su yo egoísta, maldiciente, profano, y resentido; entonces cuando finalmente es quitado, él odia tanto el mal, que nunca consideraría volver a su comportamiento egoísta otra vez. El hombre debe ser quebrantado por Dios: Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado. Al corazón contrito4 y humillado no desprecias tú, oh Dios. Sal 51:17; y entonces es aceptado por él: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos." Lucas 4:18, Isa 61:1.

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, que es vuestro culto racional. Rom 12:1.

2 Que tres hombres se sienten por siete días y noches sin decir ni una sola palabra, es una indicación de lo diferente que era la gente de esa época. Yo no me puedo imaginar estar sentado por siete días y noches sin hablar. En nuestra sociedad es normal dejar nuestras lenguas al azar todo el tiempo. Pero esto es totalmente contrario a las enseñanzas de Dios:

Pero yo os digo que en el día del juicio los hombres darán cuenta de toda palabra ociosa que hablen. Mat 12:36.

Considerad también los barcos: Aunque son tan grandes y son llevados por impetuosos vientos, son dirigidos con un timón muy pequeño a dondequiera, según el antojo del que los conduce.
Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. ¡Mirad cómo un fuego tan pequeño incendia un bosque tan grande!
Y la lengua es un fuego; es un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y es la que contamina el cuerpo entero. Prende fuego al curso de nuestra vida, y es inflamada por el infierno.
Pues fieras y aves, reptiles y criaturas marinas de toda clase pueden ser domadas, y han sido domadas por el ser humano.
Pero ningún hombre puede domar su lengua; porque es un mal incontrolable, llena de veneno mortal. Santiago 3:4-8
. (Sólo la gracia de Dios puede domar la lengua de Dios.)

Si alguien parece ser religioso y no refrena su lengua, sino que engaña a su corazón [pensando que son religiosos], la religión del tal es vana. Santiago 1:26

Cuando calla, hasta el insensato es tenido por sabio; y el que cierra sus labios, por inteligente. Prov 17:28

El necio da rienda suelta a toda su ira, pero el sabio conteniéndose la apacigua. Prov 29:11.

En las muchas palabras no falta pecado, pero el que refrena sus labios es prudente. Prov 10:19

La muerte y la vida están en el poder de la lengua, y los que gustan usarla comerán de su fruto. Prov 18:21.

Pero yo os digo que en el día del juicio los hombres darán cuenta de toda palabra ociosa que hablen.
Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mat 12:36-37
.

Porque todos ofendemos en muchas cosas. Si alguno no ofende en palabra, éste es hombre cabal, Santiago 3:2.
Por lo tanto si usted va a ser condenado por hablar palabras ociosas, y si usted no puede controlar sus palabras hasta que sea perfecto, entonces la perfección obviamente es necesaria para ser justificado..

_______________________________________

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo